Alergia a los medicamentos y otras reacciones adversas

Escrito por: Dr. Óscar Sotorra Elias
Publicado: | Actualizado: 21/07/2018
Editado por: Patricia Fernández Ramos

Las reacciones adversas a medicamentos constituyen un problema de gran importancia en la actualidad, debido a la gran cantidad de fármacos existentes y a su amplio uso. En muchos casos es importante analizar la alergia a los fármacos, ya que una sospecha de alergia puede implicar el uso de tratamientos alternativos más caros y menos eficaces. Las reacciones adversas a fármacos pueden afectar a un 10% de la población y a un 20% de pacientes hospitalizados siendo un 10% de éstas reacciones de hipersensibilidad.

 

Reacciones adversas a fármacos

alergia a los medicamentosHay diversas clases de reacciones adversas a fármacos, y una parte corresponde a las denominadas reacciones de hipersensibilidad o alérgicas.

Según la OMS, una reacción adversa a un fármaco es cualquier efecto perjudicial y no intencionado producido por un fármaco que ocurre con las dosis utilizadas en humanos para la prevención, el diagnóstico de enfermedades o su tratamiento.

Las reacciones adversas no alérgicas son aquellas en las que no interviene un mecanismo inmunológico, sino que están relacionadas con la propia actividad del medicamento y puede afectar a un gran número de pacientes. Son las reacciones adversas más frecuentes y no precisan de ningún análisis por parte del alergólogo, como las epigastralgias causadas por antiinflamatorios y ácido acetilsalicílico, los efectos adversos de los corticoides que pueden aparecer con su uso continuado y muchas otras.

 

Síntomas de alergia a los medicamentos

Una consulta habitual de sospecha de alergia a fármacos es el mareo después de administrar un medicamento por vía intramuscular. Es frecuente en la consulta del médico el paciente tras administrarse penicilina intramuscular o por el mareo que se puede producir después de una intervención odontológica. En la mayoría de estos casos, la causa es una bajada de presión por el mismo dolor del pinchazo o una aprensión por parte del paciente y nada tienen que ver con reacciones alérgicas.

Las verdaderas reacciones alérgicas pueden presentarse con diversa sintomatología:

Se puede hablar de las reacciones alérgicas inmediatas. En éstas está implicado un mecanismo alérgico en el que interviene la inmonuglobulina IgE. Suelen ocurrir antes de la primera hora tras la administración del medicamento. No son hereditarias, por lo que no se precisa el estudio de alergia a un paciente con algún familiar alérgico al mismo medicamento. Puede dar síntomas de diversa gravedad como problemas cutáneos (picor urticaria, angioedema), respiratorios (ahogo), cardiocirculatorios (hipotensión, taquicardia) y digestivos. La alergia con afectación de diversos órganos se denomina anafilaxia. En algunos casos podría ser muy grave e incluso implicar la muerte del paciente.

También pueden aparecer reacciones por hipersensibilidad de forma retardada. Entre éstas puede haber también diversos tipos de reacciones, algunas de ellas graves con afectación de la piel del paciente.

 

Diagnóstico de alergia a medicamentos

El diagnóstico o análisis de alergia a los medicamentos depende del fármaco en particular y del tipo de reacción. En algunos medicamentos puede ser útil un análisis de sangre pero en general éste sólo es el primer paso en el estudio de la alergia. Con otros medicamentos se realizan pruebas cutáneas, y en muchos casos se precisa como prueba definitiva una prueba de exposición controlada hospitalariamente con el mismo fármaco o con fármacos alternativos.

No siempre que haya una sospecha de alergia medicamentosa se requerirá de análisis específico. En aquellos casos que la reacción se haya producido por un fármaco no imprescindible, fácilmente sustituible por otro y que el paciente no vaya a volver a necesitar no se requerirá ningún estudio.

En cambio, otros medicamentos que puedan ser imprescindibles, como la insulina en un paciente diabético, siempre se deberán estudiar si existe la sospecha de alergia. También puede ser recomendable el estudio a antiinflamatorios o en algunos antibióticos como la penicilina ya que un paciente puede necesitarlos en algún momento.

Cualquier medicamento puede ser responsable de una reacción alérgica, aunque los más frecuentemente suelen ser los antibióticos -lactámicos (entre los que se encuentra la penicilina), los antiinflamatorios y el ácido acetilsalicílico. Aunque los excipientes que acompañan a los medicamentos podrían ser en casos excepcionales la causa de una reacción alérgica, esto no es lo habitual por lo que si hay la sospecha de alergia de un medicamento se deben evitar todos aquellos medicamentos que contengan el mismo principio activo aunque sean de distintas marcas farmacéuticas.

Puede darse al caso de que el fármaco sea un factor que desencadene una alergia alimentaria, por lo que a veces aunque exista la sospecha de alergia medicamentosa también se requerirá un estudio de alergia alimentaria.

Por Dr. Óscar Sotorra Elias
Alergología

El Dr. Sotorra Elias es un reputado especialista en Alergología e Inmunología clínica. Ejerce su actividad profesional en el centro PositSalut Centre Mèdic de Cambrils y en el Centro MQ Reus. Ha realizado diversas publicaciones a nivel nacional e internacional. El doctor ha participado en múltiples cursos y, además, ha ejercido como ponente y moderador en otros tantos. En el año 2009, organizó el curso "Matí Al·lergològic 2009" de la Societat Catalana d’Al·lèrgia i Immunologia Clínica.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.