Anemia Megaloblástica: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Escrito por: Dr. Jesús Alcaraz Rubio
Publicado: | Actualizado: 24/02/2018
Editado por: Top Doctors®

La anemia megaloblástica provoca, como cualquier proceso anémico, una disminución de glóbulos rojos. La causa principal, en la mayoría de casos, se debe a un déficit de vitamina B12 y/o ácido fólico, vitaminas esenciales para la maduración de los glóbulos. Es importante prevenir de los factores de riesgo y diagnosticarla correctamente para un tratamiento adecuado. 

Anemia Megaloblástica: qué es

La anemia megaloblástica, como cualquier tipo de anemia, es un proceso sindrómico que tiene su origen en un defecto de maduración del glóbulo rojo, por lo que la consecuencia inmediata es una supervivencia disminuida o una destrucción acelerada de los mismos. Se llama así porque, morfológicamente, cuando observamos los glóbulos rojos al microscopio óptico, estos tienen un gran tamaño.

 

Causas u orígenes de la anemia megaloblástica

La causa más frecuente de la anemia megaloblástica, que se produce en un 90% de los casos, es el déficit de vitamina B12 y/o ácido fólico. Estas dos vitaminas son necesarias para la correcta diferenciación y maduración de los glóbulos rojos jóvenes. Tiene una prevalencia de aproximadamente 1/10.000 habitantes y años, con una prevalencia del 10% en la población. Un caso peculiar de déficit de absorción de la vitamina B12 en ayuno produce una anemia de este tipo conocida como Anemia Perniciosa.

Otras causas menos frecuentes que pueden originarla son:
- Alcoholismo
- Ciertos trastornos hereditarios
- Medicamentos que afectan el ADN celular, como quimioterápicos
- Otras enfermedades hematológicas intrínsecas

 

Anemia megaloblástica: signos y síntomas

Como en cualquier síndrome anémico, el síntoma principal que produce es el cansancio. Otros pacientes refieren dolor de cabeza, visión borrosa, diarrea o estreñimiento, inapetencia, problemas para concentrarse o dificultad respiratoria, entre otros.

El signo cardinal sigue siendo la palidez cutánea, aunque algunos pacientes pueden adquirir cierto tinte amarillento o ictérico. La lengua suele adquirir aspecto geográfico por atrofia de las papilas gustativas, lo que se denomina lengua saburral.

En los casos más extremos de esta anemia se han descrito signos neurológicos por deterioro cognitivo. Esto se ha descrito en los déficits extremos de vitamina B12, no de ácido fólico, puesto que esta vitamina también interviene en la maduración de las células del sistema nervioso y en la formación de sus vainas de mielina. Entre estos síntomas nos encontramos con depresión, alteración del equilibrio, entumecimiento y hormigueo de manos y pies, y hasta procesos de confusión que pueden derivar en demencia.

 

¿Puede prevenirse la anemia megaloblástica?

Los expertos en Hematología recomendamos:
- consumir alimentos que contengan vitamina B12, tales como: carne de res, aves, marisco, huevos y productos lácteos
- evitar el consumo de antiácidos durante un periodo continuo y prolongado por encima de los 3 meses
- evitar el alcoholismo crónico, entre otras.

 

Diagnóstico de la anemia megaloblástica y la enfermedad que subyace

Como en cualquier tipo de anemia, el facultativo debe realizar un exhaustivo historial clínico del paciente para intentar objetivar posibles causas o bien de defecto de consumo de alimentos ricos en vitamina B12 (como pueden ser las dietas estrictas vegetarianas) o dificultad en la absorción de la vitamina, como es el caso de cierto tipo de enfermedades inflamatorias intestinales (enfermedad de Crohn, Colitis ulcerosa) o gastritis crónicas, entre otras patologías. 

Dependiendo de los datos recogidos de la historia clínica del paciente, así como de una estructurada exploración física, se derivarán las pertinentes pruebas analíticas, de imagen o interconsulta con otros especialistas pertinentes con el fin de llegar al origen de la enfermedad.

 

Tratamiento y pronóstico de la anemia megaloblástica

El tratamiento de la anemia megaloblástica pasa por suplementación vitamínica en aquellos casos carenciales, o bien el abordaje de la patología de base en caso de que se diagnostique la entidad clínica causante. Todo dependerá del resultado de las pruebas complementarias realizadas. 

El pronóstico es, en general, muy bueno, siempre que se diagnostique a tiempo y se indague la posible causa subyacente. Por ello es de vital importancia que el paciente acuda a su médico de  cabecera ante cualquier signo o síntoma compatible con un proceso anémico.

Por Dr. Jesús Alcaraz Rubio
Hematología

El Dr. Alcaraz Rubio es un reconocido especialista en Hematología con años de experiencia en la profesión. Es facultativo del área de Hematología y Hemoterapia de diversos hospitales y centros médicos. Además, ha hecho cursos de doctorado y obtuvo la suficiencia investigadora. Es experto en anemia, leucemia linfática crónica, enfermedad de Hodgkin, medicina regenerativa y trastornos de la coagulación. Es miembro del grupo español de Linfomas Agresivos y terapia hematopoyética GELTAMO. Por otra parte, es autor de multitud de artículos nacionales e internacionales sobre el uso de los factores de crecimiento plaquetario y plasmático. Es miembro de la Sociedad Española de Hematología y de la American Society of Hematology. Miembro numerario de la sociedad española de trombosis y hemostasia.También es miembro de comités de revisión científica, así como del equipo editorial de prestigiosas revistas de la especialidad. Es autor del libro "Medicina Regenerativa y el secreto del Plasma rico en Plaquetas", de la editorial académica española. Compagina su labor asistencial con la docencia, siendo tutor de practicas de estudiantes de 3º año de Medicina en la asignatura de patologia general de la Universidad católica de Murcia, además de codirector de diversos cursos relacionados con la especialidad para residentes y Facultativos especialistas y coordinador de la plataforma Hematologiasite para el desarrollo y difusión de la hematología a nivel mundial a través de Wordpress.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.