El 80% de la población tendrán cefalea tensional

Cefalea tensional, el dolor de cabeza más frecuente

Escrito por: Dr. Hari Bhathal Guede
Publicado: | Actualizado: 12/08/2018
Editado por: Patricia Fernández Ramos

La cefalea tensional llega a afectar hasta el 70-80% de la población en algún momento de su vida. Casi todo el mundo lo ha experimentado, y se relaciona con episodios de cansancio, sobrecarga, y estrés emocional.

Habitualmente es un dolor ocasional, que cede espontáneamente o que responde a analgésicos. Por tanto, es raro que se consulte con el médico, al no causar alarma. El problema surge cuando este dolor de cabeza se cronifica, es decir, que se padece más de 15 días al mes a lo largo de tres meses.

 

Síntomas de cefalea tensional: dolor de cabeza punzante

El dolor de la cefalea tensional es opresivo, sordo o punzante, alrededor del cráneo. Se describe como “en casco”, ya que generalmente el dolor se sitúa sobre la frente, las sienes y en la nuca. Pero también puede afectar a diferentes partes del cráneo, incluso llegando hasta el cuello.

Suele ser de intensidad leve o moderada, molesto, continuo, y habitualmente dura de media hora hasta pocos días.

Se asocia con frecuencia a sensación de torpeza mental o falta de concentración, cansancio, visión borrosa, y sensación de hormigueo en el cuero cabelludo.

La palpación de los músculos del cráneo produce molestia o dolor, incluso al pasar el peine o el cepillo por el pelo. Puede acompañarse de fotofobia y fonofobia: molestia a la luz y los sonidos.

Las náuseas no son frecuentes en este tipo de cefalea, suele darse más en mujeres y adultas (20-60 años), siendo poco habitual en niños y en ancianos.

 

Causas de la cefalea tensional

Se considera que el origen de la cefalea tensional es la “tensión muscular”: contractura mantenida de los músculos del cuero cabelludo, cuello y cráneo, incluyendo los músculos masticatorios y los extra-oculares. Su nombre a menudo causa confusión, dando lugar a creer que es por la hipertensión arterial. Sin embargo su mecanismo no es vascular, sino muscular. No es causado por alteraciones cerebrales.

Las causas de la tensión muscular suelen ser el cansancio, la falta de sueño, la sobrecarga laboral y familiar, el estrés, la ansiedad y las preocupaciones. Así, es habitual que se desencadene por un disgusto o por un conflicto familiar o laboral. La tensión emocional genera con frecuencia contracturas musculares, y cuando se contracturan los músculos craneales se produce la cefalea tensional.

cefalea tensional - Top Doctors
El estrés, las preocupaciones y la falta de sueño son algunas de las causas de la cefalea tensional
 

 

Mala postura y dolores de cabeza

Debemos tener en cuenta que cualquier otra causa que produzca contracturas musculares puede ser la causa de la cefalea tensional. La más frecuente es adoptar malas posturas que sobrecargan los músculos cráneo-cervicales.

Es lo que se denomina mala higiene postural: sentarse incorrectamente en el trabajo, en casa o en el coche, así como las malas posturas durante el sueño y utilizar almohadas inadecuadas. Los cambios degenerativos de la columna cervical, es decir la artrosis, causa alteraciones en la mecánica del cuello, con contractura como resultado.

Otras causas de sobrecarga muscular craneal son la exposición solar mantenida sin gafas de sol (fruncir el ceño), y el uso continuado de pantallas sin descanso que sobrecargan los músculos extraoculares y perioculares.

Por último, existen otras causas infrecuentes de cefalea tensional. Suelen ser como síntoma debido a otras enfermedades y fármacos.

 

Cefalea episódica y cefalea crónica: cuando el dolor de cabeza persiste

Los diferentes tipos de cefalea tensional se definen básicamente por su frecuencia en el tiempo, la respuesta al tratamiento y la incapacidad que producen.

La más común es el tipo episódico: es la cefalea ocasional que dura de media hora a pocos días, suele aliviarse con analgésicos y no aparece de forma frecuente.

Sin embargo, hasta un 3% de la población puede sufrir cefalea tensional crónica, que se define como dolor al menos 15 días al mes en los últimos tres meses. Es un cuadro clínico que no responde al tratamiento analgésico habitual, y puede ser incapacitante. Puede producir cambios en la personalidad y el comportamiento, merma la actividad social y laboral, llegando a situaciones de bajo rendimiento laboral, incluso al absentismo.

