Cirugía oncoplástica, la importancia de unir ambas disciplinas

Escrito por: Dr. Joan Maria Viñals Viñals
Publicado: | Actualizado: 21/07/2018
Editado por: Top Doctors®

En España cada año se diagnostican 26.000 nuevos casos de cáncer de mama. Catalunya es el territorio que más diagnósticos acumula, 84 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 50 por 100.000 de media en el resto de regiones. Con una tasa de supervivencia superior al 80%, uno de los mayores retos en el cáncer de mama es la reconstrucción mamaria. Hablamos con los doctores de la Unidad de Cirugía Oncoplástica y Estética que nos explican en qué consiste esta disciplina.

 

Doctor Joan María Viñals, ¿quiénes son ustedes? ¿Qué es la Unidad de Cirugía Oncoplástica y Estética?

La Unidad de Cirugía Oncoplástica y Estética es una empresa de cirujanos plásticos fundada hace 20 años por el doctor Josep Maria Serra Payró y por mí. Desde hace 15 también trabaja con nosotros la doctora Amadora Rubia Martos, especialista en cirugía plástica.

 

¿Dónde están ubicados?

Actualmente estamos en el Hospital Mútua deTerrassa (Àptima), en la Clínica Sant Josep (Altahia) en Manresa, en la Clínica Diagonal en Esplugues de Llobregat y en Tarragona, en el Hospital Sant Joan de Reus.

 

Doctor Serra, ¿qué significa “oncoplástica”?

Es un término creado en el ámbito de la cirugía de la mama que consiste en aplicar los recursos reconstructivos propios de la cirugía plástica a la cirugía oncológica. Esta disciplina permite realizar una cirugía más radical en los márgenes de resección del tumor y, al mismo tiempo, preservar la forma de la mama e incluso mejorarla.

 

¿Mejorarla?

Sí, por ejemplo, en las reducciones de mama oncológicas. Es lo mismo que una reducción de mamas estética pero extirpando el cáncer. Cuando tenemos que realizar una mastectomía radical –extirpación completa de la mama– con técnicas microquirúrgicas podemos trasplantar piel y grasa de la parte baja del abdomen y reconstruir la mama en la misma operación. Sin prótesis ni otros materiales que pueden suponer un problema a la hora de realizar el resto de tratamientos necesarios como la radioterapia. Solo con piel y grasa propia de la paciente.

 

Pero ¿ustedes realizan también la mastectomía?

D.S: Sí, claro. Nosotros somos cirujanos oncológicos y asumimos el tratamiento quirúrgico del cáncer.

 

Dr. Viñals, ¿en qué sentido la cirugía oncoplástica se adapta a los tratamientos del cáncer?

La cirugía oncoplástica está especialmente indicada para el tratamiento del cáncer. Al poder trasplantar el tejido deseado, se puede extirpar mejor el tumor y la zona afectada.

Reconstruir la mama con tejidos vivos y bien vascularizados permite lograr una buena y rápida cicatrización de la zona operada, y evitar complicaciones y retrasos en la recuperación.

Facilita los tratamientos oncológicos como la radioterapia o la quimioterapia, ya que estos pueden aplicarse al mes de la operación y con la dosis e intensidad que sean convenientes, sin tener que detener el tratamiento por infecciones de la herida u otras complicaciones.

Facilita también la cirugía cuando ha habido RDT Y QMT antes de la intervención. Esta afecta a los tejidos que quedan con problemas de cicatrización. Aportar tejidos sanos es determinante para la curación.

Con las reconstrucciones oncoplásticas queremos conseguir también el mejor resultado estético y funcional para el paciente; en el cáncer de mama es fácil de entender, mejoramos en todas las ocasiones el aspecto de la mama y conseguimos que no salga de quirófano ninguna mujer sin pecho.

 

¿Trabajan con otros especialistas?

Siempre. Los oncólogos médicos y los radioterapeutas son nuestros compañeros de camino, los patólogos y radiólogos también. Nunca nos enfrentamos a una intervención oncológica sin una reunión y el acuerdo de todos ellos.

 

¿En qué otros ámbitos es importante la cirugía oncoplástica?

En la cirugía de cabeza y cuello es importantísima. Sin una adecuada reconstrucción no pueden extirparse algunos tumores. Hoy en día, con las técnicas de trasplante de tejidos propios, podemos reconstruir huesos faciales gracias también a los nuevos programas informáticos que nos permiten ser más precisos. Asimismo, podemos reconstruir partes faciales blandas como la lengua o el esófago.

 

¿El esófago?

Sí, con el intestino delgado. Incluso en determinados casos con parte del estómago y epiplón. Es un método en el que tenemos mucha experiencia y que permite salvar situaciones muy graves. Por ejemplo, cuando la faringe está abierta en el cuello con una grave contaminación bacteriana de las estructuras vasculares del cuello, que fácilmente pueden producir una hemorragia fatal. Con la reconstrucción podemos curar rápidamente estos casos.

 

¿Cómo se puede llegar a esta situación?

En general, son pacientes que han hecho radioterapia y quimioterapia por un cáncer de laringe o faringe, pero el tumor se ha reproducido y han sido operados de nuevo. Los tejidos han perdido la capacidad para cicatrizar, se abren y la contaminación de la boca y la faringe lo infecta todo.

 

¿En qué otros ámbitos puede tener un papel importante la cirugía oncoplástica?

En los tumores de partes blandas, los sarcomas. Son tumores que se localizan en cualquier parte del cuerpo pero sobre todo en las extremidades.

En estos casos la oncoplástica es determinante para poder hacer una buena cirugía, radical de verdad, mantener la extremidad y evitar a toda costa las amputaciones.

 

Fuera de la oncología, ¿tiene aplicaciones?

Sí, sobre todo en la reconstrucción del miembro inferior en fracturas abiertas, como las producidas en accidentes de moto. También en todos los casos de cáncer de piel y en cualquier tumor que afecte a partes blandas, con independencia de su origen.

 

¿Y la parte estética, Dra. Rubia?

Somos cirujanos plásticos, las intervenciones estéticas son las operaciones que más trabajo nos aportan y hay muchos pacientes interesados en ellas.

 

¿La estética es muy diferente de todo lo anterior?

En absoluto, las técnicas quirúrgicas son muy parecidas y la mayoría son las mismas. La diferencia es que la oncoplástica se dirige a unos pacientes con una enfermedad neoplásica y, la estética, a pacientes que quieren mejorar un estado que dentro de la normalidad les parece insatisfactorio, ya sea por envejecimiento o porque la forma de algunas partes del cuerpo no les gusta. Por ejemplo, unas mamas demasiado grandes o demasiado pequeñas o caídas, una nariz demasiado grande, unos párpados envejecidos, etc. La corrección de esta patología estética proporciona una satisfacción, un aumento de la autoestima y también del estado de salud de la persona.

Por Dr. Joan Maria Viñals Viñals
Cirugía plástica, estética y reparadora

El Dr. Viñals Viñals es un reputado especialista en Cirugía Plástica Reparadora y Estética. Jefe del Servicio de Cirugía Plástica en el Hospital Universitario de Bellvitge durante más de 10 años, el Dr. Viñals tiene una gran experiencia en cirugía oncológica de cáncer de cuello y cabeza y de cáncer de mama. También es experto en cirugía craniofacial, microcirugía vascular y nerviosa, tumores de partes blandas y melanoma. Es autor de numerosas publicaciones y ex-Presidente de la Sociedad Española de Cabeza y Cuello.

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.