Cambia la forma de tu nariz con una rinoplastia

Escrito por: Dr. Ignacio Viza Puiggrós
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El Dr. Viza es un destacado especialista en Otorrinolaringología. Cuenta con una extensa formación en la especialidad y, en concreto, en aquellos campos que aúnan la Otorrinolaringología con la Cirugía Plástica y reconstructiva facial.

 

¿Qué es una rinoplastia y cuál es la técnica más recomendada?

Una rinoplastia es una cirugía que consiste en en cambiar la forma de la nariz. Lo que queremos es mejorar tanto la parte funcional como la parte estética. Mucha gente se queja de insuficiencia respiratoria nasal, le incomoda mucho, respira mejor de un lado que de otro, eso le provoca ronquidos, le provoca molestias a la hora de vivir en su día a día, a la hora de hacer deporte y eso provoca que se quejen y que tengan dificultades en su día a día. La corrección funcional de la nariz provoca que todas esas incomodidades desaparezcan. Asimismo, cuando la nariz externamente tiene un defecto de forma eso lo podemos corregir mediante una rinoplastia, podemos dejar una nariz mucho más adecuada a la cara del paciente o de la paciente. Siempre tenemos que hacer unos estudios en los que miramos la relación que tiene de longitud, de anchura, de proyección de la nariz con respecto al resto de medidas de la cara. Siempre tenemos que estudiar bien cómo va quedar una nariz respecto a lo que tiene de marco la cara. Es una cirugía que tiene diferentes formas hacerse: desde una forma sin cicatrices, todo por dentro de la nariz, es la rinoplastia cerrada y esa es una cirugía que la gran ventaja es que no tiene ninguna cicatriz externa y sirve sobre todo para pequeños cambios o cambios que sean sobre todo a nivel del hueso de la nariz. Las cirugías más complejas como es la rinoplastia abierta se reservan para los casos donde la nariz realmente tenga grandes problemas, grandes dismorfias, grandes alteraciones que tengamos que corregir. La gran desventaja es eso, que tiene una pequeña cicatriz, que apenas se nota al cabo de un par de semanas esa cicatriz apenas es visible pero realmente el resultado funcional y estético de una rinoplastia abierta siempre es un poquito mejor.

El objetivo final de la rinoplastia es cambiar la forma de la nariz y conseguir una mejora estética y funcional
 

¿En qué casos deberá realizarse una rinoplastia?

Esa es la gran pregunta: cuándo operar, qué pacientes necesitan operarse. En realidad cualquier persona que realmente quiera cambiarse la forma de la nariz puede operarse de una rinoplastia. Cuando tenemos un dorso nasal muy proyectado, muy grande, una nariz muy aguileña, una nariz muy proyectada, una nariz tipo “Peggy” que queramos cambiarla porque realmente no nos gusta, nos fastidia nuestro día a día y nos limita nuestra vida social, podemos cambiarla y adecuarla a la forma que mejor quiera el paciente o que mejor vaya a la cara del paciente. La gran recomendación siempre es que el paciente se debe dejar recomendar por el médico qué tipo de nariz le puede ir mejor. Eso en el caso de la rinoplastia estética, en el caso de rinoplastia funcional, que muchas veces va asociada, lo mejor es operarla cuando provoca problemas de insuficiencia respiratoria nasal, nos cueste respirar cuando hacemos deporte, nos provoque ronquidos y simplemente por un defecto de “fábrica”, de cuando hemos estado creciendo y nos crece de una forma alterada la nariz por herencia o por algún traumatismo que nos haya podido surgir a lo largo de la vida. En esos casos es necesario hacer una rinoplastia para que tengamos una buena calidad de vida.

 

Rinoplastia, ¿cuándo será funcional o estética?

Esta definición a veces es un poco arbitraria, es decir, a veces van unidas de la mano: alteraciones de la forma de la nariz pueden provocar que la nariz sea fea y que además funcione mal. Pero en principio, cuando una nariz funciona mal y está desviada por ejemplo, haremos una rinoplastia funcional para que el paciente pueda respirar mejor, deje de roncar y tenga una mejor calidad de vida en su día a día. En cambio, una rinoplastia estética puede ser perfectamente que la nariz funcione sin ningún problema pero el paciente quiera un cambio en su forma porque le provoca alteraciones en su sociabilidad, no quiera salir ni exponerse al público porque tiene complejos con su nariz y cuando eso pasa podemos cambiar, a pesar de que funcione correctamente, esa nariz. Podemos cambiar la forma para que el paciente tenga mayor confianza en sí mismo. Y ahí radica la diferencia entre una y otra: una sería simplemente para mejorar el aspecto de la persona y mejorar su confianza en sí mismo y la otra sería una rinoplastia para mejorar la función de la nariz y que el paciente esté más cómodo en su día a día y en su actividad física diaria.

 

¿Cómo será el postoperatorio y la recuperación?

La recuperación de una rinoplastia depende de cada uno pero en general oscila entre dos y tres semanas. Uno puedo reiniciar su vida normal prácticamente a las 2 semanas después de la cirugía. La rinoplastia no es un proceso quirúrgico que luego produzca dolor en absoluto, simplemente es un poco incómodo durante los dos primeros días debido a que se tiene que poner un tapón para proteger la nariz. Puede producir un poquito de hematoma, sobre todo debajo de los ojos, que eso se corrige a la semana/diez días pero el mensaje a transmitir es francamente un postoperatorio que es relativamente de buen llevar.

 

¿A partir de cuándo se verán los resultados definitivos?

Después de una cirugía obviamente tendremos un proceso inflamatorio que irá disminuyendo progresivamente, normalmente a partir de las dos/tres semanas que ya podemos empezar a hacer vida normal empezaremos a ver que la nariz empieza a recuperar la normalidad. Al mes, más o menos, es cuando encontramos un aproximado de como la nariz va a quedar. Ese aproximado, hasta los tres meses, no lo podemos realmente juzgar. Tenemos que oscilar entre uno y tres meses para ver el resultado obvio. De todas maneras, la nariz va cambiando y aunque la inflamación desaparezca, el proceso de cicatrización todavía prosigue hasta un año, es decir, el resultado definitivo real no lo podemos evaluar hasta el cabo de un año.

Por Dr. Ignacio Viza Puiggrós
Otorrinolaringología

El Dr. Viza es un destacado especialista en Otorrinolaringología. Cuenta con una extensa formación en la especialidad y, en concreto, en aquellos campos que aúnan la Otorrinolaringología con la Cirugía Plástica y reconstructiva facial. En este sentido, ha obtenido una mayor formación en centros de prestigio nacional e internacional, tales como el Lenox Hill Hospital de Nueva York. Por otra parte, es ponente asiduo en mesas de discusión de Cirugia Plástica Facial y es coautor del libro "Ethnic Considerations in Facial Plastic Surgery". Actualmente ejerce como otorrinolaringólogo en la Conti-Planes, la unidad de Otorrinolaringología del Hospital QuirónSalud Dexeus, de Barcelona.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.