Las personas que sufren cefalea tensional crónica suelen presentar ansiedad mantenida, cuadros depresivos leves, y a veces trastornos de la personalidad. Otras enfermedades que pueden causar dolor de cabeza crónico son las alteraciones del sueño como el Síndrome de Apnea del Sueño. También la exposición a ciertos tóxicos como disolventes, humo, tabaco o alcohol, lo producen.

A veces el consumo excesivo de analgésicos puede producir fenómeno de “rebote”, convirtiendo una cefalea episódica en una crónica. Esto es conocido como cefalea por abuso de medicación: tras tomas excesivas y reiteradas de analgésicos, éstos pierden efectividad y producen dolor al día siguiente, habitualmente matutino, consiguiendo que se vuelva a tomar el analgésico, cerrando así un círculo vicioso.

 

Tratamiento de la cefalea tensional

El tratamiento de la cefalea tensional episódica es bastante sencillo: consiste en la toma puntual de un analgésico, y por supuesto evitando las causas desencadenantes del dolor. La mayoría de las veces cederá espontáneamente.

Cuando la cefalea tensional se convierte en crónica, responde poco o nada a los analgésicos convencionales. En este caso, el médico debe hacer una minuciosa labor para identificar la causa y ponerle remedio, fundamentalmente descartando otras enfermedades de base, enfermedades neurológicas acompañantes, trastornos del cuello y trastornos del sueño. El mejor tratamiento es eliminar la causa del dolor cronificado.

En la mayoría de los casos, como la causa es un problema emocional, el tratamiento debe dirigirse a solucionarlo: técnicas de relajación, deporte habitual, y la modificación de hábitos de vida consiguen buenos resultados a mediano-largo plazo. También se debe eliminar el tabaco, alcohol, exceso de comida y falta de sueño.

Desde el punto de vista farmacológico, la cefalea tensional crónica se trata con medicación preventiva: un fármaco administrado diariamente durante tres a seis meses que previene la aparición del dolor. Su efecto suele ser evidente a las dos o tres semanas de uso: la frecuencia de dolor de cabeza disminuye notablemente y cuando aparece responde adecuadamente a un analgésico.

remedios dolor de cabeza cefalea - Top Doctors
El tratamiento de la cefalea tensional crónica busca remitir los síntomas y que, en caso de que vuelvan a aparecer, respondan a los analgésicos comunes
 

Se debe mantener el tratamiento preventivo un mínimo de tres meses, para evitar la reaparición de la cefalea tensional crónica. Sin embargo, no evita que pueda aparecer ocasionalmente dolor de cabeza episódico. Estos fármacos deben ser usados bajo estricta supervisión médica.

El fármaco preventivo debe considerarse un tratamiento de choque para aliviar el dolor crónico y la discapacidad que produce, pero nunca un tratamiento de por vida. El tratamiento más duradero y eficaz es tener hábitos de vida saludables, resolver las alteraciones del estado de ánimo o corregir las enfermedades que producen la cefalea tensional crónica.

La cefalea tensional es un dolor de cabeza frecuente y benigno que si cronifica puede ser muy molesto, incluso exasperante, afectando la vida social y laboral de quien lo padece por la incapacidad que produce el dolor. En este caso se debe consultar con el neurólogo, especialista específicamente formado para estudiar y tratar el dolor de cabeza. Éste, basándose en las características del dolor, las enfermedades previas del paciente, la medicación que toma y la exploración neurológica, decidirá si precisa una prueba diagnóstica o no y propondrá el tratamiento más eficaz. La experiencia demuestra que con un diagnóstico correcto la inmensa mayoría de las cefaleas tensionales responden al tratamiento.

Por Dr. Hari Bhathal Guede
Neurología

El Dr. Bhathal es un reconocido especialista en Neurología y Neurología infantil, com amplia experiencia en la prevención y tratamiento de la epilepsia. Entre su exhaustiva formación destacan diversos estudios de especialización en distintas áreas de la Neurología, así como un Fellow sobre Epilepsia en el Montréal Neurological Institute (Canadá). A lo largo de su excelente trayectoria profesional  el Dr. Bhathal ha ocupado puestos de responsabilidad en prestigiosos centros médicos y hospitalarios. Actualmente forma parte de la Unidad de Epilepsia de Neurocenter Barcelona en el Centro Médico Teknon. Además, el Dr. Bhathal ha participado en numerosos congresos y conferencias sobre epilepsia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.