Cómo detectar y tratar la esquizofrenia

Escrito por: Dr. Iñaki Eguiluz Uruchurtu
Publicado:
Editado por: Roser Bernés Ubasos

Los trastornos psicóticos constituyen un grupo heterogéneo de enfermedades psíquicas que entre sus características esenciales destacan la presencia de los llamados “síntomas psicóticos”. Cada patología tiene sus propias causas, duraciones y evoluciones y para las que es imprescindible un diagnóstico y tratamiento adecuados.

El término ‘psicótico’ ha sido históricamente utilizado para definir distintos estados psicopatológicos, cuyo rasgo principal es una alteración de la realidad cotidiana del paciente. Las personas que sufren este trastorno perciben durante un periodo de tiempo una realidad alterada que no es la que vive el resto de personas pero que ellos mismos la creen cierta.

 

trastorno psicoticoPsicosis: síntomas

Entre los síntomas psicóticos habituales destacaremos las ideas delirantes, las alucinaciones y la desorganización del pensamiento, lo que ocasiona en múltiples ocasiones alteraciones conductuales severas.

La sensación de irrealidad que vive quienes la sufren les genera angustia y nerviosismo y les hace mostrarse vigilantes hacia todo lo que les rodea, llegando en algunos casos al aislamiento emocional y social.

La presencia de síntomas psicóticos puede ubicarse en multitud de trastornos psíquicos, desde episodios depresivos, reacciones tóxicas ante diversas sustancias, respuestas a situaciones vivenciales graves, alteraciones de la personalidad, Trastorno Afectivo Bipolar etc. Sin lugar a dudas el trastorno más grave dentro del espectro de las psicosis es la esquizofrenia.

 

Trastornos psicóticos: esquizofrenia

La esquizofrenia representa más del 80% de los casos de psicosis. Esta situación unida a su alta prevalencia, el nivel de sufrimiento de los pacientes y su entorno sociofamiliar, además del alto coste social y económico, se convierte en la psicosis por excelencia.

Se estima que la prevalencia de la esquizofrenia en la población general es del 1%. No parecen existir distinciones de sexo, aparece en todas las culturas y estratos sociales aunque un número importante de pacientes se encuentran entre los niveles sociales más desfavorecidos.

Puede aparecer en cualquier momento de la vida, aunque existe un periodo de edad comprendida entre los 18 y los 25 años, donde es más frecuente su inicio. La edad de aparición es uno de los factores que condiciona el pronóstico, cuanto antes sea el debut de la enfermedad el pronóstico será peor.

Otros factores que van a condicionar el pronóstico son el ajuste premórbido, es decir, cómo era la persona antes del debut de la enfermedad y cómo era su rendimiento cognitivo. En la medida que la persona afectada hubiese funcionado mejor desde el punto de vista social, familiar, en su vida académica y/o laboral, el pronóstico será mejor. Cualquier alteración en estas áreas de su vida previa a la crisis, condicionaran el curso y el pronóstico de la enfermedad.

 

Causas de la esquizofrenia

Desde el punto de vista del origen de la enfermedad, hasta la fecha no se ha logrado identificar qué causas provocan estos trastornos tan graves. Los numerosos datos que se van conociendo al respecto, nos indican que su origen, mantenimiento y pronóstico obedecen a una compleja interacción de diversos factores.

Causas genéticas. Los genes son elementos biológicos a través de los cuales los familiares pueden trasmitir la enfermedad. No se conoce a ciencia cierta dónde radica ni en qué consiste esta conducta, pero es probable que tenga que ver con el proceso de maduración del sistema nerviosos central y los complejos mecanismos que median la comunicación con las estructuras cerebrales.

Causas bioquímicas. En estudios cerebrales se han encontrado variaciones de ciertas sustancias químicas como la dopamina, la serotonina o el glutamato. Son neurotransmisores cerebrales y su exceso podría ser la causa de la aparición de esquizofrenia.

Alteraciones durante el embarazo y/o el parto. Ciertos cambios durante el embarazo o el parto pueden generar que esta enfermedad psicótica pueda ser adquirida durante el embarazo o el parto, o deberse a daños cerebrales sufridos por otras causas en esos momentos. Hoy en día los hallazgos coinciden en que lesiones encontradas en los pacientes corresponden más con una variación del neurodesarrollo que con una enfermedad neurodegenerativa, aunque es muy probable que ambas alteraciones puedan coexistir en un mismo paciente.

 

Esquizofrenia: síntomas

Los síntomas de las situaciones de psicosis en la esquizofrenia son muy variados e inespecíficos, no existiendo ningún síntoma característico únicamente de esta enfermedad. No obstante, los más frecuentes son: las ideas delirantes (creencias fuera de la realidad, que el paciente está absolutamente convencido de las mismas, la más frecuente es la paranoide o ideas de sentirse perseguido), alucinaciones (alteraciones de la percepción en la que los pacientes escuchan voces, ven objetos que no existen, etc. Las más frecuentes son las auditivas), desorganización del pensamiento y alteraciones conductuales en relación a las vivencias mencionadas.

La aparición de estos síntomas no suele ser habitualmente de forma brusca ni aguda y se va desarrollando progresivamente. En algunos casos y como consecuencia del consumo de tóxicos (cannabis, anfetaminas, u otras sustancias) la presentación es más aguda. En muchas ocasiones la forma habitual de su inicio, coincide con cambios de humor, aislamiento social, fracaso académico, irritabilidad, alteraciones conductuales, etc, aunque desgraciadamente no tienen un valor prospectivo y desde el punto de vista terapéutico no se puede hacer nada salvo la vigilancia.

 

Tratamiento de la esquizofrenia

El tratamiento como tal se establece en Psiquiatría una vez se ha constatado el episodio piscótico, siendo este un tema muy controvertido en la actualidad. La mayor parte de las estructuras asistenciales han optado por la fórmula de actuar una vez esté consolidado el episodio psicótico, la opción de establecer opciones terapéuticas preventivas, desgraciadamente no han cumplido sus expectativas y poco se puede realizar a fecha de hoy.

Una vez estén presentes los síntomas psicóticos el tratamiento debe ser exclusivamente farmacológico y se debe de implementar lo antes posible, tanto por el sufrimiento del paciente como el de su familia. Para ello contamos en la actualidad con fármacos antipsicóticos altamente eficaces y con unos efectos secundarios que han mejorado significativamente. El cumplimiento terapéutico es uno de los problemas más frecuentes en el abordaje de las psicosis, existiendo un nivel de abandono de los tratamientos altamente preocupantes. Por ese motivo se han desarrollado fórmulas de antipiscóticos intramusculares de larga duración (un mes) que favorecen el cumplimiento terapéutico.

Obviamente aunque el tratamiento farmacológico sea el tratamiento fundamental del abordaje de las psicosis, no es el único recurso que se pueda y se deba implementar con recursos psicológicos: programas de psicoeducación, rehabilitación cognitiva y social, programas de habilidades sociales, etc, siempre orientados a la fase en la que se encuentre el paciente.

 

.

Por Dr. Iñaki Eguiluz Uruchurtu
Psiquiatría

Reputado especialista en Psiquiatría, el Dr. Eguiluz Uruchurtu, cuenta con más de 25 años de experiencia en esta especialidad. Es experto en Trastornos psicóticos y Adicciones. Doctor en Medicina por la Universidad del País Vasco desde 1987, realizó su formación en Psiquiatría en el Hospital Universitario de Basurto. Paralelamente a su trayectoria, compagina su labor profesional con la docencia siendo Profesor Titular de Psiquiatría del Departamento de Neurociencias de la Facultad de Medicina por la Universidad del País Vasco, Investigador en el BioCruces, Health Research Institute, y en el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM). Actualmente es Jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario de Cruces. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.