Abdominoplastia: la cirugía para un vientre plano y terso

Escrito por: Dr. José Manuel Collado Delfa
Publicado:
Editado por: Patricia Fernández Ramos

La abdominoplastia es una técnica quirúrgica que permite el estiramiento del abdomen, por lo que está indicada cuando sus tejidos presentan flaccidez y descolgamiento. También recibe el nombre de dermolipectomía abdominal.

Su objetivo principal es la extirpación del excedente cutáneo por lo que siempre va a dejar una cicatriz. Hay muchas variantes técnicas de abdominoplastia dependiendo de dónde está localizada la flaccidez, destacando las siguientes:

  • Miniabdominoplastia: trata la flaccidez presente exclusivamente entre el ombligo y el pubis. La cicatriz es de trazo horizontal y se extiende a lo largo de la parte baja del abdomen, quedando tapada por la ropa interior.
  • Abdominoplastia clásica: permite corregir la flaccidez de todo el abdomen, tanto la presente por encima como por debajo del ombligo. Además de la cicatriz horizontal también tendrá otra alrededor del ombligo.
  • Abdominoplastia extendida: en los casos más severos de flaccidez abdominal, como ocurre cuando se produce un adelgazamiento extremo, es necesario tensar los tejidos en dos direcciones, tanto vertical como horizontalmente. Por lo tanto, además de la cicatriz horizontal existe una cicatriz vertical que desde la zona esternal desciende rodeando al ombligo y llega hasta el pubis, dibujando una figura que puede recordar a un ancla o a una letra T colocada boca abajo.
  • Abdominoplastia invertida: indicada en algunos casos cuando la flaccidez sólo está presente entre la zona mamaria y el ombligo. La cicatriz es horizontal y se extiende por debajo de ambas mamas.
Tipos abdominoplastia | Top Doctors
Hay muchos tipos de cuerpo distintos, así como hay diversos tipos de abdominoplastia para adaptarse a las necesidades de cada paciente.
 

Cuando se practica una abdominoplastia siempre se debe valorar si es necesario algún tipo de reparación interna sobre la pared muscular. En la llamada diastasis de rectos hay una debilidad en la línea media del abdomen pues los músculos rectos (aquellos que marcan en las personas atléticas la llamada popularmente “tableta de chocolate”) aparecen separados entre sí, provocando un abombamiento que se manifiesta sobre todo al tensar la musculatura. Es muy frecuente su aparición después de los embarazos. La plicatura de los músculos rectos soluciona este problema pues aproxima entre sí dichos músculos mediante una sutura interna que se extiende verticalmente desde la zona esternal hasta el pubis.

Una hernia es otro tipo de debilidad de la pared muscular que permite la salida del contenido abdominal. Son típicas las hernias del ombligo y aquellas relacionadas con cirugías previas del abdomen. La herniorrafia permite el cierre de la hernia y siempre debe valorarse su realización de forma conjunta con la abdominoplastia.

 

 

Abdominoplastia o liposucción ¿En qué se diferencian?

 

No debemos confundir abdominoplastia con liposucción abdominal. Ésta es otro tipo de cirugía focalizada en la aspiración de la grasa subcutánea mediante el uso de cánulas que se introducen por diversas incisiones puntiformes.

Aunque permite reducir su volumen nunca tensa los tejidos del abdomen. Sus mejores resultados se obtienen cuando la piel abdominal es suficientemente elástica como para adaptarse al nuevo contorno pues, en caso contrario, podríamos provocar la aparición de flaccidez.

Sin embargo, en casos seleccionados se puede combinar en la misma cirugía la abdominoplastia con la liposucción abdominal, técnica conocida como lipoabdominoplastia. Su objetivo es sumar los beneficios de ambas técnicas, estirando los tejidos del abdomen y reduciendo su volumen de grasa.

 

 

Abdominoplastia tras el embarazo y parto

 

El embarazo supone un drástico cambio en la anatomía de la mujer, siendo el abdomen una de las regiones donde su repercusión es más evidente. Su distensión extrema, más acusada en embarazos gemelares, no siempre acaba recuperándose de forma completa tras el parto y es causa de frecuentes quejas por la aparición de estrías, flaccidez, descolgamiento de los tejidos y la aparición de la diastasis de rectos.

