¿Cómo influyen los pensamientos y las emociones en la ansiedad?

Escrito por: Miguel Ángel Aguirre Sánchez
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La ansiedad es algo normal que todo ser humano puede sentir. No debemos preocuparnos por sentir algo de ansiedad o de hormigueo en el estómago, ya que es solamente un pequeño aviso de nuestro cerebro, que nos dice que debemos estar atentos.

 

Sin embargo, si esas sensaciones llegan a invadir a la persona los especialistas en Psicología consideran que esa ansiedad no es adaptativa, ya que en lugar de preparar a la persona, la bloquea. Esto se debe a que la respuesta es desproporcionada ante el estímulo. Se percibe como más amenazante de lo que realmente es porque se está “inventando” o imaginando el futuro con el peor resultado posible.

 

Y es que las sensaciones son solo una exageración de las sensaciones normales, que aumentan porque la persona piensa que estará en peligro. Estas sensaciones o emociones no producen ningún daño. Es importante aceptar las emociones como algo normal, sin intentar evitarlas. La ansiedad normalmente no dura mucho, y la duración depende del tiempo en que la persona se centre en ella. Si el miedo se alimenta con pensamientos catastrofistas la persona solo estará inventando un futuro negativo, generando más ansiedad.

Chica con actitud de estrés y ansiedad delante de un ordenador - ansiedad - by Top Doctors
La ansiedad es normal, siempre que las emociones y pensamientos ilógicos
no nos invadan y lleguen a bloquearnos

 

¿Qué reacciones emocionales se dan en la ansiedad?

La reacción emocional que genera la ansiedad puede observarse desde tres niveles:

  • A nivel cognitivo, en cuanto al pensamiento y la experiencia. Es en este nivel cuando se dan sentimientos de malestar, hipervigilancia, excesiva preocupación, temor o inseguridad.
  • A nivel fisiológico, con cambios corporales. Aquí se producen alteraciones en la respiración, sudoración, problemas gástricos, cambios en el ritmo cardíaco, tensión muscular, etc.
  • A nivel motor, es decir, en la conducta observable de la persona. A este nivel se observan hiper o hipo actividad, llanto, tensión facial, evitación de situaciones que la persona teme, consumo de sustancias…

 

Relación entre la ansiedad y pensamientos ilógicos de amenaza

El paciente con ansiedad se siente tal y como piensa. El problema no es que la gente le mire, sino la interpretación que el paciente hace de por qué cree que le miran.

 

Y es que la ansiedad es consecuencia de pensamientos inadaptados e ilógicos ante posibles falsas amenazas. Cuando la persona cambie su manera de pensar, cambiará su manera de sentirse. El problema no es el problema en sí, sino la valoración que hacemos del problema.

 

Los pensamientos anticipatorios en la ansiedad generan sentimientos desagradables

La ansiedad normalmente se genera por una anticipación que hacemos ante un acontecimiento determinado. Esta anticipación o pensamiento anticipatorio suele ser negativa, acompañándose de sentimientos desagradables y síntomas somáticos.

 

Es importante destacar que la ansiedad es la antesala del estrés. Para superar la ansiedad el paciente debe saber identificar cuál es la fuente que genera el estrés.

 

Los pensamientos pueden elegirse y convertirse en positivos

La realidad es que la persona puede elegir lo que piensa. Al cerebro le da igual si pensamos en algo negativo o positivo. No obstante, según sean los pensamientos, así actuará el cerebro. Cuando se hacen esfuerzos para evitar una emoción, esta aumenta. Es como si alguien nos dice que no pensemos “en un elefante de color rosa”, automáticamente se generará en nuestro cerebro esa imagen.

 

La idea, por lo tanto, no es decir “no voy a pensar en la ansiedad que estoy teniendo”, sino enfrentarse a esa sensación y generar nuevos pensamientos más positivos que catastrofistas.

Por Miguel Ángel Aguirre Sánchez
Psicología

El Sr. Aguirre Sánchez es un gran especialista en Psicología. Cuenta con una extensa formación en distintos ámbitos de la profesión y está acreditado como Psicólogo General Sanitario. En concreto, es experto en trastornos de ansiedad, trastornos de estrés, ansiedad generalizada, dependencia emocional, terapia de pareja, autoestima y desarrollo personal y terapia cognitivo-conductual, además de psicología de las organizaciones. También está especializado en Neuropsicología, Sexología y Psicología de empresa.

A lo largo de su trayectoria profesional, ha combinado su labor asistencial con la docencia. Profesor colaborador en Institut Quimic Sarrià (IQS). Además, ha impartido cursos y talleres de la especialidad en empresas y escuelas de negocios. También ha publicado diferentes libros sobre psicología, empresa y autoayuda. En la actualidad, ejerce como psicólogo en su consulta Gabinet Psicològic Aguirre. Cursando Doctorado en Psicología de la Salud (Universitat de Girona).

Acreditación europea Europsy en Psicología del trabajo. Acreditado como experto en psicología del trabajo y organizaciones (Colegio Psicólogos Catalunya). Acreditación europea Europsy Psicología.

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..