Cómo proteger los ojos en verano

Escrito por: Dra. María Teresa Iradier
Publicado: | Actualizado: 09/11/2018
Editado por: Top Doctors®

En verano se incrementa el riesgo de sufrir lesiones oculares, pues aumentamos el tiempo de exposición a los rayos solares, que en este periodo es cuando inciden más perpendiculares en nuestro hemisferio, con el consiguiente incremento de radiación lumínica. Para protegernos, es necesario seguir una serie de pautas y consejos a modo de prevención.

 

Proteger los ojos del sol con gafas

Lesiones oculares en veranoUn alto porcentaje de las urgencias oftalmológicas son a causa de los accidentes que se producen durante la práctica de actividades deportivas y de la realización de bricolaje y la jardinería; son muy frecuentes las consultas por lesiones oculares causadas por traumatismos con pelotas de squash, bolas de golf, raquetas, o cuerpos extraños como briznas de hierbas, limaduras o productos tóxicos. Para evitar todo esto es necesario utilizar gafas protectoras adecuadas.

Por otro lado, para prevenir sequedad e irritación, así como la aparición de quemaduras en la superficie ocular (Queratoconjuntivitis actínica), causadas por el viento y las exposiciones al sol, es recomendable usar gafas de sol de calidad contrastada, así como lágrimas artificiales para mantener el ojo bien lubricado.

Hay que tener en cuenta que recientes investigaciones han relacionado la exposición excesiva a la radiación ultravioleta con la aparición de cataratas, tumoraciones de la conjuntiva (pterigion, pinguécula…) y patologías retinianas como por ejemplo la degeneración macular asociada a la edad o DMAE, una de las causas más frecuentes de pérdida de visión en nuestro país.

 

Proteger los ojos del agua del mar y las piscinas

El agua del mar y de las piscinas es irritante para los ojos y puede además ser vehículo de transmisión de infecciones oculares. Para evitar procesos alérgicos o infecciones es necesario utilizar gafas especiales.

Es importante vigilar aún más las precauciones en el caso de los niños, ya que es frecuente que ante cualquier molestia o sensación de cuerpo extraño, se froten con ahínco de manera casi inconsciente. Esta práctica tan común, y a su vez tan problemática, es causa de muchas patologías (orzuelos, conjuntivitis bacterianas…), y es menester que se aprenda desde bien pronto que los ojos mejor no frotarlos. Ante cualquier sensación de cuerpo extraño, lo más higiénico y adecuado es lavar los ojos con suero fisiológico, para que arrastre todo aquello que irrita. Si esta sensación persiste, es importante acudir a un especialista.

 

Proteger los ojos con una dieta adecuada

Está científicamente probado que una dieta rica en vitaminas antioxidantes ( A, C, E) puede prevenir la aparición de patologías oftálmicas. Existen suplementos vitamínicos que contienen los anti-oxidantes no enzimáticos o vitaminas anti-oxidantes, y que recomendamos añadir a la dieta habitual.

Para aquellos que usen lentes de contacto es recomendable el uso de lentes desechables, pues evita la manipulación de las mismas en la limpieza y disminuye el riesgo de contaminación de los estuches, causa de infecciones, en ocasiones, de gravedad extrema. Estas lentes además son más respetuosas con la superficie ocular, ya que su composición es en su mayoría, agua. Por último, informar que es recomendable visitar al especialista en Oftalmología al menos una vez al año. De esta manera podemos prevenir, detectar y tratar la mayoría de enfermedades oculares.

Por Dra. María Teresa Iradier
Oftalmología

Especializada en Oftalmología, es una de las profesionales españolas más prestigiosas a nivel internacional. Su trayectoria quirúrgica, científica y docente ha sido reconocida con el premio Achievement Award 2013 de la Academia Americana de Oftalmología, la más importante Sociedad Oftalmológica mundial.  Es cirujana del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, además de dirigir su propio centro, la Clínica Oftalmológica Iradier.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes