Causas y diagnóstico de la ciática

Escrito por: Dr. Luis Ley Urzaiz
Publicado: | Actualizado: 21/07/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

El dolor ciático o ciática es un dolor muy fuerte que se irradia (se distribuye) desde la zona lumbar, baja por la parte trasera del muslo y la pierna y puede llegar hasta el pie. En muchas ocasiones el dolor no tiene esta distribución completa, sino que llega hasta la rodilla o sólo en el glúteo; en otras ocasiones se manifiesta sin dolor, pero con como hormigueo (parestesias), o de ambas maneras. La distribución del dolor es muy importante, ya que ayuda a conocer el origen y la causa del dolor.

El dolor ciático suele acompañarse de dolor lumbar, aunque en ocasiones el dolor lumbar es previo al dolor ciático y mejora cuando aparece la ciática. En muchas ocasiones hay episodios de dolor lumbar (lumbalgias o lumbagos) previamente.

 

Causas de la ciática

Está causada por la irritación del nervio ciático, ya sea por compresión directa o por inflamación del mismo, del tronco nervioso o de sus raíces. La causa más frecuente es un atrapamiento de una raíz nerviosa a su salida del conducto espinal, ya sea por una degeneración de las vértebras (espondilosis vertebral) o por una degeneración del disco intervertebral (hernia discal).

ciatica
El dolor ciático o ciática es un dolor muy fuerte que se irradia (se distribuye)
desde la zona lumbar y que baja por la parte trasera del muslo y la pierna.

En la mayoría de los casos, el dolor desaparece de manera espontánea en un periodo que varía entre las cuatro a seis semanas. Si tras este tiempo no ha habido mejor, se debe plantear una intervención quirúrgica.

En caso de pérdida de fuerza o de alteración de esfínteres, el tratamiento ha de ser más rápido. En el caso de pérdida de esfínteres, debe ser urgente.

 

Diagnóstico de la ciática

El método de diagnóstico principal es la resonancia magnética. Lo más importante es conocer el tipo de dolor, la distribución del mismo y la exploración clínica obtenida.

A su vez, la realización de radiografías simples de columna lumbar es útil en el caso de sospecha de anomalías de transición y para aclarar la presencia de inestabilidad vertebral.

El análisis neurofisiológico no es imprescindible, aunque puede servir para pacientes operados con anterioridad, en caso de dudas diagnósticas o para establecer el daño radicular previo a la cirugía.

Por Dr. Luis Ley Urzaiz
Neurocirugía

Es una referencia nacional en la especialidad. Actualmente es el Jefe de Servicio del Hospital Universitario Ramón y Cajal. Gran experto en cirugía vascular cerebral, neurooncología, cirugía de base de cráneo e hipófisis, así como en cirugía de columna cervical y tumores raquimedulares. Su experiencia en Radiocirugía le permite una visión integral de la patología neuroquirúrgica. Sus conocimientos le han llevado a escribir diversos artículos y trabajos en libros, y a ejercer como profesor universitario. Presidente de la Sociedad Madrileña de Neurocirugía (2014-2016)

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.