Conoce las ventajas de la cirugía robótica en Urología

Escrito por: Dr. Ignacio Moncada Iribarren
Publicado: | Actualizado: 20/04/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

 

¿En qué consiste la cirugía robótica en Urología?

La cirugía robótica no es más que la aplicación de una herramienta, que es un robot, un aparato que nos permite hacer la cirugía de una manera más precisa. El robot se llama da Vinci y a lo que nos ayuda es a hacer una cirugía muy poco invasiva y sin embargo con una gran precisión, nos permite utilizar pinzas, tijeras, de 8 mm dentro de la cavidad del abdomen del paciente y poder quitar la patología que tenemos que quitar, los tumores si es de próstata, o de riñón, y preservar lo que tenemos que preservar y por tanto, que no afecte a la función del órgano que hemos operado. Por ejemplo, que no haya incontinencia o que no haya problemas de erección.

 

El robot da Vinci ayuda a hacer una cirugía muy poco invasiva y con una gran precisión

 

¿En qué operaciones se utiliza?

La cirugía robótica en Urología la utilizamos en cualquier intervención que se necesite entrar en la cavidad abdominal. Por ejemplo, lo utilizamos mucho para el cáncer de próstata, es quizá la indicación más común, la más frecuente. Pero también lo utilizamos para la nefrectomía. La nefrectomía sobre todo parcial, cuando tenemos que quitar una parte del riñón, una parte del riñón que tiene un tumor. También la utilizamos cuando hay que quitar la vejiga, y reconstruir una nueva vejiga con intestino. Eso que realmente a través de laparoscopia es prácticamente imposible de hacer, con la cirugía robótica podemos hacerlo. Por lo tanto tiene muchas aplicaciones en urología, pero como digo, la más frecuente es la operación de cáncer de próstata, la prostatectomía radical, porque permite, haciendo una cirugía muy precisa, que los pacientes no tengan las consecuencias que a menudo ocurren después de la prostatectomía radical, que son fundamentalmente la incontinencia, que tiene un grave impacto sobre la calidad de vida de los hombres, y la disfunción eréctil que también es un problema común y que afecta también a la calidad de vida de los hombres y de sus parejas, de sus familias.

 

¿Qué ventajas tiene respecto a otras técnicas?

La cirugía robótica tiene muchas ventajas. Fundamentalmente lo que hacemos es hacer una cirugía muy poco invasiva, es decir, a través de pequeñas incisiones que permiten colocar dentro trócares, nos permite hacer una cirugía muy precisa. Fundamentalmente, la cirugía robótica nos da la capacidad de ver en 3 dimensiones, tener una ampliación de la imagen, por lo tanto es como si tuviéramos los ojos cerquísima de donde está el problema que tenemos que operar. Nos permite tener una enorme movilidad de tijeras y pinzas, y por lo tanto nos permite que podamos hacer una cirugía muy precisa. En definitiva, hay una serie de ventajas técnicas, una serie de ventajas que esta herramienta, la robótica, nos ayuda a hacer una cirugía en la que tengamos mejores resultados fundamentalmente.

 

La robótica nos ayuda a hacer una cirugía en la que tengamos mejores resultados

 

¿Cuál es su tratamiento y seguimiento?

La incontinencia y la disfunción eréctil son efectivamente las dos complicaciones más comunes que aparecen después de prostatectomía radical, la operación por cáncer de próstata. Realmente es mucho menos frecuente cuando utilizamos la robótica, pero algunas veces también hay este tipo de problemas y podemos encontrar un pequeño porcentaje de hombres que tengan sobre todo disfunción eréctil. Los hombres más mayores, los hombres con una función eréctil preoperatoria peor, aquellos que tienen factores de riesgo cardiovascular como haber fumado o tener el colesterol alto, o la tensión alta, o diabetes, pues tienen más probabilidad de tener problemas de erección después de la cirugía.

 

En esos casos también tenemos soluciones, no solo para la incontinencia, que podemos utilizar mallas de incontinencia muy parecidas de las que se utilizan en las mujeres pero específicamente para los varones. La malla es realmente una cirugía poco invasiva, pero también se pueden colocar esfínteres urinarios artificiales, nosotros tenemos una gran experiencia en esfínter urinario artificial, una cirugía que debe ser hecha por alguien que tenga experiencia en ello porque la posibilidad de complicaciones es alta. La disfunción eréctil se trata inicialmente, como todo el mundo quizá sabe, con medicación, con pastillas, con Viagra, con Cialis, con Levitra, o con otras medicaciones que pueden ser útiles para este problema. En muchos casos no se responde a esa medicación y hay que recurrir, o a inyecciones intracavernosas, el paciente tiene que pincharse en el pene una medicina para tener una erección, o finalmente recurrimos al implante de una prótesis, un tratamiento que también es enormemente efectivo, que los pacientes están muy contentos y que bueno, lógicamente sus parejas también, y con el que tenemos una gran experiencia y es un tratamiento muy eficaz.

Por Dr. Ignacio Moncada Iribarren
Urología

El doctor Moncada es un reconocido experto en Urología y Andrología. Actualmente es Jefe de Servicio de Urología de la Clínica La Zarzuela en Madrid. Es Director del Instituto de Cirugía Robótica de Madrid desde el 2011. Además de haberse formado en centros internacionales en diferentes países como Boston o Londres, también ejerce como profesor asociado de Urología en la Facultad de Medicina de la Universidad Francisco de Victoria de Madrid. Además, el Dr. Moncada ha recibido el prestigioso premio “Brantley Scott Award of Excellence”. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.