Cómo se forman las caries y la placa dental

Escrito por: Dr. Jaime Murtra Ferré
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Para entender la patología cariogénica hay que remontarse a nuestros orígenes ya que desde el inicio varios tipos evolutivos han desarrollado diferentes vías para poder crecer bajo la gravedad terrestre. Algunos seres vivos evolucionaron en el agua y no necesitaron estructuras rígidas para mantener el volumen de su cuerpo en contra de la gravedad, por ejemplo las medusas. Otros utilizaron elementos proteicos como el cartílago (los peces), la queratina (exoesqueleto de las tortugas), la celulosa (plantas), y otra gran mayoría evolucionaron formando un esqueleto duro basado en sales cálcicas para soportar y mantener su cuerpo bajo el peso de la gravedad. Entre estos últimos, por un lado encontraríamos los exoesqueletos formados por minerales de carbonatos cálcicos (coral), y por otro lado los que utilizaron otro mineral mucho más complejo como la hidroxiapatita para formar su endo-esqueleto como en el caso de los mamíferos.

Nosotros, como mamíferos, tenemos un andamiaje de hidroxiapatita en forma de cristalitos hexagonales, que son nuestros ladrillitos para formar el “endo esqueleto y los dientes”. Este ladrillito es soluble al ácido, pero mucho menos que las sales cálcicas de los carbonatos anteriormente mencionados. Es decir, nuestros dientes son mucho más resistentes al ataque ácido.

esmalte dental

 

 

 

 

 

 

 

 

Ladrillito cálcico o cristalito de hidroxiapatita. El cristalito hexagonal grande es del esmalte, el pequeño de la dentina y del hueso.

 

Los dientes se forman en el interior de nuestros huesos por células excretoras de una matriz proteica que induce a su cristalización cálcica (nuestros ladrillitos de hidroxiapatita), generándose el esmalte que recubre la corona externa. Este esmalte es a-celular y en un principio sus cristalitos de hidroxiapatita son pequeños (esmalte inmaduro) pero con el tiempo se expanden haciéndose muy grandes, resistentes y poco solubles al ácido (esmalte maduro) con un 94% de calcio. El esmalte recubre la dentina que si es celular con un 60% de calcio y el resto son las células y agua; En su centro, se encuentra la pulpa dental con los vasos de soporte vital, los nervios de la sensibilidad/dolor y los cuerpos celulares de la dentina.

En concreto, el esmalte está formado por cristalitos de hidroxiapatita (94%) dispuestos espacialmente de tal forma que bajo el microscopio observamos como unos penachos en la parte interna, llamados “prismas del esmalte o esmalte prismático”, y como si fuese un césped compacto llamado “esmalte aprismático” en la cara superficial o externa y en la interfase interna con la dentina.

Cada diente tiene una forma y una posición espacial muy específica para poder llevar a cabo correctamente su función. Si la función masticatoria es fisiológica, el propio alimento al cortarse o triturarse limpia la superficie dental por fricción (autoclisis), sin dejar restos al tragar. Además, también se cuenta con la saliva, agente humectante y limpiador que los arrastra, dejando en la superficie dental una película adherida de efecto protector conocida como “película adquirida”, que si no se renueva constantemente se transformara en la conocida “placa dental” al agregarse las bacterias y restos alimenticios.

ortopantomografia dental

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ortopantomografia con dentición mixta.

 

Con esta introducción, entender cómo se forma la “Caries dental” ya es más fácil. La placa dental consolidada con los restos alimenticios, libera ácidos durante su descomposición, produciendo disoluciones superficiales del esmalte. Dicho esmalte necesita tener un pH ácido por debajo del 5.5 para disolverse, siendo el pH normal de una boca sana de 7.4 (una base alcalina). Este pH se controla por medio de la “saliva” mediante un sistema “tampón” (bicarbonatos y fosfatos), es decir, la capacidad de neutralizar las variaciones del pH que se producen al comer.

Cuando ingerimos cualquier alimento, el pH baja un punto entero, o sea de 7.4 a 6.4, y se necesita más o menos una hora para neutralizarlo. Pero ¿qué ocurre si vuelves a ingerir antes de finalizar esa hora?, pues que el pH vuelve a bajar otro punto desde el pH que tuvieses. Si éste estaba en 6.8, bajaría a pH 5.8 si todo fuese correcto, pero si el paciente no tuviese un sistema tampón correcto, necesitaría más de 2 horas para recuperar el pH inicial, y por lo tanto, sería más fácil llegar a un pH por debajo del 5.5, produciéndose así muchas áreas de disolución y dejando cavitaciones o concavidades donde se acumula la palca, colonizándose con bacterias variopintas etc.

fantomas caries

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto de un Fantomas dónde se observa el inicio más frecuente de las caries, cara interproximal  y las fosas oclusales

 

De entre las bacterias variopintas, tenemos a las catalogadas como “cariogénicas”, principalmente representados por varios tipos de “streptococcus, lactobacillus acidophilus, actinomyces viscosus” entre otros, ya que éstos segregan ácidos y encimas proteolíticas que disuelven el esmalte y las proteínas de la dentina en estadios sucesivos, creándose así la caries ya detectable clínicamente. Por ello la lesión iniciada por los ácidos se perpetuará por las bacterias cariogénicas transformándose en una CARIES. Si no hay bacterias no habrá caries.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta la capacidad protectora de la saliva. Ésta se adhiere sobre el esmalte y las raíces expuestas de los dientes formando una película insoluble gracias a sus glicoproteínas que conforman la conocida “película adquirida”. Si la película es correcta, ésta protege a los dientes contra los ácidos, pero a su vez también ayuda a que se adhieran las bacterias, iniciando así la conocida “placa dental” cuando no se renueva correctamente por la autoclisis o la higiene bucal diaria.

“La placa dental inicial” progresa a medida que se le van incorporando restos alimenticios y nuevas bacterias, formándose así un “film biológico” donde las bacterias ya segregan polisacáridos de cadenas largas que ayudan a aumentar la adhesión y la firmeza de la misma al diente. Este proceso se intensifica gracias a los azúcares que se incorporan en la boca, alimentando a las bacterias del biofilm y transformándose en más ácidos (pH bajo), “la infección cariogénica se ha establecido”. Con el tiempo, si la placa dental no se elimina su complejidad va incrementando y ya no solo es colonizada por muchos tipos bacterias, sino que también por “virus, hongos, protozoo, etc.”. Si una placa dental reside de forma permanente, en esa zona, se iniciará su calcificación que en un inicio es frágil-blanquecino y de color oscuro posteriormente, conocido como el “sarro dental”. Con la presencia del sarro se inician las patologías conocidas como la gingivitis que puede progresar a las paradontopatías.

Dr. Jaime Murtra Ferré

Por Dr. Jaime Murtra Ferré
Odontología y estomatología

El Dr. Murtra Ferré, fundador y director de la Clínica Dental Murtra,es un reconocido especialista en Odontología y Estomatología. Es, además, especialista en Anestesia y Reanimación. Doctorado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona, posee diferentes másteres y postgrados, destacando el Postgrado en Endodoncia por la Universidad de Barcelona. Compagina su trayectoria profesional con la docencia como profesor asociado de la Universidad de Barcelona e impartiendo cursos de formación continuada tanto a nivel nacional como internacional. Es miembro fundador del Grupo Español de Implantología.


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.