Cómo afecta la cintilla illiotibial al corredor

Escrito por: Dr. David López Capapé
Publicado: | Actualizado: 18/11/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

La cintilla iliotibial es una banda de tejido conjuntivo que constituye el tendón de inserción del músculo tensor de la fascia lata en el tubérculo de Gerdy tibial. Esta tiene aspecto de cinta y su trayecto va desde el hueso iliaco hasta la tibia.

 

Qué es el síndrome de la cintilla illotibial

Consiste en un síndrome doloroso en la región lateral de la rodilla, también conocido como "rodilla del corredor". El dolor se reproduce con la carrera continua y, si se prolonga el ejercicio, se agrava hasta obligar al corredor a parar. El dolor puede desaparecer fuera de la actividad de carrera. A veces también molesta en actividades como caminar o montar en bici, pero es mucho más típico y frecuente en la carrera o trote.

 

Causa de la rodilla del corredor

La rodilla del corredor es producida por el "roce" entre la cintilla iliotibial y el epicondilo femoral externo. Los ciclos repetidos de flexoextensión favorecen la aparición del cuadro. Como en otras lesiones influyen en la aparición y cronificación de los síntomas, la falta de fuerza muscular (cadera y muslo), la rigidez y falta de flexibilidad. También se verá agravado por el exceso de carga de entrenamiento, la falta de medidas de recuperación y, por supuesto, la biomecánica de carrera. La pronación excesiva es un factor demostrado. También una dismetría de la longitud de las piernas. 

 

El entrenamiento de la fuerza de los músculos de la cadera y muslo es fundamental tanto para prevenir como para tratar los corredores con síndrome de la cintilla iliotibial.

 

El dolor tiende a hacerse crónico y, si no se tratan las causas, puede durar muchos meses. Aunque los pacientes no lo imaginan, pueden correr distancias cortas a velocidad alta, series cortas, sin dolor, dado que la mecánica es diferente, trabajando más la musculatura y en grados diferentes que en la carrera lenta.

 

Tratamiento para la rodilla del corredor

Nosotros recomendamos siempre un abordaje de fisioterapia pero también readaptación a la carrera. Inicialmente debe evitarse la carrera continua de larga duración (más de 30 min). El tratamiento se realiza con masaje, tecarterapia e incluso punción seca de la musculatura relacionada. También es importante realizar estiramientos y fortalecimiento lumbopélvico y del miembro inferior.

 

El uso del tapiz antigravitatorio va a permitir la vuelta con menor impacto a la carrera. Solo en cuadros muy agudos se realizan infiltraciones de corticoides con más o menos ácido hialurónico, en función de cada caso. Recomendamos siempre estudios biomecánicos de la marcha y, si es necesario, uso de plantillas a medida. Con la telemetría se puede confirmar si existe dismetría de miembros inferiores. Descartamos otras patologías asociadas como la condropatía femoropatelar, normalmente con estudio de resonancia magnética. 

 

Pequeñas incisiones percutáneas de rodilla intervenida de síndrome de la cintilla iliotibial.
Muy pocos casos necesitan la intervención puesto que casi siempre se resuelven con tratamiento conservador.

 

En aquellos casos que no respondan a este tratamiento, se realiza una sencilla intervención por artroscopia y hacemos un alargamiento percutáneo de la cintilla para disminuir la tensión de la misma. Esto va a permitir que los pacientes se recuperen y puedan volver a correr en unos meses.

 

Cómo prevenir la rodilla del corredor

Como todas las lesiones de sobreuso, la prevención es la mejor medicina. Para ello, el corredor debe cuidar todas las medidas como el trabajo complementario en gimnasio de fortalecimiento, los estiramientos tras el entrenamiento, el masaje de descarga, el calzado adecuado y el volumen de entrenamiento correcto, entre otros.

Por Dr. David López Capapé
Traumatología

Médico especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología del Deporte, en la que se ha centrado desde el comienzo de su carrera profesional, dada su gran relación con el deporte, especialmente el Atletismo. La experiencia como atleta primero y entrenador actualmente, permite un mejor abordaje de las lesiones que sufre el deportista profesional o amateur. La aplicación de todos los avances en medicina deportiva a toda la población es de gran utilidad. Es médico referente en lesiones del Tendón de Aquiles, lesiones musculares, lesiones del cartílago articular, viscosuplementación con ácido hialurónico, lesiones del miembro inferior especialmente rodilla, tobillo y pie. Director médico y consulta Traumatología Avanzada en BIClinic

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes