Artroscopia, técnica poco invasiva para las lesiones de rodilla

Escrito por: Dr. Eduardo Rodríguez Vellando
Publicado: | Actualizado: 18/04/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La artroscopia de rodilla es una cirugía en que se examina el interior de la articulación con el objetivo de realizar un diagnóstico y aplicar un tratamiento.

Se realiza introduciendo una pequeña cámara por medio de pequeñas incisiones en la piel, para llegar a la articulación a examinar. La cámara recibe el nombre de artroscopio y se trata de un pequeño tubo de solo unos milímetros que contiene fibras ópticas y lentes. El artroscopio es conectado a una cámara de video, lo que permite ver la articulación en un monitor. Asimismo, por medio de otras pequeñas incisiones, se introducen los instrumentos quirúrgicos que servirán para reparar la lesión: menisco, cartílago, ligamentos…

La artroscopia se popularizó en los años setenta y hoy en día es una técnica muy extendida. Se realiza de forma ambulatoria y suele tener una duración de entre 30 minutos y una hora, según la complejidad de la lesión, de manera que habitualmente el paciente puede regresar a su casa tras el procedimiento en el mismo día, y caminando.

La ventaja de realizar el procedimiento artroscópicamente en lugar de utilizar la técnica tradicional es que los tejidos del paciente sufren poco y, como resultado, es menos doloroso y tiene una recuperación más rápida.

 

Tipo de lesiones tratables con artroscopia de rodilla

Es recomendable utilizar esta técnica para reparar lesiones que afectan a las estructuras que se encuentran en el interior de la rodilla: los meniscos, ligamentos (cruzado anterior y posterior), cartílago, membrana sinovial, entre otras.

 

Posibles complicaciones de la artroscopia de rodilla

Las posibles complicaciones de cualquier cirugía podrían ser una reacción a la anestesia, una infección de la herida quirúrgica, sangrado excesivo o coágulos de sangre en alguna vena de la pierna. Sin embargo, las posibles complicaciones de una artroscopia incluyen:
•    Daño accidental dentro de la articulación de la rodilla
•    Infecciones
•    Pérdida de sensación de la piel en la rodilla
•    Sangrado dentro de la articulación
•    Cirugía sin éxito o que necesite ser realizada de nuevo

 

Resultados de la artroscopia de rodilla

Tras la intervención la rodilla esta permanecerá inflamada durante los primeros días, con leves molestias. Pero habitualmente la mejoría es rápida. Los resultados suelen ser muy favorables, comparado con otras técnicas, debido a la mínima agresión a la que se somete a los tejidos.

 

Posoperatorio de la artroscopia de rodilla

Tras la operación de artroscopia de rodilla, en caso de que el paciente lo necesitara, se pueden indicar medicamentos para el dolor, por lo que podría tomar analgésicos. Asimismo, la anestesia general afecta temporalmente la coordinación y las habilidades para razonar, por lo que no se debe conducir, tomar alcohol… durante las siguientes 24 horas.

Después de la cirugía el paciente llevará un vendaje durante unos días. Este aplicará presión y ayudará a mejorar su evolución. Es necesario mantener la rodilla limpia y seca durante una o dos semanas. Se recomienda no mojar las heridas hasta que hayan cicatrizado.

Durante el posoperatorio es importante continuar con los ejercicios recomendados por el fisioterapeuta, ya que ayudarán al paciente a mejorar el movimiento y fuerza de la rodilla.

Por otra parte, es necesario tratar de mantener la pierna elevada cuando descanse. Se recomienda también poner hielo envuelto en una toalla para reducir la inflamación y los hematomas. No debe aplicarse el hielo directamente en la piel, ya que esto podría causar daños.

El tiempo de recuperación de la rodilla dependerá del tratamiento que el cirujano y traumatólogo realice. Normalmente el paciente podrá continuar con sus actividades normales al cabo de entre 38 semanas, dependiendo de la severidad de los problemas de rodilla y del nivel de condición física.Hasta que no concluya este periodo y la rodilla no haya recuperado cierta agilidad no se deben realizar actividades como conducir.

 

Dr. Eduardo Rodríguez Vellando

Por Dr. Eduardo Rodríguez Vellando
Traumatología

El Dr. Rodríguez Vellando es un reputado especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica. En constante formación, es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra. Obtuvo becas del Colegio Oficial de Médicos de la Comunidad Valenciana y la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología, que le permitieron formarse en las últimas técnicas de la especialidad en hospitales de prestigio de Nueva York (EE.UU). Posteriormente obtuvo la especialización en Traumatología y Cirugía Ortopédica. Actualmente ejerce en el servicio de Traumatología de la Clínica Vellando, siendo la tercera generación. Dicho cargo lo compagina con su labor como traumatólogo en la Federación Castellano Manchega de Fútbol o del Albacete Balompié C.F., entre otros cargos. Asiste habitualmente a cursos y congresos nacionales e internacionales para permanecer en la vanguardia de la especialidad.


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.