Bulto en la encía: por qué aparece y cómo se soluciona

Escrito por: Dra. Celia Sánchez Zarceño
Publicado:
Editado por: Leonor Santos Moreno

Muchos pacientes llegan a nuestra consulta preocupados porque, de un día para otro, les ha aparecido un bulto en la encía sin saber el motivo. Además, este quiste puede estar acompañado de dolor o irritación, lo que incrementa su preocupación.

 

Aunque en la mayoría de los casos un bulto en la encía no suele ser un problema de salud grave, es recomendable que visites a tu dentista para que evalúe tu situación y te indique la mejor manera de tratarlo.

 

¿Qué es el bulto en la encía?

Un bulto en la encía puede ser motivo de preocupación para muchos pacientes, pero es importante entender que existen diferentes tipos y causas. Los bultos en la encía pueden variar en tamaño, textura y sensibilidad.

 

Entre los tipos más comunes de bultos se encuentran los causados por fístulas y fibromas.

 

Un bulto en la encía puede estar acompañado de dolor o irritación

 

¿Qué son los fibromas?

Los fibromas son bultos duros y redondos que generalmente aparecen en las encías debido a una irritación prolongada. Sin embargo, también pueden surgir en otras áreas de la boca por la misma causa. Aunque suelen ser molestos, no suelen causar un dolor intenso, salvo una sensación de escozor o irritación.

 

Las causas de su aparición pueden variar: desde el roce de aparatos orales mal ajustados hasta el hábito de morder repetidamente zonas como las mejillas o los labios.

 

¿Cómo desaparecen los fibromas?

Los fibromas en la encía no desaparecen por sí solos, su eliminación requiere una intervención quirúrgica. Este procedimiento, generalmente sencillo y de corta duración, implica la extracción completa del fibroma y una limpieza exhaustiva de la zona afectada para prevenir recurrencias y posibles infecciones.

 

La cirugía es realizada bajo anestesia local, lo que minimiza las molestias para el paciente. Tras la intervención, es fundamental seguir las indicaciones del dentista en cuanto a cuidados postoperatorios para asegurar una correcta cicatrización y evitar complicaciones. En algunos casos, pueden recetarse antibióticos o analgésicos para manejar el dolor y prevenir infecciones.

 

¿Qué son las fístulas o abscesos?

Las fístulas o abscesos son acumulaciones de pus en la encía que pueden llegar a abrirse, causando una erupción que provoca un dolor bastante agudo. Estas también pueden aparecer en el paladar. En este caso, sí hay un proceso infeccioso, y el origen del bulto suele ser debido a bacterias. Algunas de sus causas más comunes son:

  • Caries: el dolor está localizado en el diente afectado y la inflamación aparece por una acumulación de bacterias en la raíz.
  • Muelas del juicio: se producen si, durante la erupción de estos molares, hay alguna complicación como una mala posición, lo que puede afectar al resto de la dentadura y a la propia encía, originando un proceso infeccioso.
  • Complicaciones en una endodoncia: si durante la intervención no se han eliminado todas las bacterias existentes o se han introducido más gérmenes durante el tratamiento (de ahí la importancia de acudir a especialistas altamente cualificados y experimentados).
  • Periodontitis: en caso de que los restos de alimentos no se eliminen correctamente, se puede llegar a padecer piorrea, y la aparición de bacterias en la boca puede ocasionar bultos infecciosos.

A diferencia de lo que sucede con los fibromas, las fístulas sí requieren la administración de antibiótico. Una vez que el tratamiento recetado por el dentista haya curado la infección, se debe solucionar la causa que la originó.

 

¿Cómo prevenir los bultos en las encías?

Como ya hemos comentado anteriormente, los bultos en las encías están provocados en la mayoría de las ocasiones por una mala higiene bucodental. Por lo tanto, se podrían prevenir siguiendo unas pautas sencillas:

  • Cepillarse los dientes después de cada comida.
  • Usar el hilo dental y el enjuague bucal.
  • Acudir una vez al año al dentista para someterse a una revisión de boca, encías, dientes y labios.
  • Someterse a una limpieza bucodental profesional con la frecuencia que te recomiende tu dentista.

Si notas un bulto en la encía, lo mejor es que pidas cita con tu dentista para que te explique las causas y te proponga la solución que mejor se adapte a tu caso.

 

Por Dra. Celia Sánchez Zarceño
Odontología y estomatología

La Dra. Celia Sánchez Zarceño es una gran especialista en Odontología en Madrid. Cuenta con una extensa formación en distintos ámbitos de la especialidad, como Odontología general, periodoncia, coronas dentales y endodoncia entre otros tratamientos y patologías.
 
Graduada en Odontología por la Universidad San Pablo CEU, continuó su formación con el Máster oficial en Periodoncia médico-quirúrgica por la misma universidad.
 
En la actualidad, ejerce como especialista en Odontología en el Centro Dental Avanzado desde 2020. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


  • Tratamientos relacionados
  • Plasma rico en plaquetas
    Toxina Botulínica
    Rellenos faciales
    Cirugía bucal
    Cáncer oral
    Cirugía ortodóncica
    Cirugía periodontal
    Cirugía de los dientes incluidos
    Injertos óseos maxilares
    Implantes dentales
    Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.