¿Cómo prevenir la 'rodilla del corredor'?

Escrito por: Dr. José María Trigueros Larrea
Publicado: | Actualizado: 16/11/2018
Editado por: Alicia Arévalo Bernal

¿Qué es el Síndrome de la Cintilla iliotibial?

Es un síndrome que se produce por el roce de un tendón plano, la cintilla iliotibial, con la parte externa del fémur distal, concretamente con el epicóndilo externo. Este roce es más importante con la rodilla a 30º, una situación que se produce cuando se realiza carrera a ritmo medio, por lo que también se le conoce como "rodilla del corredor".
 

¿Cuales son los síntomas?

Se caracteriza por un dolor a nivel de la cara externa de la rodilla más intenso cuando se realiza carrera a ritmo no muy intenso y que cede con el reposo.

Dentro del diagnóstico diferencial se debe distinguir de la condropatía rotuliana, que produce un dolor con la flexión más acusada de la rodilla y habitualmente suele ser más anterior, y sobre todo con la rotura de menisco externo, que también produce un dolor en cara lateral a nivel de la línea articular.

 

El síndrome de la cintilla iliotibial se conoce comúnmente como rodilla del corredor.
 


 

¿Cual es el tratamiento para esta lesión?

El tratamiento consiste en corregir alteraciones de la pisada mediante:

  • Una plantilla
  • Dismetría
  • Un alza
  • La alineación de la extremidad

En este sentido, es muy efectivo el tratamiento rehabilitador junto con otras medidas antiinflamatorias (hielo, AINES. Corticoides, …). Es fundamental realizar reposo deportivo durante el periodo de recuperación, habitualmente entre 3-6 semanas.

Los especialistas en Traumatología indican que la infiltración con corticoides y anestésicos permite aliviar la sintomatología de manera rápida. Las infiltraciones con factores de crecimiento, un tratamiento tremendamente efectivo, está reservado para los casos más crónicos. De forma excepcional es necesario el tratamiento quirúrgico.
 

¿Se puede prevenir?

La mejor manera de prevenir esta lesión es realizar un adecuado programa de entrenamiento:

  1. Según nuestras posibilidades físicas
  2. Respetando los periodos de recuperación
  3. Realizar una adecuada técnica de carrera

En caso de que esté pensando en comenzar a correr de manera regular es de gran utilidad realizar un estudio dinámico de la pisada para prevenir este tipo de lesiones asociada.

Por Dr. José María Trigueros Larrea
Traumatología

El Dr. Trigueros Larrea es licenciado en Medicina y Cirujano Ortopédico y Traumatólogo. Cuenta con una experiencia profesional de más de 15 años, durante la cual ha ido especializándose en patología de la rodilla y el hombro, realizando las técnicas quirúrgicas más avanzadas para facilitar la recuperación precoz del paciente

Además es colaborador honorífico adscrito al Departamento de Cirugía, Oftalmología, Otorrinolaringología y Fisioterapia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid y es colaborador como docente en la formación de M.I.R. de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Clínico Universitario de Valladollid. 

Actualmente pasa consulta en la Clínica Sur de Valladolid y en el Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, adscrito a la Unidad de Rodilla.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes