Acerca del aneurisma de aorta abdominal

Escrito por: Dr. Jaume Juliá Montoya
Publicado:
Editado por: Roser Bernés Ubasos

aneurisma aorta abdominal

Pese a que un aneurisma de aorta abdominal puede ser fatal en caso de rotura, un tratamiento eficaz puede impedir que esto suceda. Al comprender los factores de riesgo, los síntomas y las opciones de tratamiento, el paciente, junto al especialista, puede tomar medidas rápidamente en caso de ser necesario.

 

¿Qué es la aorta?

La aorta es el vaso sanguíneo principal del cuerpo. Su extensión va desde el corazón, a través del pecho y el abdomen, donde se divide para suministrar la sangre a las piernas. Un aneurisma de aorta abdominal (AAA) es una dilatación de la arteria en la parte de la aorta que se extiende a través del abdomen.

Con el paso del tiempo, este desarrollo de la aorta va incrementándose y finalmente la pared se debilita y la fuerza de la presión arterial puede ocasionar una rotura. Esta situación causa la hemorragia masiva, llegando en muchas ocasiones hasta la muerte.

 

Causas de un aneurisma de la aorta abdominal

No se sabe con exactitud qué desarrolla un aneurisma abdominal. El abultamiento puede estar causado por una debilidad en la pared de la aorta que se ha inflamado. Algunos especialistas en Angiología y Cirugía Vascular creen que esta inflamación puede deberse a la ateroesclerosis, pero también puede estar relacionada con la herencia u otras enfermedades.

 

Síntomas de un aneurisma de aorta abdominal

La mayoría de las personas con un aneurisma de aorta abdominal no presentan ningún síntoma. A menudo, los aneurismas crecen lentamente y pasan desapercibidos.

Cuando un aneurisma abdominal se esparce, se puede palpar una sensación pulsátil en el centro o la parte inferior del estómago, dolor en la parte baja de la espalda o sensibilidad en el pecho. La mayoría de los aneurismas abdominales se detectan en la realización de los exámenes médicos rutinarios mediante ecografías o scanners.

 

Factores de riesgo del aneurisma de aorta abdominal

Si bien las causas concretas del aneurisma de aorta abdominal no están definidas claramente, existen algunos factores de riesgo asociados a él:
•    Tener una edad superior a los 50 años
•    Ser fumador o haberlo sido
•    Obstrucción de las arterias (ateroesclerosis)
•    Mantener una presión arterial alta (hipertensión)
•    El historial familiar (factores genéticos)
•    Colesterol alto (hipercolesterolemia)

 

Diagnóstico del aneurisma de aorta abdominal

Si el especialista ve signos de presencia de un aneurisma de aorta abdominal, podrá mandar pruebas especiales para confirmar el diagnóstico. Por lo general, éstas consistirán en plasmar la apariencia de su abdomen con imágenes de resonancia magnética (RM), tomografía computarizada (TC) y ecografía.

Las imágenes resultantes de estos métodos contribuyen a su médico a “ver” el interior de la aorta, otros vasos sanguíneos y los órganos de su cuerpo para verificar si tiene un aneurisma de aorta.

 

Vigilancia estricta

No todos los aneurismas de aorta abdominal precisan de cirugía. Si su aneurisma tiene unas dimensiones pequeñas, el médico puede decidir esperar y vigilar cuidadosamente para ver si se producen cambios. Entre las medidas a tomar están: mantener el control de los factores de riesgo vascular es imprescindible, la abstención de tabaco, control de la tensión arterial, diabetes y niveles de colesterol.

Por otra parte, indicar que el tamaño del AAA es el factor que posiciona a un paciente para ser intervenido o no. En los varones este tamaño es de 55 mm de diámetro y en las mujeres de 50. Si llega a ese tamaño debe buscarse un tratamiento ya.

 

Reparación mediante cirugía abierta

Con la reparación mediante cirugía abierta, el cirujano realiza un corte grande o incisión, en su abdomen, en el lugar donde se encuentra el aneurisma. El área dañada por el aneurisma se separa quirúrgicamente de la parte principal de la aorta y se sustituye por un tubo sintético, conocido como injerto aórtico, que se sutura en su lugar.

La reparación mediante cirugía abierta de un aneurisma de aorta abdominal se realiza con anestesia general y tarda entre tres y cuatro horas. Puede esperar pasarse un día en una unidad de cuidados intensivos y permanecer en el hospital entre 7 y 10 días.

 

 

Reparación endovascular para el aneurisma de aorta abdominal

Una alternativa menos invasiva a la reparación mediante cirugía abierta es la reparación endovascular de aneurisma (EVAR) empleando un dispositivo especial llamado endoprótesis aórtica. La endoprótesis se coloca dentro del área dañada de la aorta para separar el aneurisma del flujo sanguíneo normal. Está diseñada para colocarse desde las arterias femorales situadas en las ingles. No es necesario anestesia general ni abrir el abdomen y a partir de las 6 horas ya se puede comer.

Dado que la reparación endovascular de aneurisma es menos invasiva que la cirugía abierta, seguramente la hospitalización será más breve, habitualmente tan breve como de dos a tres días.

Por Dr. Jaume Juliá Montoya
Angiología y Cirugía vascular

Prestigioso especialista en Angiología y Cirugía Vascular, el Dr. Juliá Montoya es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de Lleida y Universitat Autònoma de Barcelona desde 1986. Además es especialista en Angiología y Cirugía Vascular vía MIR en el Hospital de Bellvitge de Barcelona. Actualmente es investigador sobre: angiogenesis vascular, nuevos fármacos anticoagulantes y antiagregantes y oxigenoterapia hiperbárica.

Tratamientos innovadores en las úlceras de piernas de larga evolución mediante Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.