Corregir la posición de la mandíbula con cirugía ortognática

Escrito por: Dr. Ramón Buenechea Imaz
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

 

¿Qué es la cirugía ortognática y cómo se realiza?

La cirugía ortognática es un conjunto de técnicas quirúrgicas que permiten corregir la posición de los maxilares, corregir su tamaño tanto en anchura como en verticalidad, corregir la simetría y la falta de armonía de los maxilares y de la cara. Son técnicas que se realizan por vía intraoral, es decir, por dentro de boca, no hay cicatrices externas. Tenemos que utilizar técnicas que permiten cortar el hueso para recolocarlo en su dimensión y en su posición ideal y lo que intentamos es restablecer la armonía de la cara, la armonía, la simetría y el buen funcionamiento de los maxilares para que nuestros pacientes no solamente puedan comer bien, si no que además tengan un aspecto proporcionado y que tengan una muy buena relación social, laboral y que se reincorporen a una vida plena y completa.

Lo que hacemos es que ingresamos a nuestros pacientes bajo anestesia general, producimos una situación en la que podemos trasladar al quirófano aquello que hemos preparado previamente en un ordenador, es decir hacemos una planificación digitalizada tridimensional para poder saber exactamente en qué lugar va a quedar cada uno de los maxilares, qué dimensión va a tener, qué inclinación va a tener, si hay que rotarlo, hay que corregir inclinaciones y otros movimientos. Esto se prepara, como hemos dicho, previo a la cirugía con la cirugía tridimensional digital, con esto preparamos unas férulas quirúrgicas, esas férulas nos permiten en quirófano llevar los maxilares exactamente al lugar que hemos planificado, y una vez hemos cortado el maxilar superior y el inferior esas férulas nos permitirán fijar los maxilares exactamente en la posición planificada, nos da más seguridad, nos acorta el tiempo quirúrgico y nos da una fiabilidad y una precisión que antes no teníamos.

La cirugía ortognática permite corregir los problemas de mandíbula y devolver la simetría al rostro - Top Doctors
La cirugía ortognática permite corregir los problemas de mandíbula y devolver la simetría al rostro

¿Cómo saber si necesito cirugía ortognática?

La mayoría de nuestros pacientes acuden al especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial porque no consiguen cerrar bien la boca. No es un problema de la posición de los dientes exclusivamente si no que el maxilar superior o el maxilar inferior o mandíbula no están bien colocados y no están proporcionados y no están en un encaje que permitan masticar bien, es así en la mayoría de las ocasiones. En otras ocasiones acuden a nosotros porque, además de este problema de masticación, no tienen un aspecto facial que les agrade no se gustan, no están satisfechos con su aspecto. Bien porque tienen una desviación, una asimetría o bien porque tienen incluso un problema de dicción, no hablan bien, no tragan bien o incluso no respiren bien o tengan apneas del sueño. Por todos esos motivos realmente la cirugía ortognática está indicada y nos permite solucionar la mayoría de estas situaciones con satisfacción.

 

¿Para qué sirve la cirugía ortognática?

La cirugía ortognática sirve para solucionar la mayor parte de los problemas que hemos comentado anteriormente: problemas de función masticatoria, problemas de deglución, problemas respiratorios por escaso espacio aéreo que se puede mejorar tanto ensanchando el paladar como adelantándolo; como adelantando la mandíbula y así corregir problemas de apnea del sueño. Pero también solucionamos problemas estéticos importantes. Devolver la armonía al rostro facial, devolver la simetría es importante, corregir incluso la proyección del mentón, la nariz que puede ser mejorada y corregida en el mismo momento. Todo ello da una satisfacción al paciente y le da una mejor función.

 

¿En qué consiste el post-operatorio?

El post-operatorio no es doloroso pese que lo pueda parecer, hay otras cirugías bastante más dolorosas. El dolor no es un problema, si bien es cierto que es una cirugía que da bastante inflamación, incluso hematomas en algunos casos y esto hace que sea un tanto aparatoso. Los primeros días el paciente entre que siente las zonas que quedan ligeramente con menos sensibilidad y una cierta obstrucción de las vías nasales puede resultarle agobiante, aunque una vez superado esto, no es un post-operatorio duro. El ingreso solo dura veinticuatro horas, al día siguiente de la cirugía los pacientes marchan para casa y ello es importante tanto para su recuperación física como psicológica. Quedan todos con boca abierta, no tenemos que hacer bloqueos de los maxilares, por lo tanto empiezan ya a comer, a hablar a movilizarlo todo y de esta manera de rehabilita mucho más rápido. Sí que es cierto que no permitimos que mastiquen durante las primeras semanas, tan solo alimentos muy blandos o triturados pero este tampoco es un factor de incomodidad en exceso.

Por Dr. Ramón Buenechea Imaz
Cirugía Oral y Maxilofacial

El Dr. Buenechea es un reputado especialista en Cirugía maxilofacial. Cuenta con más de 20 años de experiencia en la profesión y una amplia formación. Combina su labor asistencial con la docencia, siendo asociado de Cirugía Bucal en la Universidad de Barcelona. Es un experto en cirugía de los dientes incluidos, ortognática y preprotésica, además de la cirugía de las glándulas salivales. Actualmente ejerce en Zimax Médica y en diversos centros de prestigio en Barcelona.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes