Carillas de composite, una excelente opción para mejorar tu sonrisa

Escrito por: Ana Cabeza Martínez
Publicado: | Actualizado: 17/11/2018
Editado por: Top Doctors®

Una carilla de composite es, según los expertos en Odontología, una lámina muy fina de resina compuesta que recubre la superficie externa del diente. Permite mejorar de forma inmediata el aspecto de tus dientes y rejuvenecer al mismo tiempo sin necesidad de someterse a largos y costosos tratamientos.

 

¿En qué consisten las carillas de composite?

Los composites son resinas compuestas que se adhieren directamente al diente, sin necesidad de desgastar el esmalte. Existe una gran variedad de composites que se diferencian por su composición química, por sus colores, resistencias, exigencias funcionales y estéticas.

 

Los composites son materiales que se modelan directamente sobre la superficie del diente y que permiten infinidad de alternativas terapéuticas con tal de conseguir una sonrisa más sana, bonita y natural.

Las carillas de composite son un tratamiento personalizado, que se realiza a mano y puede adaptarse a las necesidades y exigencias de cada persona.​

¿Qué indicaciones tienen las carillas de composite? ¿Para qué sirven?

Las carillas de composite sirven para:

 

- Reparar los dientes rotos.

 

- Recubrir las superficies de los dientes desgastados.

 

- Mejorar el color de uno o varios dientes con resultados muy naturales.

 

- Mejorar la forma de los dientes.

 

- Modificar el tamaño de los dientes.

 

- Corregir la posición de algunos dientes sin necesidad de someterse a un tratamiento de ortodoncia.

 

- Rejuvenecer a nivel facial, mejoran el perfil y atenúan las arrugas de los labios.

 

- Mejorar el aspecto de los dientes que tienen manchas, grietas….

 

- Proteger los dientes en pacientes con bruxismo.

 

- Permiten conseguir una sonrisa más amplia, más joven y atractiva.

 

La selección de los composites junto con la técnica y la destreza manual permiten unos resultados excelentes y muy naturales. Además, se puede hacer una prueba para ver los resultados antes de empezar el tratamiento.

 

Ventajas de las carillas de composite

Este tipo de carillas dentales al modelarse directamente sobre el diente ofrecen las siguientes ventajas frente a otros tratamientos dentales:

 

- Es un tratamiento totalmente personalizado, exclusivo para cada paciente, que se realiza a mano y puede adaptarse a las necesidades y exigencias de cada persona.

 

- Las carillas de composite respetan al máximo el diente ya que no precisan de un tallado del mismo puesto que su técnica se basa simplemente en su adhesión química al diente.

 

- Los resultados son muy naturales, nada artificiales.

 

- No requieren la interfase de un laboratorio, lo que permite que el tratamiento sea más rápido y económico.

 

- Es un tratamiento totalmente indoloro y no necesita anestesia.

 

- Los resultados del tratamiento son inmediatos ya que se realiza en una sola sesión, en una mañana o una tarde.

 

- Si se fractura una carilla de composite es muy fácil repararla ya que permite que se trabaje sobre la misma resina.

 

- Protegen los dientes en personas con bruxismo al evitar que se desgasten más. Estos casos conviene tratarlos además con una férula de descarga.

 

- Su mantenimiento es simple, sometiéndose a revisiones periódicas y posibles pulidos. Si se mantienen correctamente tienen una duración de entre 7 y 12 años.

Los composites son materiales que se modelan directamente sobre la superficie del diente y permiten conseguir una sonrisa más sana, bonita y natural.​

Diferencias y beneficios de las carillas de composite frente a las carillas de cerámica, de porcelana o Lumineers

- Las carillas de composite respetan al máximo el diente ya que no precisan de un tallado del mismo puesto que su técnica se basa simplemente en su adhesión química al diente. Sin embargo las carillas de cerámica, porcelana o las Lumineers por muy finas que sean, requieren un tallado del diente para conseguir un espacio mínimo sobre el que apoyarse y retenerse en el diente.

 

- Las carillas de cerámica o de porcelana exigen siempre una interfase con un laboratorio que alarga y encarece el tratamiento. Además, no es un tratamiento tan personalizado porque el que fabrica las carillas que es el ceramista desconoce las necesidades del paciente, sus gustos y exigencias estéticas.

 

- Las carillas de composite son un tratamiento directo al ser resinas que se modelan directamente sobre la superficie del diente y se adhieren a él mediante una técnica de adhesión química. Sin embargo las carillas de cerámica/porcelana/Lumineers se cementan sobre el diente preparado y se fabrican indirectamente.

 

- Los resultados en la carillas de composite se pueden modificar las veces necesarias sin embargo cuando se fabrican las de cerámica no admiten retoques.

 

- El tratamiento con carillas de composite no necesita anestesia, sin embargo en las carillas de cerámica /porcelana si suelen necesitar anestesia porque se modifica el aspecto del diente. Se necesitarán además en este último caso unos provisionales mientras se fabriquen.

 

- Los resultados del tratamiento con composites son inmediatos ya que se realiza en una sola sesión, en una mañana o una tarde. Con las carillas de cerámica se requieren al menos dos citas como mínimo.

 

- Si se fractura una carilla de composite es muy fácil repararla ya que permite que se trabaje sobre la misma resina. Si se fractura una carilla de porcelana hay que fabricar una totalmente nueva y esperar al menos una semana con unos provisionales.

 

- El mantenimiento de ambas es simple, sometiéndose a revisiones periódicas y posibles pulidos.

 

- A largo plazo, si se producen recesiones en la encía, en el caso de las carillas de composite, no pasa nada porque se trata como un simple empaste ya que la resina permite añadir material directamente al diente. En cambio, esto no se puede solucionar con las carillas de cerámica/porcelana o Lumineers, que habría que repetirlas.

 

- Los composites si se manchan se pueden limpiar fácilmente y pulir su superficie recuperando el brillo. Las porcelanas no se pigmentan.

 

- Los resultados son muy naturales, nada artificiales en ambos casos. En los composites dependerá de la selección de los composites y de la destreza manual. En las cerámicas los resultados estéticos depende fundamentalmente del laboratorio.

 

- El diagnóstico de futuras caries en los dientes tratados con carillas, es más fácil de ver y de tratar que en los dientes que han sido tratados con carillas de porcelana o Lumineers.

 Ana Cabeza Martínez

Por Ana Cabeza Martínez
Odontología y estomatología

La Sra. Ana Cabeza lleva más de 15 años ejerciendo como odontóloga y especialista en Estética Dental. Su entrega diaria por conseguir la perfección en la Odontología Estética, su honestidad y la formación y actualización continua en técnicas son la base del éxito en su trayectoria profesional. Su punto fuerte son las carillas de composite que le permiten demostrar su talento y destreza manual al conseguir una sonrisa natural y personalizada que cumple siempre las expectativas de sus pacientes. Destaca también por su gran habilidad en hacer los empastes sin anestesia, totalmente indoloros, así como en Ortodoncia y en Invisalign. Cuenta con diferentes publicaciones y ha sido ponente en congresos de Odontología. Ha sido galardonada con el premio Estrella de oro a la Excelencia Profesional en España 2017. Actualmente, trabaja en su propia clínica dental, el Instituto White Smiles en Majadahonda.