Coronavirus (COVID-19) : consulta toda la actualidad en la página web oficial. Saber más Ver artículos relacionados

Beneficios que aporta la cirugía ortognática

Escrito por: Dr. Sergi Janeiro Barrera
Publicado:
Editado por: Albert González

 

¿Cómo sé que tengo una deformidad dentofacial?

Hay una serie de condiciones que nos pueden hacer sospechar que hay algún tipo de trastorno a nivel dentofacial que pueda requerir tratamiento quirúrgico correctivo:

  • Dificultad para masticar o morder alimentos
  • Dificultad para tragar
  • Dolores de cabeza crónicos, de mandíbula o de la articulación temporomandibular
  • Desgaste excesivo de los dientes
  • Mordida abierta (espacio entre los dientes superiores e inferiores cuando la boca está cerrada)
  • Aspecto facial desequilibrado desde la parte frontal o lateral
  • Asimetrías en la sonrisa
  • Lesiones faciales o defectos de nacimiento
  • Retroceso de la barbilla
  • Mandíbula sobresaliente
  • Incapacidad para hacer que los labios se encuentren sin forzar
  • Respiración crónica de la boca y boca seca
  • Apnea del sueño (problemas respiratorios al dormir, incluidos los ronquidos) 

 

¿Por qué someterse a cirugía ortognática?

El objetivo de la cirugía ortognática es corregir una alteración dentofacial cambiando la posición de los huesos maxilares y de los dientes a una posición más funcional (mordida correcta), más estética (armonía facial), con una mejora de la vía aérea (prevención o tratamiento de apnea de sueño) y, por tanto, más saludable para nuestros pacientes.

 

Entre las personas que pueden beneficiarse se incluyen aquellas con una mordida inadecuada como resultado de dientes y/o huesos maxilares mal alineados o mal coordinados. En algunos casos, el maxilar superior e inferior pueden crecer a ritmos diferentes. Las lesiones y defectos de nacimiento también pueden afectar a la alineación de la mandíbula. Si bien la ortodoncia, generalmente, puede corregir problemas de mordida u “oclusión” cuando solo los dientes están desalineados, puede ser necesaria una cirugía correctiva de mejorar la desalineación de los huesos maxilares.

 

Es la cirugía ideal para solucionar problemas de mordida.

 

¿Qué tipos de cirugía se realizan?

Básicamente, hay tres procedimientos quirúrgicos que son los más comunes: la osteotomía del maxilar superior (osteotomía de Le Fort), la osteotomía sagital bilateral de rama mandibular (osteotomía de Obwegeser) y, por último, la cirugía del mentón (mentoplastia).

 

Estos procedimientos se utilizan entre otros para:

  • Corregir una mordida abierta: se moviliza el hueso en la parte superior del maxilar que lleva dientes. El maxilar superior se asegura en su nueva posición con placas y tornillos.
  • Corrección de una mandíbula sobresaliente: se modifica la posición del hueso mandibular para que la porción que lleva los dientes de la mandíbula inferior se pueda mover hacia atrás, permitiendo una alineación adecuada. En muchas ocasiones, el problema es debido a una falta de desarrollo del maxilar superior, así que se moviliza dicho hueso para corregir tanto la oclusión dental como el perfil facial.
  • Corrección de una mandíbula retraída: el hueso en la porción inferior de la mandíbula se separa de su base y se modifica. La porción que lleva dientes de la mandíbula inferior y una porción de la barbilla se reposicionan hacia adelante. Si es necesario se modifica también la parte superior para mejorar la estética y el perfil.
  • Corrección de sonrisa gingival o falta de exposición dental al sonreír: se puede modificar la posición de ambos maxilares en altura vertical para corregir estos problemas.
  • Corrección de asimetrías facial: La movilización de ambos maxilares permitirá la armonización del perfil facial y la oclusión dental.

 

 

¿Por qué la cirugía ortognática se combina con ortodoncia?

Su dentista, su ortodoncista y su cirujano oral y maxilofacial trabajarán juntos para determinar si usted es candidato para la cirugía. El cirujano maxilofacial determina qué procedimiento quirúrgico es apropiado y realiza la cirugía real. Es importante comprender que su tratamiento, que probablemente incluirá ortodoncia antes y después de la cirugía, puede tardar varios años en completarse.

 

La ortodoncia suele ser necesaria para deshacer las compensaciones dentales que se han producido con el paso de los años. Prepara las dos arcadas dentales para que tengan una buena relación en el momento de la cirugía.

 

Posteriormente a la intervención, la ortodoncia se encarga de la finalización del caso dándole estética a la sonrisa y estabilidad a largo plazo. 

 

La cirugía ortognática corrige alteraciones dentofaciales.

¿Sentiré dolor después de la intervención? ¿Me dejarán cicatrices en la cara?

Después del procedimiento quirúrgico se produce una respuesta normal y esperable del organismo, no constituyen una complicación como tal pero pueden resultar molestas.

 

Lo más habitual tras una cirugía de este tipo es tener alteraciones de la sensibilidad facial que se traducen en sentir parte de la cara dormida. Este tipo de alteraciones sensitivas suelen ser temporales, aunque duraderas en la mayoría de casos. En algunos casos puede llegar a haber una alteración sensitiva definitiva.

 

Esta cirugía no se caracteriza por ser muy dolorosa. Generalmente, no hay dolor, o es leve y fácilmente controlable con la medicación prescrita.

 

Respecto a los abordajes y cicatrices, la cirugía se realiza en casi todos los casos mediante abordajes intraorales, es decir, a través de la encía. De esta forma, podemos acceder a los huesos faciales que tenemos que tratar con facilidad y eliminando la posibilidad de cicatrices externas.

 

Muy raramente puede ser necesario el abordaje extraoral. En tales casos, se realizan siempre mínimos abordajes que permitan camuflar las posteriores cicatrices de forma estética. Esta situación es casi excepcional.

Por Dr. Sergi Janeiro Barrera
Cirugía Oral y Maxilofacial

El Dr. Janeiro Barrera es un reconocido especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial, experto en tratamientos de muela de juicio, implantes dentales, cirugía ortognática y mentoplastia, articulación temporomandibular, traumatismos faciales y tumores o cánceres orales. 

En cuanto a su formación, se licenció en Medicina en la Universidad de Lleida en el año 2000, para más tarde especializarse en Cirugía Oral y Maxilofacial en el Hospital Universitari Son Espases. Además, en sus años de ejercicio profesional, el Dr. Janeiro ha ganado diversos premios como reconocimiento a su trabajo.

En la actualidad, compagina su actividad como cirujano oral y maxilofacial en la Clínica Rotger y el Hospital Universitari Son Espases. Por todos estos motivos, el Dr. Sergi Janeiro Barrera es un médico de primer nivel. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.