Cirugía cardiaca sin sangre para colectivos religiosos

Escrito por: Dra. María Belén Viñals Larruga
Publicado: | Actualizado: 19/07/2018
Editado por: Top Doctors®

La cirugía cardiaca sin sangre es una técnica cada vez más extendida que permite evitar el uso de sangre y hemoderivados. No solo está indicada para algunos colectivos religiosos que la solicitan, tales como los Testigos de Jehová, sino que, además, evita daños que pueden ocurrir en los pacientes durante una transfusión de sangre, tales como reacciones transfusionales o contagio de enfermedades víricas.

Cirugía cardiaca sin sangre: qué es

La cirugía cardiaca es una especialidad en la que, con relativa frecuencia, se requiere el uso de  hemoderivados. Algunos pacientes, sin embargo, como los Testigos de Jehová, rechazan el uso de sangre y hemoderivados. Esto, para la mayoría de centros que ofrecen cirugía cardiaca, es un gran inconveniente a la hora de llevar a cabo este tipo de intervenciones y, sobre todo, para seguir ofreciendo los mismos resultados en cuanto a morbi-mortalidad. Este hecho supone un gran reto para el personal sanitario. Nuestro equipo experto en Cirugía Cardíaca viene realizando cirugía cardiaca sin sangre, es decir, evitando la transfusión de sangre y cualquier hemoderivado y se disponen de excelentes resultados, equiparables a los obtenidos en intervenciones de la población en general.


Motivos del surgimiento de la cirugía cardiaca sin sangre

La necesidad de realizar cirugía cardiaca sin sangre viene dada por el número cada vez más frecuente de pacientes que, por sus circunstancias religiosas, rechazan la transfusión de sangre y hemoderivados, como el caso mencionado anteriormente. El rechazo de estos pacientes a las transfusiones sanguíneas surge de una interpretación estricta de ciertos pasajes bíblicos («...sólo carne con su alma  ̶su sangre̶  no deben comer»; Génesis 9:3-4). 
Esta negativa enfrenta dos bienes fundamentales como son el principio de autonomía del paciente y el deber del médico de preservar la vida del paciente (derecho a la vida). Supone un gran reto para el equipo médico encargado tanto de la cirugía como del seguimiento postoperatorio, que es la etapa donde es más probable que puedan surgir complicaciones que requieran el empleo de hemoderivados.

 

Cirugía cardiaca sin sangre: ¿una práctica extendida?

Es una práctica que no está tan extendida, porque la mayoría de centros no quiere asumir la responsabilidad ética de tener que omitir una medida fundamental para preservar la vida del paciente. En la actualidad hay numerosas estrategias, tanto médicas como quirúrgicas, para reducir las necesidades transfusionales. Nosotros ponemos en práctica todas ellas para poder garantizar buenos resultados. Nuestro equipo quirúrgico, que es de referencia en cirugía cardiaca sin sangre, ha llegado incluso a realizar en estos pacientes cirugía de elevada complejidad, como es el caso de las reintervenciones o de la cirugía sobre la aorta ascendente.

 

Casos indicados para Cirugía cardiaca sin sangre 

El equipo, en general, mantiene una tendencia a minimizar siempre, en la medida de lo posible, la transfusión de sangre y hemoderivados. Esto se hace de forma rutinaria en todos los casos intervenidos, puesto que es bien sabido que la transfusión sanguínea no está completamente exenta de producir daños potenciales en el paciente, tales como: reacciones transfusionales, contagio de enfermedades víricas (Hepatitis C, VIH) o Síndrome de la Politransfusión. Por este motivo tenemos muy bajo índice transfusional en la población intervenida. Por supuesto, es una técnica especialmente indicada para pacientes Testigos de Jehová, que son cada vez más numerosos en nuestro país. También existen otros casos en que existen dificultades para poder realizar una transfusión, tales como pacientes que presenten anticuerpos irregulares frente a los glóbulos rojos y, en el caso de recibir una transfusión sanguínea, pueden presentar una complicación grave, que se denomina Hemólisis.

Sin embargo, en general es el colectivo de Testigos de Jehová el que cada vez demanda más este tipo de técnica porque se encuentran muy desprotegidos al no encontrar centros donde se lleve a cabo este tipo de cirugía sin restricción alguna.

 

Por Dra. María Belén Viñals Larruga
Cirugía cardíaca

La Dra. Viñals Larruga es una prestigiosa especialista en cirugía cardíaca de la ciudad de Valencia. Con más de 30 años en la profesión. En constante formación, ha ejercido en numerosos centros y hospitales de prestigio internacional. A lo largo de su trayectoria ha combinado su profesión con la docencia. Por otra parte, ha participado en numerosos congresos y ponencias sobre la especialidad. Actualmente ejerce en el servicio de cirugía vascular del Hospital Virgen del Consuelo de Valencia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.