Cómo saber si sufres síndrome del túnel carpiano

Escrito por: Dr. Miguel Ángel Martín Ferrero
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

El síndrome del túnel carpiano es causado por la presión excesiva sobre el nervio mediano en su paso a través del túnel del carpo.

 

¿Cómo podemos saber si sufrimos síndrome del túnel carpiano?

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano generalmente comienzan gradualmente e incluyen:

  • Hormigueo y entumecimiento en los dedos o la mano. Por lo general, el pulgar y el índice, los dedos medios o anulares se ven afectados, pero no el dedo meñique.
  • El dolor puede irradiar desde la muñeca hasta el hombro, por el brazo. Estos síntomas a menudo ocurren mientras se sostiene un volante, teléfono, libro o incluso un periódico. Puede que, además, el dolor despierte al paciente del sueño.
  • La sensación de adormecimiento puede volverse constante con el tiempo. De ahí que muchas personas “sacudan” las manos o las metan en agua, para tratar de aliviar los síntomas.
  • Debilidad en la mano e incluso llegar a soltar objetos. Esto puede deberse al propio entumecimiento de la mano o a la debilidad de los músculos del dedo pulgar, que también se controlan a través del nervio mediano.
Primer plano de unas manos, una persona agarrando la mano de otra - síndrome del túnel carpiano - by Top Doctors
El síndrome del túnel carpiano puede producir desde hormigueo 
hasta dolor y debilidad de la mano, llegando incluso a dejar caer objetos

 

¿Por qué se produce el síndrome del túnel carpiano?

El nervio mediano pasa del antebrazo hasta la mano a través de un pasadizo en la muñeca (túnel carpiano). Es el responsable de la sensibilidad del pulgar y los dedos, excepto el dedo meñique. También proporciona inervación para mover los músculos alrededor del pulgar (función motora).

 

Cualquier cosa que apriete o irrite el nervio mediano en el espacio del túnel carpiano puede conducir al síndrome del túnel carpiano. Una fractura de muñeca puede estrechar el túnel carpiano e irritar el nervio, al igual que la hinchazón y la inflamación causadas por trabajos repetitivos, artritis reumatoide u otras enfermedades reumáticas.

 

Muchas veces, no hay una sola causa del síndrome del túnel carpiano. Puede ser que una combinación de factores de riesgo contribuya al desarrollo de la afección.

 

Se han asociado varios factores con el síndrome del túnel carpiano. Aunque no pueden causar directamente el síndrome del túnel carpiano, pueden aumentar el riesgo de irritación o daño al nervio mediano. Estos incluyen:

  • Una fractura o luxación de muñeca, o artritis que deforma los huesos pequeños de la muñeca, puede alterar el espacio dentro del túnel carpiano y ejercer presión sobre el nervio mediano.
  • Las personas que tienen túneles carpianos más pequeños pueden ser más propensas a tener síndrome del túnel carpiano. El síndrome del túnel carpiano es generalmente más frecuente en las mujeres, ya que el área del túnel carpiano es relativamente más pequeña en mujeres que en hombres.
  • Algunas enfermedades crónicas, como la diabetes o el hipotiroidismo, aumentan el riesgo de daño a los nervios, como el del nervio mediano.
  • Como se ha citado anteriormente, la artritis reumatoide y otras enfermedades de tipo inflamatorio pueden afectar al revestimiento de los tendones de la muñeca, y presionar el nervio mediano.
  • Algunos estudios han demostrado un vínculo entre el síndrome del túnel carpiano y el uso de anastrozol (Arimidex), un medicamento utilizado para tratar el cáncer de mama.
  • La retención de líquidos también puede llegar a aumentar la presión en el interior del túnel carpiano, irritando el nervio mediano. Esto es común durante el embarazo y la menopausia. El síndrome del túnel carpiano asociado con el embarazo generalmente mejora por sí solo después de este.
  • Ciertas afecciones, como la menopausia, los trastornos de la tiroides, la insuficiencia renal y el linfedema, pueden aumentar las probabilidades de padecer síndrome del túnel carpiano.
  • Trabajar con herramientas vibratorias o en una línea de montaje que requiera una flexión prolongada o repetitiva de la muñeca puede crear una presión dañina sobre el nervio mediano o empeorar el daño nervioso existente, especialmente si el trabajo se realiza en un ambiente frío.
  • Varios estudios han evaluado si existe una asociación entre el teclado del ordenador y el síndrome del túnel carpiano. Algunas pruebas sugieren que es el uso del ratón, y no el uso de un teclado, que puede ser el problema. Sin embargo, no ha habido suficiente calidad y evidencia consistente para apoyar el uso extenso de la computadora como un factor de riesgo para el síndrome del túnel carpiano, aunque puede causar una forma diferente de dolor de manos.

 

Sin embargo, la evidencia científica es contradictoria y estos factores no se han establecido como causas directas del síndrome del túnel carpiano.

 

¿Cómo aliviar el dolor del túnel carpiano?

Aunque no hay acciones específicas para prevenir el síndrome del túnel carpiano, los especialistas en Traumatología recomiendan estas pautas, para puede minimizar el estrés en las manos y muñecas:

  • Si el trabajo del paciente implica utilizar una caja registradora o un teclado, por ejemplo, presionar las teclas suavemente. En casos de una escritura prolongada a mano, utilizar un lápiz grande con adaptador de agarre suave, de gran tamaño y tinta de flujo libre.
  • Estirar y doblar suavemente las manos y muñecas periódicamente, así como realizar tareas alternativas cuando sea posible. Esto es importante, especialmente, si el paciente utiliza equipos que vibran o que requieren gran cantidad de fuerza. De hecho, incluso unos minutos cada hora pueden marcar la diferencia.
  • Intentar no doblar la muñeca hacia arriba o hacia abajo, es mejor es mantener una posición media relajada.
  • Una postura incorrecta rueda los hombros hacia adelante, acortando los músculos del cuello y los hombros, y comprimiendo los nervios del cuello. Esto, además de causar dolor en el cuello, puede afectar a las muñecas, los dedos y las manos.
  • Asegurarse de que el ratón del ordenador está en una posición cómoda, sin necesidad de estirar demasiado y que se estrese la muñeca.
  • Trabajar en un ambiente frío puede influir en el desarrollo del dolor y la rigidez en las manos. Si no puede controlarse la temperatura en el trabajo, se deben utilizar guantes sin dedos que mantengan las manos y las muñecas calientes.

Por Dr. Miguel Ángel Martín Ferrero
Traumatología

El Dr. Miguel Ángel Martín Ferrero es un reputado especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica con más de tres décadas de trayectoria médica. Es experto en patologías y en cirugía de la mano, en cirugía microquirúrgica de la extremidad superior, en lesiones de los nervios periféricos, contractura de Dupuytren, en túnel carpiano, artrosis, dedo en gatillo, o epicondilitis, entre muchas otras.

El Dr. Martín Ferrero es actualmente jefe de Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid y en la Clínica Axón de Valladolid. Compagina su labor asistencial con la docencia, siendo actualmente profesor titular del departamento de cirugía de la Universidad de Valladolid. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.