Cirugía refractiva ocular

Escrito por: Dr. Jaime Garrido Linares
Publicado: | Actualizado: 15/11/2018
Editado por: Top Doctors®

Los especialistas en Oftalmología la definen como una cirugía no dolorosa que se realiza de forma ambulatoria tras haber administrado previamente al paciente una anestesia tópica. Dicha anestesia es local y consiste en la aplicación de gotas en el ojo. Una vez administrada la anestesia, y en función de la técnica más adecuada para el paciente teniendo en cuenta su graduación, la anatomía de su ojo, su edad, etc… Se prepara el ojo para comenzar el tratamiento, que gracias a los láseres actuales, se puede realizar una remodelación corneal, eliminando la graduación de forma rápida, segura y sin dolor.

Con la cirugía refractiva se pueden tratar casi todos los defectos refractivos existentes

 

Recuperación de la visión en pocas horas con la operación láser del ojo

Normalmente se operan ambos ojos en el mismo día. La visión puede recuperarse casi en su totalidad desde unas horas tras la intervención hasta unos días después de la misma, dependiendo de la técnica utilizada.

 

Desde miopía hasta presbicia

Se pueden tratar casi todos los defectos refractivos existentes: miopía, hipermetropía, astigmatismo e incluso en algunos casos, la presbicia o vista cansada.

 

Una cirugía láser de ojos apta para casi todos los pacientes

De acuerdo con los especialistas en Oftalmología, el procedimiento depende de diversos factores: el tipo de defecto refractivo, la cantidad de dioptrías, la edad del paciente, la anatomía del ojo, etc… Pero con las técnicas innovadoras que existen actualmente, la mayoría de los pacientes son aptos para la cirugía refractiva, ya sea con técnicas de láser o bien mediante el implante de lentes intraoculares.

 

La importancia del seguimiento de las indicaciones del especialista en cirugía refractiva

Dependiendo de la técnica a emplear, los pacientes tienen que seguir una serie de recomendaciones pre y postquirúrgicas. Es importante el cumplimiento del tratamiento prescrito por el médico, que consiste en la aplicación de gotas durante las semanas previas a la intervención. Asimismo, es imprescindible también seguir siempre las directrices del cirujano, que es quien conoce en profundidad el estado del ojo del paciente y sus necesidades particulares.

Por Dr. Jaime Garrido Linares
Oftalmología

El Dr. Garrido es un reputado Oftalmólogo de primer nivel con más de 10 años de experiencia. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga, cuenta con un Máster en Oftalmología Clínica y diversos títulos de Experto en numerosos tratamientos, además de haber obtenido el Doctorado con la inmejorable calificación de Cum Laude. Ha publicado numerosas investigaciones tanto nacionales como internacionales, y destaca a su vez por ser especialista en el novedoso tratamiento de Cirugía Refractiva e Implanto-Refractiva.

En su trayectoria profesional, destaca su actual puesto en la Clínica El Pilar de Málaga, donde desempeña su labor como Oftalmólogo experto en: cirugía de Catarata, tratamiento del Queratocono, diagnóstico y tratamiento del Glaucoma y patologías como la Retinopatía Diabética. También, ejerce como especialista para el Servicio Andaluz de Salud.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.