¿Cuáles son las alergias relacionadas con el trabajo?

Escrito por: Dra. Elena María Reina Ariza
Publicado: | Actualizado: 09/11/2018
Editado por: Top Doctors®

La relación entre la exposición laboral a ciertas sustancias y el desarrollo de patología ha sido estudiada desde la antigüedad. En la actualidad, debido a la introducción de un elevado número de sustancias químicas en la industria, están apareciendo nuevas "sensibilizaciones" a multitud de productos.

Los procesos alérgicos son patologías frecuentes en el ámbito laboral como consecuencia tanto de las condiciones del lugar de trabajo, como de las sustancias empleadas en los procesos productivos, junto con las condiciones individuales del trabajador.

Según la legislación laboral española, la patología alérgica ocupacional engloba todas aquellas enfermedades de mecanismo inmunológico que tienen su origen a consecuencia del trabajo efectuado por cuenta ajena.

La vigilancia realizada por los expertos en Alergología y Medicina del Trabajo pretende detectar, por una parte, los factores de riesgo de patologías alérgicas y establecer las medidas preventivas y correctoras pertinentes. También se pretende detectar al trabajador de riesgo que, por sus especiales condiciones, pudiera ser susceptible de desarrollar estas patologías.

 

Patologías y alergias relacionadas con el trabajo

  • Asma ocupacional

Hay dos formas de asma ocupacional: asma alérgica caracterizada por un periodo de latencia, y asma inducido por irritantes, caracterizado por la rápida aparición de asma tras una exposición única o múltiple a altas concentraciones de compuestos irritativos. Según su mecanismo patogénico, se distinguen dos entidades de asma ocupacional por hipersensibilidad (o inmunológico):

  1. Asma ocupacional inmunológica causada por sustancias de alto peso molecular, dónde interviene un mecanismo inmunológico mediado por el anticuerpo IgE.
  2. Asma ocupacional inmunológica causada por sustancias de bajo peso molecular, sin intervenir en general un mecanismo IgE mediado, sino posiblemente un mecanismo de hipersensibilidad de tipo celular o tardío.

Las neumonitis por hipersensibilidad (NH) o alveolitis alérgicas extrínsecas (AAE) constituyen un grupo de enfermedades inflamatorias del pulmón que afectan a las vías respiratorias más periféricas. Estas patologías son inducidas inmunológicamente tras la inhalación repetida de partículas orgánicas o compuestos químicos de bajo peso molecular.

  • Rinitis alérgica ocupacional

La rinitis ocupacional (RO) es una enfermedad profesional con una importancia creciente, que ha sido menos estudiada que otros tipos de rinitis. Un aspecto especialmente importante es que la identificación precisa y temprana de esta rinitis no sólo tiene interés per se, además constituye un importante paso y puede ser muy útil en el diagnóstico precoz y la prevención del asma ocupacional (AO).

Los síntomas de rinitis relacionada con la exposición laboral se deben a reacciones inmunológicas que pueden ser de tipo humoral o celular. Esta entidad se caracteriza por el desarrollo de una reacción alérgica a una sustancia laboral concreta tras un periodo de latencia que es necesario para el desarrollo de la sensibilización inmunológica.

Los síntomas ocurren con la exposición a concentraciones bajas de dicha sustancia. En la rinitis el papel causal de los agentes ocupacionales puede documentarse mediante una prueba de provocación nasal específica (PNE). En caso de ser positiva, mostrará una reducción de la permeabilidad nasal y un aumento de las secreciones y/o de la inflamación nasal.

  • Dermatosis profesional

Las dermatosis profesionales (DP) se clasifican según el agente que las puede provocar, obteniendo las siguientes:

  1. Mecánicas
  2. Físicas
  3. Químicas
  4. Vegetales
  5. Biológicas
  6. Otras

Dentro de las dermatosis alérgicas ocupacionales podemos destacar el eccema alérgico de contacto profesional (EACP) o dermatitis de contacto alérgica (DCA), la dermatitis y urticaria proteínica de contacto, la urticaria de contacto y las dermatosis alérgicas aerotransportadas. Fuera de las dermatosis de causa IgE mediada, se encuentra la dermatitis de contacto irritativa (DCI) de presentación muy frecuente.

