¿Cuáles son los tratamientos no quirúrgicos y quirúrgicos para la patología del manguito rotador?

Escrito por: Dr. Víctor Manuel Bárcena Tricio
Publicado:
Editado por: Lucía Ramírez Vilanova

La patología del manguito rotador se refiere a un conjunto de afecciones que afectan los tendones y músculos que estabilizan y permiten el movimiento del hombro. El manguito rotador está compuesto por cinco músculos y sus tendones: supraespinoso, infraespinoso, redondo menor, bíceps y subescapular. Estas estructuras son esenciales para realizar movimientos como levantar y rotar el brazo.
 

Las lesiones más comunes incluyen la tendinitis (inflamación de los tendones), las bursitis (inflamación de la bursa, una estructura que reduce la fricción entre tendones y huesos) y los desgarros, que pueden variar desde microdesgarros hasta roturas completas del tendón. Estas afecciones suelen presentarse con dolor, debilidad y disminución de la movilidad del hombro.
 

Las lesiones más comunes son la tendinitis, bursitis y desgarros

 

¿Cómo afecta la edad y el estilo de vida en el riesgo de desarrollar patología del manguito rotador?

A medida que envejecemos, los tendones del manguito rotador se desgastan y degeneran, lo que aumenta la probabilidad a las lesiones. Este desgaste natural puede comenzar a notarse a partir de los 40 años y es más común en personas mayores de 60 años.
 

El estilo de vida también juega un papel crucial. Por ejemplo, las actividades que implican movimientos repetitivos del brazo por encima de la cabeza, como el levantamiento de pesas, padel o el tenis, pueden incrementar el riesgo de lesiones. Asimismo, trabajos que requieren levantar objetos pesados o mantener los brazos en posiciones elevadas durante largos períodos pueden contribuir al mayor desgaste del manguito rotador.

 

¿Qué tratamientos están disponibles para la patología del manguito rotador?

El tratamiento para la patología del manguito rotador varía según la severidad de la lesión y las necesidades específicas del paciente. Las opciones de tratamiento incluyen:
 

  1. Tratamientos no quirúrgicos
  • Reposo: evitar actividades que exacerban el dolor.
  • Fisioterapia: ejercicios para mejorar la flexibilidad y fortalecer los músculos del hombro.
  • Medicamentos antiinflamatorios: reducir el dolor y la inflamación.
  • Infiltraciones de corticoides: alivio del dolor y tratamiento de la inflamación severa.
     
  1. Tratamientos quirúrgicos
  • Cirugía artroscópica: utilizada para reparar desgarros del tendón, retirada de calcificaciones o tratar la bursitis. Este procedimiento es mucho menos invasivo y tiene un tiempo de recuperación más rápido en comparación con la cirugía abierta.
  • Cirugía abierta: en casos severos, se puede necesitar una cirugía más agresiva como es una cirugía protésica del hombro.

 

¿Cuándo se recomienda la cirugía artroscópica para una lesión del manguito rotador?

El especialista en Traumatología recomienda la cirugía artroscópica en los siguientes casos:
 

  • Lesiones del manguito rotador que no mejoran con tratamientos no quirúrgicos después de 3 a 6 meses con adecuados tratamientos previos.
  • Desgarros grandes o complejos del tendón.
  • Pacientes activos o atletas que requieren una rápida recuperación de la funcionalidad del hombro.
  • Dolor persistente que afecta la calidad de vida y la capacidad para realizar actividades diarias.

 

¿Cuál es el proceso de recuperación después de una cirugía del manguito rotador?

La recuperación después de una cirugía del manguito rotador varía según la gravedad de la lesión y el tipo de cirugía realizada. Generalmente, el proceso de recuperación incluye:
 

  1. Inmovilización inicial: el brazo puede estar en un cabestrillo durante las primeras semanas para proteger el tendón reparado.
  2. Fisioterapia: comienza con ejercicios suaves de movilidad y progresa a ejercicios de fortalecimiento. la fisioterapia es crucial para recuperar la función completa del hombro.
  3. Control del dolor: uso de medicamentos para manejar el dolor postoperatorio.
  4. Rehabilitación gradual: incremento progresivo de la actividad física y ejercicios específicos bajo supervisión médica.
     

La recuperación completa puede tardar de 3 a 6 meses. La adherencia a las recomendaciones médicas y de Fisioterapia es esencial para una recuperación exitosa y para minimizar el riesgo de recurrencia de la lesión.

Por Dr. Víctor Manuel Bárcena Tricio
Traumatología

El Dr. Víctor Manuel Bárcena Tricio es médico traumatólogo en el Hospital de Burgos,  especialista en Cirugía Ortopédica con enfoque especial en la Medicina Deportiva y en tratamientos de rodilla, hombro y patologías tumorales.

Su formación está basada en la cirugía artroscópica de las articulaciones de rodilla y hombro y en tratamientos como la cirugía ligamentosa de rodilla, menisco, la inestabilidad glenohumeral o la patología del manguito rotador. También tiene formación específica en patología protésica de rodilla y cadera.

Actualmente, ejerce su labor asistencia también en el tratamiento y diagnóstico de la patología tumoral ósea y de las partes blandas

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


  • Tratamientos relacionados
  • Plasma rico en plaquetas
    Ozonoterapia
    Parálisis facial
    Dolor neuropático
    Codo
    Epicondilitis (codo de tenista)
    Dolor de codo
    Compresión nerviosa codo
    Compresión nerviosa mediano
    Compresión nerviosa radial
    Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.