Consejos ante la epilepsia | Top Doctors

Consejos y explicación de la epilepsia

Escrito por: Dr. Hari Bhathal Guede
Publicado: | Actualizado: 14/08/2018
Editado por: Top Doctors®

El Dr. Bhathal es un reconocido especialista en Neurología y Neurología infantil de Barcelona, con amplia experiencia en la prevención y tratamiento de la epilepsia. Entre su exhaustiva formación destacan diversos estudios de especialización en distintas áreas de la Neurología, así como un Fellow sobre Epilepsia en el Montréal Neurological Institute (Canadá).

 

¿Por qué se produce la epilepsia?

La epilepsia es una enfermedad del cerebro, que afecta concretamente su sustancia gris (donde se agrupan las neuronas). Su manifestación principal es producir crisis epilépticas de manera repetitiva hasta que se aplica un tratamiento, por lo general en pastillas.

 

La epilepsia causa crisis porque afecta una determinada red de neuronas. Estas tienen un funcionamiento electroquímico alterado que hace que sean hiperexcitables, y cuando se sincronizan (disparan todas a la vez), producen la crisis.

La manifestación de la crisis depende de la zona cerebral afectada y existen muchos tipos.
 

 

¿Todos somos susceptibles de padecer epilepsia?

Cualquier causa o lesión que afecte el cerebro, puede producir epilepsia.

 

Existen muchas causas que afectan al cerebro y producen epilepsia, pero en casi la mitad, no se detecta una lesión evidente. El resto suelen ser lesiones por traumatismos, ictus, malformaciones, tumores, daño perinatal, infecciones, y causas genéticas.

 

Es una enfermedad relativamente frecuente, pero que en la mayoría de los pacientes se controla totalmente con medicación. Así pueden llevar una vida normal.

 

¿Existe un componente genético en la epilepsia?

Efectivamente, se sospecha que una pequeña proporción tiene causa genética. La mayoría de enfermedades genéticas que producen epilepsia no generan una lesión cerebral evidente, pero otras sí (por ejemplo la esclerosis tuberosa, o ciertas displasias corticales). A menudo se acompañan con otros síntomas neurológicos, y de otros órganos. Tenemos identificados las alteraciones genéticas de muchas de estas epilepsias, así las podemos diagnosticar correctamente con análisis específicos de sangre.

 

¿Cómo sabemos que estamos teniendo un ataque epiléptico?

La manifestación de la crisis depende de la zona cerebral afectada y existen muchos tipos, pero podemos afirmar que lo principal es la alteración de la consciencia y los movimientos involuntarios del cuerpo.

 

El tipo más reconocible es la crisis convulsiva: pérdida de consciencia, caída al suelo con convulsiones, frecuentemente acompañado de hipersalivación, mordedura de lengua y relajación de esfínteres. Probablemente el tipo más frecuente es la crisis focal, dónde existe alteración de consciencia (desconexión, o ausencia), sin caída ni pérdida de tono corporal, frecuentemente acompañado de sutiles movimientos (temblor, parpadeo) o comportamiento extraño.

 

¿Cómo reaccionar ante un ataque epiléptico?

Primeros auxilios en caso de crisis convulsiva.

 

1- Conservar la calma, ya que una actuación precipitada puede ser peligrosa.

 

2- Tratar de que la persona no se lesione durante la crisis epiléptica, quitando objetos peligrosos de alrededor (aristas de muebles, objetos punzantes, etc) y colocar algo blando bajo su cabeza, para evitar que se golpee contra el suelo.

 

3- Aflojar ropas alrededor del cuello, (corbatas, camisa, etc.).

 

4- Postura de seguridad: se debe colocar de lado con cuidado, para facilitar la respiración, y evitar que se atragante.

 

5- Observar la duración de la crisis epiléptica.

 

En la gran mayoría de las ocasiones este tipo de crisis epilépticas finaliza en dos o tres minutos, tras lo cual la persona se recupera gradualmente.

 

Se debe esperar al lado de la persona hasta que la crisis epiléptica termine. Dejar que descanse hasta que se recupere y comprobar que vuelve poco a poco a la situación normal.

 

Lo que no se debe hacer ante un ataque epiléptico:

1- No se debe tratar de inmovilizar a la persona por la fuerza durante la crisis epiléptica.

 

2- No se debe introducir ningún objeto en la boca con el afán de que la lengua no vaya hacia atrás, dado que puede ser peligroso si traga este objeto y se queda alojado en las vías respiratorias, además de las posibles lesiones orales y dentales, al intentar introducirlo a la fuerza.

 

3- Nunca se debe dar agua, alimentos o pastillas por la boca durante la crisis epiléptica o poco después puesto que un posible vómito con el conocimiento alterado puede ser muy peligroso. Así mismo, una vez finalizada la crisis epiléptica no es útil la administración de medicación sedante.

Por Dr. Hari Bhathal Guede
Neurología

El Dr. Bhathal es un reconocido especialista en Neurología y Neurología infantil, com amplia experiencia en la prevención y tratamiento de la epilepsia. Entre su exhaustiva formación destacan diversos estudios de especialización en distintas áreas de la Neurología, así como un Fellow sobre Epilepsia en el Montréal Neurological Institute (Canadá). A lo largo de su excelente trayectoria profesional  el Dr. Bhathal ha ocupado puestos de responsabilidad en prestigiosos centros médicos y hospitalarios. Actualmente forma parte de la Unidad de Epilepsia de Neurocenter Barcelona en el Centro Médico Teknon. Además, el Dr. Bhathal ha participado en numerosos congresos y conferencias sobre epilepsia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.