Cómo detectar el cáncer de ovarios

Escrito por: Dr. Juan José Torrent Correa
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

El cáncer de ovario tiene lugar cuando las células que recubren los ovarios, las trompas de Falopio o el peritoneo cercano a los ovarios crecen de forma descontrolada.

 

Solamente el 20% de los casos de cáncer de ovario se detectan en una etapa temprana, y en estos casos la tasa de supervivencia es elevada, ya que aproximadamente el 94% de las pacientes viven más de 5 años. Sin embargo, la mortalidad del cáncer de ovario es bastante alta a causa de que la mayoría de los casos de diagnostican en un estadio avanzado.

 

Por este motivo, es muy importante realizar exploraciones y pruebas de forma rutinaria con el objetivo de detectar el cáncer de ovario de forma temprana, especialmente en caso de presentar síntomas o un alto riesgo de sufrir esta patología.

 

En la actualidad, no existe una prueba de detección de cáncer de ovario totalmente fiable. Sin embargo, existen exámenes de detección que pueden contribuir a hacer un diagnóstico. 

 

 La mortalidad del cáncer de ovario es bastante alta a causa
de que la mayoría de los casos de diagnostican en un estadio avanzado

 

Exploración pélvica rutinaria

En un examen pélvico es difícil detectar el cáncer de ovario de forma temprana, pero es importante porque puede ayudar a diagnosticar otras afecciones o síntomas de esta patología.

 

Es fundamental someterse regularmente a exámenes pélvicos para detectar ésta y otras patologías.

 

Prueba de sangre CA-125

Esta prueba mide la proteína CA-125 para comprobar sus niveles. Como prueba de detección del cáncer de ovario es bastante imprecisa, porque existen otros factores que pueden alterar la cantidad de esta proteína en una mujer. Aun así, puede ser útil para ayudar a enfocar un primer diagnóstico de cáncer de ovario.

 

Esta prueba también se puede usar durante el tratamiento en mujeres que ya diagnosticadas de cáncer de ovario, para garantizar que el cuerpo está respondiendo bien ante el tratamiento establecido.

 

Biopsia

La biopsia es una prueba que consiste en extraer un fragmento del tumor para examinarlo. En el cáncer de ovario, esta prueba se suele realizar durante la misma cirugía en la que se extirpa el tumor.

 

Laparoscopia

En esta prueba se inserta un pequeño tubo a través de una pequeña incisión en la parte inferior del abdomen, que envía las imágenes de la pelvis o el abdomen a un monitor. El objetivo de la laparoscopia consiste en determinar la etapa del cáncer. Además, se puede aprovechar para realizar una biopsia.

 

Estudio por imágenes

Se utilizan para obtener imágenes del interior de su cuerpo. Hay diferentes tipos:

  • TVUS (ecografía transvaginal): Es una prueba que utiliza ondas sonoras para examinar el útero, las trompas de Falopio, y los ovarios mediante la colocación de una sonda o transductor de ecografía en la vagina. Este examen es muy útil para detectar tumores en los ovarios, pero no es posible detectar es un tumor canceroso o benigno.
  • Tomografía computarizada: Se trata de un estudio de radiografía que genera imágenes transversales detalladas de su cuerpo. Este estudio puede ayudar a determinar si el cáncer de ovario se ha propagado a otros órganos.
  • Imágenes por resonancia magnéticaSe crean imágenes transversales del interior del cuerpo de la mujer, pero esta prueba utiliza imanes potentes para producir las imágenes, no radiación.
  • Tomografía por emisión de positrones (PET-CT): Se administra glucosa radiactiva para saber si hay cáncer. En este caso, aunque la imagen no es tan detallada, proporciona información útil para determinar si las áreas anormales vistas en estos otros estudios son cáncer o no.

 

Estas son las pruebas que se realizan para detectar el cáncer de ovario, o una vez ya diagnosticado para examinar y planear el futuro tratamiento.

Por Dr. Juan José Torrent Correa
Ginecología y Obstetricia

Fundador del Quénet Torrent Institute - Comprehensive Cancer Center de Barcelona, el Dr. Torrent es un prestigioso experto en cirugía oncológica mínimamente invasiva (laparoscopia), siendo discípulo del profesor Chapron, del Hopital Cochin, de París. Su actividad profesional se inició en el Institut Claudius Regaud (Toulouse), con el Pr. Querleu, y, actualmente, colabora en el equipo del Dr. Françoise Quénet en el Institut du Cancer de Montpellier (ICM).

Su área de especialización se centra en el tratamiento quirúrgico de la carcinomatosis peritoneal de origen ovárico y participa como investigador en estudios clínicos europeos sobre carcinomatosis peritoneal, cirugía de citorreducción y HIPEC. Además, también es director del Quénet Torrent Institute - Comprehensive Cancer Center, en el Hospital El Pilar Quironsalud.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..