Cáncer de mama: consejos de prevención y tratamientos

Escrito por: Dr. Salvador Blanch Tormo
Publicado: | Actualizado: 15/05/2020
Editado por: Nicole Márquez

El cáncer de mama es una enfermedad en la cuál las células en el tejido de la glándula mamaria se multiplican de forma descontrolada. Actualmente, es el cáncer que con más frecuencia se diagnostica en las mujeres, representando casi el 30% de todos ellos.

 

Puede originarse en distintas parte de la mama, aunque en la mayoría de casos su origen se encuentra en los conductos o en los lobulillos.

 

Se pueden distinguir, principalmente, dos tipos de cáncer de mama:

  • El carcinoma ductal inflitrante, que procede de los túbulos por los que fluye la leche producida en la glándula;
  • El carcinoma lobulillar infiltrante, en el que las células cancerosas se esparcen de los lobulillos a los tejidos mamarios cercanos.

 

Como el resto de los tumores, el cáncer de mama se clasifica en diferentes estadios según la extensión del mismo atendiendo a factores como el tamaño tumoral, la afectación ganglionar regional y la extensión a órganos a distancia.

 

Es el cáncer que con más frecuencia se diagnostica en las mujeres.

 

Síntomas del cáncer de mama

Sus síntomas pueden variar en función de cada paciente. No obstante, algunos signos de alerta comunes incluyen:

  •  Aparición de un bulto en la mama o axila.
  • Hinchazón o cambio de tamaño en la mama.
  • Irritación u otras alteraciones en la piel de la mama.
  • Hundimiento del pezón.
  • Dolor en la mama a la palpación.
  • Ante la aparición de alguno de estos síntomas conviene acudir al médico lo antes posible. No obstante, no debe alarmarse, ya que éstos pueden estar asociados a otras enfermedades benignas.

 

Factores de riesgo

Los antecedentes familiares de cáncer de mama aumentan el riesgo de padecerlo, al igual que una menarquia precoz o una menopausia tardía, la ausencia de embarazos a lo largo de la vida fértil, un consumo de estrógenos y progestágenos tras la menopausia, la exposición a radiaciones ionizantes en edades tempranas, la obesidad o el consumo de alcohol.

 

El riesgo de cáncer de mama aumenta con la edad, ya que el 90% de los casos se diagnostica en mujeres mayores de 50 años. Con el fin de detectar el problema lo antes posible, las autoridades sanitarias recomiendan la realización periódica de mamografías entre los 40 y los 70 años.

 

Opciones de tratamiento para el cáncer de mama

Con las terapias actuales, prácticamente el 90% de las mujeres diagnosticadas de un cáncer de mama seguirán con vida a los 5 años del diagnóstico, porcentaje que superará el 98% en el caso de que dicho cáncer sea diagnosticado en etapas precoces de su desarrollo.


Como en cualquier tumor actualmente, el tratamiento debe ser individualizado y multidisciplinar.

 

  •  La cirugía

La cirugía sigue siendo el pilar del tratamiento en la mayoría de los casos de cáncer de mama. La técnica elegida, mastectomía o cirugía conservadora, dependerá de factores tales como la localización de la tumoración, el tamaño tumoral o el tamaño de la mama de la paciente.

 

Junto con el tumor de la glándula mamaria serán estudiados los ganglios axilares, bien mediante su extirpación directa o mediante la técnica del ganglio centinela que evitará las complicaciones propias de la linfadenectomía axilar.

 

En ocasiones es aconsejable complementar la cirugía con técnicas tales como la radioterapia o tratamientos sistémicos.

 

La radioterapia puede administrarse como tratamiento adyuvante (complementario) a la cirugía o los casos en los que sea necesario paliar algún síntoma.

 

  •  Tratamientos sistémicos

En cuanto al tratamiento sistémico podemos distinguir 3 tipos: hormonoterapia, quimioterapia y terapias dirigidas.

 

La decisión de qué paciente será candidata a cada uno de estos tratamientos sistémicos vendrá determinada por factores tales como el estadio clínico, el estatus de los receptores en la muestra tumoral, el grado histológico, la situación de HER2 y la edad de la paciente.

 

Actualmente, hay disponibles test genéticos que nos servirán para determinar el riesgo de recaída de la enfermedad tras la cirugía y que aplicaremos en casos concretos, como el de aquellos pacientes con tumores sin afectación ganglionar, receptores hormonales positivos y HER2 negativo.

Por Dr. Salvador Blanch Tormo
Oncología Médica

El Dr. Blanch Tormo es especialista en Oncología Médica en Initia Centro Oncológico Integral. Concretamente en el tratamiento de tumores mamarios y ginecológicos. Actualmente ejerce su labor asistencial en Initia Centro Oncológico Integral y como adjunto médico en la Unidad de Mama del Instituto Valenciano de Oncología (IVO).

Además, el doctor ha sido galardonado con la beca de la Fundación Dexeus y la beca JB Vermorken para el estudio del cáncer ginecológico. También es miembro de sociedades como la SEOM, Sociedad Española de Oncología Médica, de GEICAM, el Grupo Español de Investigación en el Cáncer de Mama y el grupo SOLTI.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..