Claves de la cirugía del oído medio

Escrito por: Dr. Manuel Acuña García
Publicado:
Editado por: Alicia Arévalo

La cirugía del oído medio tiene esencialmente dos objetivos:

  1. Uno de ellos es tratar otitis crónicas que pueden causar complicaciones graves o reparar sus secuelas.
  2. En otros casos busca mejorar la audición en pacientes con residuos cicatriciales de la caja del tímpano o en con enfermedades que comprometan la movilidad de la cadena de huesecillos.
     
En pocas semanas tras la intervención se suele conseguir la cicatrización completa.
 


Patologías del oído medio y técnicas de tratamiento

La cirugía del oído medio se utiliza en pacientes que presentan oídos que “supuran” por otitis crónicas simples o colesteatomatosas. Las otitis colesteatomatosas pueden producir complicaciones graves por lo que deben ser tratadas quirúrgicamente y las otitis crónicas simples causan secuelas en el tímpano y en los huesecillos, por lo que deben ser reparadas.

De manera global estas técnicas se denominan timpanoplastias. Se pueden abordar a través del conducto auditivo o por incisiones por detrás de la oreja. Estas incisiones quedan ocultas por el propio pabellón y no causan problemas estéticos. Estas cirugías previenen complicaciones de las supuraciones y mejoran, en gran parte de los pacientes, sus umbrales de audición.

Mediante la técnica denominada estapedectomía y abordando a través del propio conducto, sin incisiones, se interviene la otoesclerosis. Esta es una enfermedad relativamente frecuente en la que se inmoviliza la cadena de huesecillos, el estribo, etc. La cirugía tiene como objetivo sustituir este osículo por una prótesis de platino de unos 5 mm. Este tipo de cirugía se realiza a través de microscopio quirúrgico o de endoscopia, permitiendo magnificar el campo y prevenir complicaciones.
 

Cuidados tras una cirugía de oído medio

En estas cirugías ingresan el mismo día de la intervención y son dadas de alta tras 1 noche de ingreso, siendo el tiempo de estancia hospitalaria de unas 18 horas.

Los pacientes con incisiones retroauriculares portan un vendaje que se suele retirar en 24 horas.

Tras la intervención se suele conseguir la cicatrización completa en pocas semanas en las que simplemente se realizan curas semanales de escasa duración pudiendo incorporarse el paciente a sus labores habituales en muy pocos días.

Por Dr. Manuel Acuña García
Otorrinolaringología

Prestigioso especialista en Otorrinolaringología, el Dr. Acuña García es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Oviedo y doctor por la Universidad de Valladolid. Está especializado en a la cirugía de la rinoplastia, cirugía de oído y cirugía de tiroides y paratiroides.

Ha compaginado su labor con la docencia como profesor asociado de la Universidad de Valladolid durante 16 años. Y dispone de más de 40 publicaciones en artículos científicos en revistas de la especialidad y en capítulos de libros.

Actualmente desarrolla su labor médica en el Hospital Recoletas Campo Grande, en Valladolid, y en la Clínica María de Molina, en Palencia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..