Artroscopia para la rotura de menisco, la técnica menos invasiva para la rodilla

Escrito por: Dr. Fernando Clemente Armendáriz
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

Cuando se diagnostica una rotura de menisco y las opciones de tratamiento conservadoras no son viables, la artroscopia es la técnica más efectiva. Es una técnica mínimamente invasiva que reduce las complicaciones de manera importante, en comparación a la cirugía abierta de menisco que se usaba años atrás. Además, esta técnica permite una recuperación más rápida.

Primer plano de la pierna de un hombre con rodillera, agarrándose la rodilla - artroscopia de menisco - by Top Doctors
La artroscopia de rodilla es la técnica menos invasiva para tratar la rotura de menisco,
cuando el tratamiento conservador no da resultado

 

¿En qué consiste la artroscopia de menisco?

En la artroscopia, el especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica introducirá una pequeña cámara en el interior de la articulación, realizando dos o tres orificios pequeños en la piel, lo que permitirá al cirujano ver y tratar la lesión en la rodilla. Se considera una técnica mínimamente invasiva porque no requiere abrir la rodilla, al contrario que la cirugía convencional.

 

¿Cuándo se elige una meniscectomía parcial o una sutura meniscal?

Los meniscos son fibrocartílagos que están en el interior de la rodilla, entre el fémur y la tibia. Éstos reciben cualquier impacto en la articulación, y distribuyen las cargas, de manera que su conservación contribuye a que la rodilla no se desgaste excesivamente, algo que, a la larga, puede desencadenar en una artrosis temprana.

 

Según el tipo de rotura que sufra el paciente se aplicará una técnica quirúrgica u otra. Las más comunes son la meniscectomia parcial (extirpación parcial del menisco) y la sutura meniscal. Los especialistas, siempre que sea posible, recomiendan suturar el desgarro, ya que así se podrá conservar el menisco íntegro, además de tener mejores resultados a largo plazo.

 

No obstante, hay un condicionante fisiológico, ya que el menisco es una estructura que no tiene vasos sanguíneos, y solo se pueden suturar aquellos meniscos que se rompen en la zona más periférica, ya que ahí sí que hay aporte sanguíneo. De ahí que solo una pequeña parte de las roturas de menisco puedan curarse con sutura meniscal, y en el resto habrá que extraer la parte que esté rota.

 

¿Cómo es la recuperación tras una artroscopia de rodilla?

En todas las cirugías de menisco se aplica al paciente anestesia local o raquídea y, en muchos casos, será una cirugía ambulatoria, lo que significa que el paciente podrá abandonar el hospital el mismo día.

 

Tras una meniscectomía parcial el paciente ya podrá apoyar el pie el primer día, aunque siempre se recomienda hacer una semana de reposo, así como rehabilitación. Al mes y medio o dos meses de la intervención ya podrá hacer vida normal, lo que incluye la práctica deportiva.

 

Tras una sutura meniscal, en cambio, el tiempo de recuperación será más largo, ya que el paciente deberá estar tres semanas sin poder apoyar la pierna y, tras ese periodo, ya empezar a apoyar y hacer rehabilitación.

Por Dr. Fernando Clemente Armendáriz
Traumatología

El Dr. Clemente es un reputado especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica. Cuenta con más de 15 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En concreto, es experto en artroscopia de rodilla, artroscopia de lesiones en ligamentos y meniscos, cirugía de luxación recidivante de hombro y rotura de tendón supraespinoso. En el pasado formó parte del equipo del prestigioso artroscopista Dr. Raúl Puig Adell y actualmente integra la unidad de rodilla de iMove Traumatología, en la Clínica Mi Tres Torres.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..