Las afecciones dermatológicas representan una elevada proporción de las enfermedades ocupacionales, suponiendo aproximadamente el 20% de todas ellas. Su frecuencia suele ser similar a las enfermedades mentales y superadas solamente por la patología de origen músculo-esquelético y articular. Aproximadamente el 95% de las dermatosis de origen laboral corresponden a dermatitis de contacto con confirmación mediante pruebas epicutáneas.

Las lesiones pueden aparecer en cualquier localización cutánea. En la dermatitis de contacto alérgica, el dorso de las manos se lesiona con mayor frecuencia, algo que la diferencia de la dematitis de contacto irritativa. Ésta afecta tanto al dorso como a las palmas de las manos. La diferencia entre ambas vendrá determinada por la demostración de una reacción inmunitaria retardada, con la realización de pruebas epicutáneas.

Los factores de riesgo laboral están en función de los agentes a los que esté expuesto el trabajador. Las sustancias que con mayor frecuencia causan dermatosis laborales pueden englobarse en: disolventes, plantas, metales, plásticos, resinas sintéticas, gomas, pinturas, barnices y lacas, plaguicidas y otros productos agrícolas y agentes infecciosos.

  • Alergia ocular

Finalmente, y como localización menos frecuente pero de gran trascendencia laboral, la atención recae en el ojo. Este órgano se encuentra expuesto a diversos agentes ambientales, y específicamente su capa externa, el tejido inmunológicamente activo y lugar de desarrollo más frecuente de respuestas alérgicas. Se destacan entre las enfermedades alérgicas oculares:

  1. Conjuntivitis alérgica aguda
  2. Queratoconjuntivitis atópica
  3. Queratoconjuntivitis vernal
  4. Conjuntivitis papilar gigante
  5. Dermatoconjuntivitis de contacto

La conjuntivitis puede experimentarse en formas leves, ocasionando síntomas molestos pero que no amenazan a la visión, o graves, como la queratoconjuntivitis vernal y atópica, que pueden complicarse y provocar ceguera si afectan a la córnea.

 

Obligaciones del trabajador y del empresario

La vigilancia realizada por los expertos en Alergología y Medicina del Trabajo pretende detectar, por una parte, los factores de riesgo de patologías alérgicas y establecer las medidas preventivas y correctoras pertinentes. También se pretende detectar al trabajador de riesgo que, por sus especiales condiciones, pudiera ser susceptible de desarrollar estas patologías.

Las medidas recomendadas en enfermedades alérgicas de origen laboral incluyen la evaluación de la calidad del aire y las condiciones medioambientales. Esta labor atañe de forma específica a la higiene industrial como especialidad técnica incluida en el servicio de prevención, con la debida colaboración de la medicina del trabajo.

Es obligación del empresario establecer los medios necesarios para vigilar la salud de los trabajadores y las medidas de protección necesarias. La evaluación de la salud se hará según protocolos específicos en base a la historia clínica y a las pruebas complementarias necesarias.

Es obligación del empleado informar al médico del trabajo para cooperar con el empresario en la vigilancia de su salud, de cualquier antecedente o patología susceptible de generar en este caso reacciones alérgicas o patologías irritativas. La ocultación de esta información supondría un incumplimiento laboral. Sería distinta la alergia aparecida con posterioridad a la contratación. En este caso, el empresario realizará una adecuación del puesto de trabajo en función de lo estipulado en dicha ley.

Por Dra. Elena María Reina Ariza
Alergología

La Dra. Reina Ariza lleva más de 10 años dedicada a la medicina, especializada en Alergología y en Medicina del Trabajo. Dentro de su primera especialidad, la doctora trata patologías como la rinitis, la dermatitis atópica y el asma, las alergias a medicamentos y a alimentos. Además, ha podido relacionar sus dos especialidades dedicándose a las patologías alérgicas relacionadas con el trabajo. La doctora es una profesional completa, bien formada en su ámbito y capaz de hablar diversos idiomas, lo que la aproxima a pacientes internacionales. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes