Cómo reaccionar ante un ictus, prevención y tratamiento

Escrito por: Dr. Lluis Soler Singla
Publicado: | Actualizado: 15/11/2018
Editado por: Patricia Fernández Ramos

Se denomina ictus a cualquier enfermedad vascular cerebral. Estas son alteraciones transitorias o definitivas del funcionamiento de una o varias zonas del encéfalo (cerebro, cerebelo y tronco cerebral) que aparecen como consecuencia de un trastorno de la circulación sanguínea cerebral.

Se dividen fundamentalmente en dos grandes grupos :

  • Isquémicos, por obstrucción de una arteria cerebral y dan lugar a los infartos cerebrales.
  • Hemorrágicos, por rotura de una arteria cerebral y dan lugar a las hemorragias cerebrales.

Los infartos cerebrales representan el 80% de los ictus y las hemorragias, el 20 % de los mismos.

 

¿Cómo puede detectarse un ictus? Los múltiples síntomas del ictus

A diferencia del infarto de corazón que se caracteriza por un solo síntoma (dolor en el pecho), el ictus se puede presentar con múltiples síntomas, dependiendo de la zona del cerebro afectada; los principales son: trastorno del lenguaje , pérdida de fuerza o de la sensibilidad en una parte del cuerpo, desviación de la boca, pérdida de visión, dolor de cabeza intenso y no conocido etc.

actuar ante un ictus
Los síntomas del ictus pueden ser muy dispares en función de la zona del cerebro afectada
 

Factores de riesgo: ¿Quién tiene más predisposición para sufrir un ictus?

Tiene más predisposición a sufrir un ictus las personas que tienen los denominados factores de riesgo vascular.

Estos factores son: la hipertensión arterial, las enfermedades del corazón como arritmias cardíacas, valvulopatías o Infartos de miocardio, diabetes mellitus, aumento del colesterol, tabaquismo, alcoholismo, obesidad, inactividad física, edad avanzada y consumo de drogas.

 

Tratamientos para el ictus según la fase

Se pueden distinguir dos momentos en el tratamiento:

  1. Uno es el tratamiento en la fase aguda del ictus, que corresponde al tratamiento que se puede efectuar durante las primeras horas de la enfermedad.
  2. El segundo es el tratamiento de prevención de un nuevo ictus, una vez se ha superado la fase aguda de la enfermedad.

El tratamiento de la fase aguda, se realiza durante las primeras horas de la instauración de la enfermedad . Es preciso que el enfermo llegue al hospital con la máxima urgencia posible para realizar el diagnóstico inmediato y realizar el tratamiento indicado en cada caso. En el caso del infarto cerebral, el especialista neurólogo va a intentar, si se cumplen los requisitos, recanalizar la arteria obstruída mediante medicación endovenosa o en muchas ocasiones intraarterial mediante cateterismo. En el caso de la hemorragias cerebrales , en ocasiones será necesario la intervención quirúrgica.

Lo fundamental es que el enfermo sea trasladado a un hospital de forma urgentísima, cuando se sospeche un ictus.

El tratamiento de prevención secundaria (una vez superada la fase aguda) consiste en corregir los factores de riesgo vascular (hipertensión , diabetes , hipercolesterolemia , obesidad, inactiviad física etc..) y el tratamiento para intentar prevenir nuevos episodios que se realiza de forma esquemática mediante fármacos antiagregantes plaquetarios o fármacos anticoagulantes.

 

Secuelas frecuentes del ictus

Los ictus son la primera causa de secuelas graves en las personas adultas.

Las secuelas van a depender de la localización de la lesión y de la extensión de la misma. Hay casos en que el tratamiento instaurado precozmente puede dejar sin ningún déficit al paciente.

Otros pacientes pueden quedar , con un déficit de fuerza de un lado del cuerpo , con un déficit de la sensibilidad , o con una alteración del habla, o de la visión , visión doble etc.

En este sentido cabe destacar la importancia de la rehabilitación física y de la logopedia (en los casos de trastorno del lenguaje) instaurados de forma precoz.

A tener en cuenta que la recuperación siempre es lenta y que el enfermo puede recuperarse hasta unos dos años después de sufrir el ictus.

 

Innovaciones en el tratamiento del ictus

Las principales innovaciones son las que se derivan de la urgencia del tratamiento mediante las denominadas Unidades de Ictus en los centros hospitalarios, donde se realiza el diagnóstico y tratamiento en la fase aguda de la enfermedad junto con los cuidados generales que precisan este tipo de enfermos (recanalización de la arteria obstruida, cuidado de los parámetros vitales, tratamiento de los factores de riesgo vascular, etc.).

 

Consejos para prevenir el ictus

Algunos consejos prácticos que podemos adaptar al día a día para prevenir un ictus: tratar los factores de riesgo vascular como la tensión arterial o la diabetes, no fumar, realizar actividad física, mantener una alimentación sana (dieta mediterránea), controlar de las cifras de colesterol, controlar el peso y el alcohol (aunque se ha demostrado que el vino puede ser beneficioso tomado moderadamente: dos copas al día los hombres y una copa al día las mujeres).

Por Dr. Lluis Soler Singla
Neurología

El Dr. Soler es un reputado especialista en Neurología con más de 35 años de experiencia en diferentes hospitales privados y públicos de España. Es especialista en el tratamiento de enfermedades vasculares cerebrales y otros trastornos cognitivos asociados al sistema nervioso: ictus, epilepsia, trastornos de memoria y del movimiento, tumores cerebrales o patología medular. Asimismo, el Dr. Soler también es Doctor en Medicina y Cirugía. Actualmente ejerce en GEMA (Gabinet d'Especialitats Mèdiques Associades) y en IMECBA (Instituto de Medicina y Cirugía de Barcelona).

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes