Actividad física y salud

Escrito por: Dr. Luis Calvo Orbe
Publicado: | Actualizado: 08/06/2018
Editado por: Top Doctors®

Está demostrado que la práctica regular de algún ejercicio alarga nuestras vidas y permite mejorar la calidad de vida. Algunos de los beneficios que nos aporta realizar actividades físicas son los siguientes:

Menor riesgo de obesidad

Actualmente existen muchas pruebas que relacionan los bajos niveles de actividad física como causa importante del aumento de la obesidad. Existen diversos estudios que demuestran que llevar una vida activa y sana ayuda a prevenir la obesidad. En especial, parece ser que hacer ejercicio contribuye a impedir el aumento de peso típico de la mediana edad.

Menor riesgo de enfermedad cardíaca

Está demostrado que las personas con un estilo de vida activo y que están mínimamente en forma, tienen la mitad de posibilidades de sufrir una enfermedad cardíaca, en comparación con aquellas personas que tienen un estilo de vida sedentario.

Del mismo modo, las personas que sufren obesidad y que practican ejercicio, tienen menos riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca o diabetes, que aquellas que no realizan ninguna actividad física.

Diabetes

Una de las causas de riesgo en el desarrollo de diabetes de tipo II es la falta de actividad. Las personas muy activas tienen de un 33 a un 50% menos de probabilidades de padecer esta enfermedad.

Igualmente, está probado que el ejercicio físico contribuye a los diabéticos a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Músculos y huesos en buen estado

Realizar alguna actividad física con regularidad fortalece los músculos, tendones y ligamentos, además de aumentar la densidad ósea.

Se ha descubierto que las actividades en las que soportamos nuestro propio peso (como correr o patinar) mejoran la densidad ósea durante las etapas de la vida. Durante la adolescencia mejoran la densidad ósea, contribuyen a mantenerla durante la edad adulta y retrasan la pérdida de masa ósea que se produce habitualmente con el paso de los años (osteoporosis).

La actividad física nos aporta inumerables beneficios para nuestra salud
 

Salud mental

La actividad física puede beneficiar enormemente nuestra salud mental:

  •  Mejora el bienestar psíquico
  • La manera en que afrontamos el estrés
  • Las funciones mentales: toma de decisiones, planificación y memoria a corto plazo
  • Reduce la ansiedad
  • Regula el sueño

Diversos ensayos clínicos indican que la actividad física puede aplicarse en el tratamiento de la depresión. En ancianos, el ejercicio puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir demencia e incluso Alzheimer.

¿Cuánto ejercicio debemos hacer?

Las últimas recomendaciones elaboradas en el Reino Unido y EE.UU. aconsejan sesiones regulares de un ejercicio con intensidad moderada. Por ejemplo, caminar enérgicamente todos o casi todos los días durante media hora ayuda a mejorar el bienestar físico y mental.

Realizar ejercicio físico en sesiones breves, por ejemplo en tres sesiones de diez minutos, es prácticamente igual de eficaz que hacerlo de forma ininterrumpida.

Para aquellas personas que son incapaces de planificar ejercicio físico, cabe destacar que disminuir el tiempo dedicado a actividades sedentarias puede aportar unos beneficios parecidos. Por ejemplo, en vez de sentarse a ver la televisión, podemos estar una hora de pie al día. De esta forma, consumiremos el equivalente a 1-2 kg de grasa al año.

Las personas con obesidad deben valorar el tipo de ejercicio que van a realizar, para evitar sufrir lesiones en las articulaciones causadas por la práctica de actividades intensas en las que tengan que soportar su propio peso. Una práctica recomendable podría ser la natación o el ciclismo.

Para más información sobre enfermedades cardíacas contacte con un especialista.

Por Dr. Luis Calvo Orbe
Cardiología adultos

Cardiólogo Intervencionista durante 25 años en el Hospital Universitario La Paz de Madrid. Jefe de Cardiologia del Hospital del Rosario durante 22 años. Actual Jefe de Cardiología en la Clínica de Especialidades Médicas, el Dr. Calvo Orbe es uno de los mejores expertos en el tratamiento del Infarto Agudo de Miocardio y su tratamiento mediante angioplastia coronaria.. Es autor de numerosas publicaciones de la especialidad de ámbito nacional e internacional, y profesor ponente en 13 cursos de doctorado. Además, es miembro de la New York Academy of Sciences.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.