Ciática: por qué se produce y cómo se puede tratar

Escrito por: Pedro José Macián Felipe
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

La principal característica de la ciática es la presencia de dolores intensos que tienen su inicio en la zona lumbar y se transmiten hasta el pie por la parte posterior del muslo y glúteo.

 

La ciática produce dolores intensos que se inician en la zona lumbar

 

Generalmente, estos dolores afectan solamente a una de las piernas y pueden localizarse también en la parte inferior de la espalda o en una nalga.

 

Como consecuencia, el paciente sufre cambios en la sensibilidad de la zona afectada, que empeora cuando la persona se sienta o se pone de pie, una sensación que puede remitir al tumbarse o al caminar. 

 

Todos estos síntomas pueden deteriorar la vida de los pacientes que sufren ciática, ya que es posible que lleguen a limitar notablemente sus movimientos.

 

¿Cuáles son los principales síntomas que permiten detectarla?

La sintomatología se caracteriza por dolores intensos y persistentes que se inician en la zona lumbar que se transmiten hasta el pie por la parte posterior del muslo y el glúteo, así como hormigueos en las piernas, ardor en la parte de la parte baja de la espalda y adormecimiento de los pies.

 

En algunos casos, también puede aparecer cojera y pérdida de la sensibilidad al tacto y a la temperatura.

 

Las causas de la ciática

Las causas pueden ser diversas y, generalmente, dependen del estilo de vida del paciente y de su morfología.

 

Lo más común es el pinzamiento del nervio ciático, que suele estar ocasionado por una hernia discal o protrusión en la columna vertebral o por un crecimiento óseo excesivo en las vértebras.

 

Con menor frecuencia, existen causas tumorales que pueden obstruir el nervio o la diabetes, que pueden generar cambios en la fisiología de la zona que acabe dañando el nervio.

 

También están las causas osteopáticas, como irritaciones por exceso de toxicidad en la zona, causada por una mala alimentación.

 

Por otro lado, existen las causas por irritaciones viscerales como las disfunciones de una parte concreta del intestino: colon ilíaco, colon sigmoide y recto, que congestionan la pelvis, así como las venas del sistema Azygos.

 

¿Cuál es su diagnóstico?

El terapeuta dispone de distintos test para poder averiguar cuál es la causa que provoca la ciática y la zona donde se comprime el nervio:

 

  • Maniobra de Lasègue: se realiza con el paciente tumbado boca arriba, elevando la pierna extendida del lado afectado. Cuando el dolor aumenta antes de elevarse más de 60º, indica que se debe al nervio ciático. Esta maniobra debe realizarse en las dos piernas para comprobar que el dolor solamente afecta a un nervio ciático.
  • Maniobra de Bragard: se realiza después de la maniobra de Lasègue y consiste en el mismo movimiento, pero cuando se llega al punto en el que aparece el dolor, debe empujar la planta del pie flexionando el tobillo. Si aparece dolor, confirma la sospecha de ciática.
  • Exploración de la sensibilidad: se realiza mediante comparando la sensibilidad de la piel del nervio ciático con la del lado que no está afectado.
  • Exploración de la fuerza muscular: el terapeuta compara ambos lados del cuerpo para comprobar la fuerza muscular perdida. Generalmente, la ciática impide caminar de puntillas o de talones, de manera que un método sencillo para comprobarlo es hacer que el paciente camine.
  • Exploración de los reflejos tendinosos: el terapeuta provoca el reflejo con un golpe seco en los tendones que deberá producir una contracción. Esto sucede a causa de que los nervios que forman este reflejo están sanos y durante la ciática puede desaparecer su capacidad para contraerse.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

Existen distintos tratamientos para la ciática:

  • Analgésicos y antiinflamatorios para calmar el dolor. Suelen tomarse cada ocho horas durante los días que dura el episodio. Después se baja la frecuencia de tomas, pero se debe continuar con la medicación hasta dos semanas.
  • El paciente debe hacer reposo relativo, sin realizar esfuerzos ni caminar largas distancias.
  • Cuando los antiinflamatorios no son suficientes se deben administrar corticoides.
  • Aplicar frío en la zona lumbar o nalga afectada durante los dos primeros días de dolor para reducir la inflamación.
  • Aplicar calor durante los días siguientes con una manta eléctrica o bolsa de agua caliente para calmar el dolor.
  • Realizar masajes en la zona lumbar.
  • Tratamientos con fisioterapia para aliviar las tensiones de la zona lumbar, mediante masajes, estiramientos, punción seca y movilizaciones.
  • La descompresión axial vertebral es un tratamiento novedoso para el dolor agudo y crónico de la ciática, que gracias a la tecnología realiza un estiramiento sobre la columna y descomprime el disco intervertebral que presiona el nervio.

 

¿Una vez recuperado, el paciente podría volver a desarrollarla?

El paciente debe tener precaución a la hora de mantener una salud postural correcta, llevar un seguimiento por parte del fisioterapeuta y osteópata. Debe complementar estas precauciones con un estilo de vida sano y saludable, practicando deporte y siguiendo una alimentación correcta.

 

De esta manera, podrá evitar una recaída con sus efectos adversos correspondientes.

Por Pedro José Macián Felipe
Fisioterapia

El Sr. Macián es un destacado especialista en Fisioterapia con especial atención a las áreas de Osteopatía visceral, craneal y estructural y tratamiento del dolor lumbar y ciática. Realizó el Grado en Fisioterapia por la Universidad de Valencia y más adelante se especializó en Síndrome de Dolor Miofascial, Acupuntura y vendaje Neuromuscular. 

Actualmente compagina su labor como fisioterapeuta con la de osteópata y desarrolla su actividad asistencial en la Clínica IVEMA

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.