Cómo acabar con la migraña

Escrito por: Dr. Jesús Arcaya Navarro
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La migraña (también llamada jaqueca) es una forma especial de dolor de cabeza. Afecta con más frecuencia a mujeres jóvenes y de mediana edad, pero también a hombres.

El dolor suele ser en forma de “latidos” intensos en la zona orbitaria o frente, que se extienden a un lado del cráneo (“hemicráneas”), o en toda la cabeza. Además, puede acompañarse de náuseas y vómitos.

A veces el dolor de cabeza se precede de visión de puntos luminosos, dificultad para ver la mitad del campo visual, dificultad transitoria para hablar, sensación de acorchamiento en la cara o en un brazo; en lo que se conoce como migraña con aura, que dura menos de una hora.

 

Duración de la migraña

La duración de la migraña suele ser de varias horas o incluso días y, en general, se está mejor acostado a oscuras y sin ruidos. Su frecuencia es muy variable dependiendo del paciente, peor lo habitual son una o dos migrañas al mes.

En la migraña suele haber antecedentes familiares y cierta relación con las hormonas de la menstruación. Además, el estrés, los cambios atmosféricos, el relax del fin de semana, el alcohol, el tabaco y algunos alimentos (quesos curados; vino tinto; chocolate; frutos secos) pueden ser desencadenantes.

 

Diagnóstico y tratamiento de la migraña

El diagnóstico de la migraña es clínico. Se realiza a partir de los síntomas que cuenta el paciente al especialista en Neurología, siendo la exploración neurológica normal (fuera del momento de estar sufriendo una migraña con aura). Las pruebas de neuroimagen (TAC; Resonancia) son normales pero sirven para descartar otros dolores de cabeza secundarios a lesiones intracraneales.

En cuanto al tratamiento de la migraña, no es curativo. Fundamentalmente hay dos tipos:

  • Preventivo; para reducir el número de ataques de migraña.
  • Sintomático; para aliviar el dolor en el momento de la migraña.

migraña

Como tratamiento sintomático para la mejora del dolor agudo disponemos de los analgésicos habituales, como los antiinflamatorios; mientras que para las formas más intensas tenemos los triptanes, que pueden mejorar el dolor de cabeza y muchos de los síntomas acompañantes en una migraña (hoy en día es el tratamiento de elección para mitigar el dolor). Algunos de ellos son en forma flas y otros en liotab (para que no haga falta tomar agua y así evitar desencadenar el vómito).

Se trata de un grupo de fármacos específicos para el tratamiento del dolor migrañoso que debe tomarse al inicio del dolor; en caso de ser una migraña con aura se deben empezar a tomar cuando el aura ceda.

En cuanto al tratamiento preventivo, éste se debe poner cuando la frecuencia de las migrañas es alta (>1 semanal) y existen varias posibilidades. Por ejemplo, la toxina botulínica se recomienda cuando ya han sido probados sin resultados otros medicamentos y en caso de que se trate de una migraña muy frecuente con características de cronicidad.

 

Toxina botulínica para la migraña

La toxina botulínica (conocida comercialmente como Botox) está indicada para tratar de forma preventiva la “migraña crónica”. La indicación viene dada cuando se tienen 8 o más migrañas intensas al mes, a pesar del tratamiento habitual (anteriormente expuesto).

Se inyectan 5 unidades de toxina en cada uno de los 35 puntos del cuero cabelludo de la cabeza (según un protocolo ya establecido). Las inyecciones son subcutáneas y realizadas con una aguja muy fina y pequeña, y se toleran bien.

El protocolo se realiza cada 3 ó 4 meses. Si durante el primer año se observa mejoría del paciente, el tratamiento se repite de forma indefinida.

En los últimos años, con este tratamiento se ha observado una media de un 60% de mejoría en la frecuencia e intensidad de la migraña crónica.

Este tratamiento no tiene riesgos de importancia. De hecho, apenas produce efectos secundarios y son siempre transitorios.

 

Ventajas e inconvenientes de la toxina botulínica para la migraña

La toxina botulínica en la migraña puede llegar a reducir o evitar la medicación oral y sus posibles efectos desagradables (así como su coste). El efecto es duradero (3 ó 4 meses). Además, la técnica es fácil, se realiza en consulta externa sin preparación previa y en 15 minutos.

La acción de este tratamiento es local (se cree que a nivel de los receptores del dolor cutáneos de la cabeza) y, por tanto, no produce efectos sistémicos desagradables (ya que no se distribuye por todo el cuerpo como pasa con los medicamentos orales).

El inconveniente de la toxina botulínica es el precio, pero teniendo en cuenta que solo habría que utilizar el protocolo 3 ó 4 veces al año, y que se amortiza el gasto de otros medicamentos que podía dejar de tomar, al final viene a ser rentable para el paciente de estas características y para la sanidad pública.

Por Dr. Jesús Arcaya Navarro
Neurología

Prestigioso especialista en Neurología, el Dr. Arcaya Navarro es experto en la aplicación de la toxina botulínica en el tratamiento neurológico. Licenciado en Medicina y Cirugía General por la Universidad Complutense de Madrid, actual responsable de la Unidad de Tratamientos con Toxina Botulínica del Servicio de Neurología del Hospital Universitario de Salamanca. Actualmente es especialista neurológico en este mismo hospital. Paralelamente a su trayectoria profesional, ha sido docente y ponente en cursos de formación postgraduada, mesas redondas y cursos de doctorado en mas de veinte ocasiones.

Además utiliza sus conocimientos en el tratamiento con toxina botulínica (botox) para otras indicaciones: arrugas faciales de expresión; hiperhidrosis axilar; bruxismo; migraña crónica; dolor y contracturas crónicas (cervicales; lumbares) con la garantía de su gran experiencia profesional en su manejo y resultados.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.