Cirugía de la mano: lesión del nervio radial

Escrito por: Dr. Homid Fahandezh-Saddi Díaz
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

La parálisis del nervio radial se asocia con pérdida de la función del brachiorradialis (BR), extensor carpi radialis brevis (ECRB), extensor carpi radialis longus (ECRL), extensor digitorum communis (EDC), extensor indicis propius (EIP), extensor digiti minimi (EDM), extensor carpi ulnaris (ECU) y extensor pollicis longus (EPL).

 

Esta lesión provocará un déficit motor que dará lugar a la incapacidad para extender la muñeca y los dedos y la abducción radial del pulgar también se verá afectada. Los pacientes presentan los siguientes síntomas:

  • Mano caída
  • Disminución de la fuerza de agarre con sensibilidad.

 

Objetivos de las transferencias tendinosas en parálisis del nervio radial

 

Las transferencias tendinosas tratan de paliar esa lesión y para ello se restaura la extensión de la muñeca, de los dedos y se realiza una desviación radial del pulgar. Existen más de 50 modificaciones tendinosas para la parálisis del nervio radial, pero tres de ellas son las más utilizadas en la actualidad, siendo:

  1. FCR
  2. FCU
  3. FDS del tercer y cuarto dedo. 

 

Cada una de estas técnicas ha demostrado ser eficaz, aunque no existen comparativas para determinar cuál es mejor ni en qué casos es preferible recurrir a una en concreto. Estudios como el de Yavari demuestran que no hay diferencias entre el uso de un único tendón como el FCU para las transferencias tendinosas en caso de parálisis radical y el uso de tendones como el PL, FCU y FCR.

 

Además, se ha demostrado que se trata de una técnica más simple, con menores complicaciones en casos de fibrosis y en la que se consigue reducir el tiempo de intervención quirúrgica, ya que no es necesario manipular los tendones PL, FCU y FCR.

 

La lesión del nervio radial afecta a la fuerza y sensibilidad de la mano.

 

El objetivo en de las intervenciones son:

  1. Restaurar de la extensión dedos y del extensor largo del primer dedo.
  2. Restauración de la extensión de la muñeca.

 

Existen varios métodos que permiten restaurar la extensión de los dedos, siendo la más utilizada la transferencia del FCU. Es una de las técnicas más simples de realizar, logrando obtener resultados reproducibles. Transferencia del flexor carpi radialis (FCR).

 

La transferencia del FCR incluye la unión de este al EDC para restaurar la extensión de los dedos y la transferencia del PL al EPL para restaurar la extensión del pulgar.

 

Por último, es importante recordar la importancia de las transferencias tendinosas en las extremidades superiores ya que permiten:

  1. Restaurar la función de un músculo paralizado por una lesión de un nervio periférico o del plexo braquial.
  2. Restaurar la función tras una rotura tendinosa (abierta o cerrada).
  3. Restaurar el balance de una mano tras enfermedad neurológica.

Por Dr. Homid Fahandezh-Saddi Díaz
Traumatología

El Dr. Homid Fahandezh Saddi Díaz es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza. Realizó su residencia de cirugía Ortopédica y Traumatología en el Hospital Gregorio Marañón en Madrid. Está especializado en cirugía de la mano, microcirugía, cirugía nerviosa reconstructiva y patología del miembro superior.

Su formación se ha realizado en centros de alto renombre como son El Sanatorio del Norte en San Miguel de Tucumán (Argentina) con el Dr. José Rotella (discípulo de E. Zancolli), en el Kleinert Institute junto a Luis Scheker y Harold Kleinert, en el Pulvertaff Hand Center con Carlos Heras Palou y ha realizado un Fellowship con la Dra. Susan E. Mackinnon en Washington University en St. Louis, de cirugía nerviosa reconstructiva.

Es colaborador y responsable de la Unidad de Cirugía de la Mano y Miembro Superior en Instituto AVANFI.

Es magíster en valoración del daño corporal y psicosocial.

Como méritos internacionales, es coautor de dos trabajos premiados por la Academia Americana (AAOS) de técnica quirúrgica y coautor de cuatro técnicas quirúrgicas originales publicadas en catálogo de AAOS. La última técnica quirúrgica original ha sido “Ultrasound-guided carpal tunel release” en Orlando. En 2019 recibió la prestigiosa certificación de mano de FESSH, European Board in Hand Surgery.

Su filosofía se basa en la formación continua, la investigación y el desarrollo de técnicas mínimamente invasivas, apoyadas por control ecográfico, que buscan disminuir la agresión quirúrgica y acelerar la recuperación de los pacientes buscando siempre la excelencia en el tratamiento.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..