¿Cómo se realiza una cirugía de cataratas?

Escrito por: Dr. Oscar Buchacra Castellano
Publicado:
Editado por: Albert González

 

¿Qué es una catarata?

En primer lugar, tenemos una lente dentro de nuestros ojos que se denomina cristalino. La catarata es la pérdida de transparencia (opacificación) del cristalino, lo que conduce a la interferencia en la entrada de luz en el ojo, provocando que las imágenes se perciban más borrosas y menos coloridas. Además, también puede haber deslumbramiento frente a luces focales intensas.

 

El cristalino tiene una cápsula que lo rodea (cápsula anterior y posterior), un núcleo en el centro y una corteza entre el núcleo y la cápsula. La opacidad puede ubicarse en el núcleo del cristalino (cataratas nucleares), en la corteza (cataratas corticales) o debajo de su cápsula (cataratas subcapsulares anteriores y/o posteriores). Es frecuente la combinación de más de un tipo de catarata.

 

La catarata más frecuente del adulto es la relacionada con la edad. Su causa se debe a diversos factores:

  • Genéticos.
  • Bioquímicos.
  • Ambientales.

 

Luego están las cataratas relacionadas con otras enfermedades del organismo como las cataratas metabólicas (diabetes), las cataratas secundarias a enfermedades de los ojos (uveítis, desprendimiento de retina, etc.), las producidas por medicamentos (corticoides), las cataratas secundarias a traumatismos oculares y las cataratas congénitas de los bebés o niños pequeños entre otras.

 

¿Cómo se realiza una cirugía de cataratas?

La técnica quirúrgica utilizada en la actualidad es la facoemulsificación, ya que es una cirugía rápida y segura. Habitualmente se utiliza anestesia tópica (con gotas) y una leve sedación, aunque algunos casos pueden necesitar anestesia local mediante una inyección en los tejidos que rodean al ojo.

 

La cirugía consiste en reemplazar el cristalino opacificado (catarata), por una lente artificial que es implantada en el interior del ojo, en el mismo sitio donde estaba el cristalino original. La facoemulsificación se basa en el uso de ultrasonidos y las etapas son las siguientes:

  • Se realizan unas pequeñas incisiones en la córnea (parte frontal transparente que recubre iris y pupila), las cuales normalmente no requieren puntos de sutura, ya que son autosellantes.
  • Se efectúa una apertura circular en la cápsula anterior del cristalino) luego el contenido del cristalino se fragmenta con ultrasonidos y se aspira manteniendo
  • La totalidad de la cápsula posterior y el sector más periférico de la cápsula anterior (a esto se lo denomina saco capsular).
  • Se implanta una lente artificial dentro de ese saco capsular.

 

Desde el punto de vista óptico existen diferentes tipos de lentes intraoculares:

  • Lentes monofocales: dejan al ojo enfocado para ver objetos lejanos y el paciente sólo utiliza una gafa para la lectura y/o el ordenador (visión cercana e intermedia).
  • Lentes trifocales: cuyo objetivo es lograr una aceptable visión enfocando en tres distancias (lejos, intermedia y cerca).
  • Lentes tóricas: que buscan compensar el astigmatismo.

 

Hay casos en los que para lograr una visión óptima a una determinada distancia (sea lejos, intermedia o cerca), el paciente puede necesitar gafas.

 

La catarata es la pérdida de transparencia (opacificación) del cristalino.

 

Beneficios y riesgos de la cirugía de catarata

El beneficio que se espera conseguir es mejorar la visión del ojo en el que esta ha disminuido como consecuencia de la catarata, lo cual se logra en la gran mayoría de casos.

 

A pesar de realizar una cirugía perfecta, nunca se puede saber con absoluta precisión qué visión va a recuperar el ojo operado. No existe ninguna cirugía que no tenga riesgos. En ciertos casos (aunque muy pocos), se pueden producir complicaciones que pueden ocurrir en cirugías perfectamente realizadas por los cirujanos más expertos.

 

La gran mayoría de las complicaciones pueden resolverse durante la cirugía o con nuevas intervenciones y/o con medicación. Entre las complicaciones más importantes se encuentran:

  • Endoftalmitis infecciosa: una infección dentro del ojo muy poco frecuente. En prácticamente todos los casos, el germen que la causa está en los tejidos vecinos al ojo del propio paciente. Es muy grave y es fundamental el diagnóstico precoz. Se debe consultar inmediatamente si en el postoperatorio se siente dolor, si nota disminución de la visión, si los párpados están inflamados o el ojo muy rojo. Aun con las más estrictas medidas de seguridad (asepsia) puede ocurrir una infección ocular, siendo una complicación imposible de prevenir por completo.
  • Edema de la córnea: consiste en la pérdida de transparencia de la córnea la cual ocurre porque se llena de líquido (edema).
  • Edema de mácula en la retina: (la retina es la membrana sensible que tapiza el interior del ojo y envía las imágenes al cerebro) produce una disminución de visión por presencia de líquido en el centro de la retina.
  • Desprendimiento de retina: en pacientes miopes pueden tener un mayor riesgo.
  • Opacificación de la cápsula posterior del cristalino: conduce a la pérdida de transparencia de la membrana en la que se apoya la lente intraocular. Durante los 5 años posteriores a la cirugía hasta un 20% de operados necesita una aplicación de láser para efectuar una pequeña apertura central en esta membrana.
  • Aumento de la presión ocular: puede necesitar medicación (gotas) y en la mayoría de los casos es posible controlarla.
  • Resultado óptico no satisfactorio: puede necesitar el reemplazo de la lente intraocular, aunque también puede resolverse con cirugía refractiva con láser. El cálculo de la potencia de la lente se realiza a través de fórmulas matemáticas.

 

¿Existe otras alternativas terapéuticas para la catarata?

No existe ningún tratamiento para la catarata que no sea la cirugía.

 

¿Qué cuidados se deben seguir tras una cirugía de cataratas?

La cirugía de cataratas es prácticamente indolora y conlleva a una rápida recuperación, pudiendo hacer una vida casi normal a medida que su visión le vaya permitiendo en los primeros días de la intervención. Durante los primeros días es muy importante no refregarse ni mojar el ojo, pudiendo ser normal que se produzcan variaciones en la visión que se manifiesta a través de visión borrosa transitoria en diferentes momentos del día. Puede haber sequedad, picor o mínima sensación de molestia. Durante el transcurso de aproximadamente un mes deberá colocarse colirios de antibióticos y antinflamatorios. La mejoría de la visión de lejos y de cerca ocurrirá a los pocos días de la cirugía dependiendo del tipo de lente elegida.

Por Dr. Oscar Buchacra Castellano
Oftalmología

El Dr. Buchacra Castellano es un gran especialista en Oftalmología. Cuenta con más de 15 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos ámbitos de la especialidad. En concreto, es experto en cirugía refractiva, cirugía de catarata con implante de lentes intraoculares tóricas y multifocales, glaucoma y enfermedades del segmento anterior del ojo, entre otras.

A lo largo de su trayectoria profesional, ha combinado su labor asistencial con la docencia y con la investigación, siendo autor de numerosos artículos que han sido publicados en revistas de gran prestigio a nivel nacional e internacional. Además, ha realizado diferentes ponencias y comunicaciones en congresos y jornadas de la especialidad a nivel internacional. En la actualidad, ejerce como oftalmólogo en el Hospital Quirón de Barcelona y en el Instituto Oftalmológico Vivar Badía.

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..