Cómo aliviar el dolor

Escrito por: Dr. José María Hernández García
Publicado: | Actualizado: 22/02/2018
Editado por: Top Doctors®

La ablación por radiofrecuencia, también llamada rizólisis, es un procedimiento utilizado para proporcionar un alivio del dolor más duradero que el que se produce con bloqueos nerviosos.

 

¿Qué es la radiofrecuencia?

dolor espaldaLa mayoría de pacientes que van a ser sometidos a radiofrecuencia ya se les ha practicado un bloqueo previamente como la inyección articular facetaria o del nervio mediano posterior de la articulación facetaria, el bloqueo anestésico del nervio simpático, u otros bloqueos nerviosos, con alivio poco duradero del dolor.

Al producir una lesión de los nervios que transmiten las señales de dolor, la estructura o causa del dolor puede ser denervada y el dolor reducido o eliminado con una duración variable, pero generalmente durante varios meses.

 

¿En qué consiste la radiofrecuencia?

La radiofrecuencia consiste en el uso de ondas electromagnéticas a una frecuencia muy alta (25000 Hz) en puntos determinados, generalmente junto a determinados nervios, para producir una energía térmica o lesión, que altere el nervio y que permita el alivio del dolor. Esto se produce por un generador especializado.

 

Tipos de radiofrecuencia:

  • Radiofrecuencia convencional: se aplica una temperatura de 80° durante 90 segundos junto al nervio.
  • Radiofrecuencia pulsada: se basa en el uso de pulsos repetidos de radiofrecuencia, sin exceder la temperatura de 42°, aplicada a un nervio.

 

Aplicaciones de la radiofrecuencia

La radiofrecuencia puede aplicarse a una multitud de condiciones de dolor crónico y también en otras en especialidades como la traumatología, la cirugía general o la otorrinolaringología.

Puede ser efectiva, por ejemplo, en el dolor crónico de espalda, incluyendo la espondiloartrosis lumbar o cervical, el dolor post-traumático (síndrome de latigazo cervical), el dolor después de la cirugía de columna, y otras condiciones de dolor de la columna vertebral.

Otras condiciones que se sabe que responden bien a la Radiofrecuencia incluyen algunas patologías de dolor neuropático, como el síndrome de dolor regional complejo (también llamado distrofia simpático-refleja), la neuralgia del trigémino o cefalea en racimos o síndromes de atrapamiento de nervios periféricos.

 

Riesgos de la radiofrecuencia

Existe un riesgo muy infrecuente de infección o sangrado en la zona tratada. Por ello se realiza normalmente en quirófano, con unos medios adecuados de esterilidad y con control de las constantes vitales del paciente.

También existe la posibilidad de daño nervioso, aunque en manos de un especialista experimentado en Unidad del Dolor esto es muy raro. El paciente, sin embargo, sí puede estar dolorido durante unos días después del tratamiento, que puede ser hasta 1 semana, antes de experimentar mejoría, que en algunos casos puede tardar 3-4 semanas.

Por Dr. José María Hernández García
Unidad del Dolor

El Dr. Hernández García es un destacado especialista en Unidad del dolor. Es experto en el tratamiento de radiofrecuencia, en estimulación medular, epidurolisis y estimulación transcraneal. Dirige el centro de tratamiento multidisciplinar de fibromialgia y sindrome de sensibilización central en Madrid. Se ha formado en los Hospitales de la Universidad de Harvard, Brigham and Women´s Hospital y el Beth Israel Medical Center de Boston. Ha realizado diferentes publicaciones y comunicaciones. 

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.