Si el parto precisó de cesárea, ésta puede ser motivo adicional de insatisfacción. La cicatriz resultante no siempre está ubicada en una posición ideal o puede presentar problemas como molestias, marcas por las suturas quirúrgicas o depresiones por adherencias en profundidad.

La abdominoplastia va a permitir corregir la mayoría de éstas secuelas descritas tras el embarazo, extirpando el excedente de piel y la cicatriz de cesárea y tensando de nuevo la pared abdominal mediante la plicatura de los músculos rectos. Es importante destacar que sólo aquellas estrías presentes en la piel que se va a extirpar desaparecerán pero quedarán todas las demás pues la abdominoplastia no cambia la piel sino que sólo la estira.

 

¿Cuánto tiempo esperar para la abdominoplastia después del parto?

 

La involución de los cambios provocados por un embarazo no es rápida. Una vida sana, el regreso a su peso inicial, ejercicios destinados a fortalecer la musculatura pélvica y abdominal y diversos tratamientos dermocosméticos sobre la piel pueden ayudar a su recuperación. Aunque depende de cada persona, una abdominoplastia no debería indicarse antes del año del parto, dando tiempo suficiente a la máxima recuperación espontánea del abdomen.

 

La abdominoplastia es posible aunque quieras quedarte embarazada

 

La realización de una abdominoplastia en ningún modo debe entenderse como una contraindicación de un futuro embarazo. Sin embargo, la mujer debe entender que parte de los beneficios obtenidos con esta cirugía pueden perderse con el embarazo por lo que deberá ser siempre una decisión personal.

Abdominoplastia tras el parto | Top Doctors
La abdominoplastia es una opción para recuperar la figura tras el parto, incluso si piensas quedarte embarazada de nuevo.
 

 

Resultados de la abdominoplastia ¿Qué esperar de la operación?

 

A modo de resumen, una abdominoplastia permite recuperar la tensión de la piel del abdomen y reparar las debilidades de la pared muscular, recuperando un vientre plano y terso. Hay sin embargo algunos factores que pueden condicionar el resultado final. Uno de ellos ya se ha comentado, es la presencia de estrías, pues sólo las localizadas en la piel que va a extirparse podrán eliminarse. Otro es la estructura ósea, especialmente un grado de curvatura exagerado de la columna lumbar, que puede favorecer una actitud protruyente y abombada del abdomen. Y por último, especialmente frecuente en el varón, es el contenido de grasa intestinal, que muchas veces provoca un abdomen tenso que difícilmente va a quedar plano si no se acompaña del correspondiente adelgazamiento del individuo.

 

Postoperatorio y recuperación tras la abdominoplastia

 

Durante el postoperatorio el paciente deberá tomar antinflamatorios, analgésicos y guardar reposo relativo. Durante el descanso nocturno se beneficiará de colocar un cojín debajo de las rodillas y de elevar un poco el cabezal para relajar la región abdominal.

Las heridas precisarán de la aplicación diaria de antisépticos hasta que puedan retirarse las suturas, habitualmente a los 10-15 días. Deberá llevar una faja elástica al menos durante el primer mes tras la cirugía, especialmente si precisó de liposucción o de plicatura de los músculos rectos. Por el mismo motivo no se aconseja reiniciar una vida físicamente activa antes de esa fecha.

Los principales signos inflamatorios pueden tardar hasta tres meses en mejorar. La piel de la zona intervenida inicialmente manifiesta un déficit de sensibilidad que el paciente describe como acorchamiento y que en ocasiones puede no recuperarse de forma completa. Las cicatrices no tendrán su aspecto definitivo por lo menos hasta pasado el primer año. Siempre se deberá evitar la exposición solar de las mismas hasta que sus signos inflamatorios hayan remitido.

Por Dr. José Manuel Collado Delfa
Cirugía plástica, estética y reparadora

El Dr. Collado Delfa es una referencia en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, destacando en la cirugía de Reconstrucción de orejas. Su exhaustiva formación y experiencia le han llevado a ocupar puestos de responsabilidad en centros hospitalarios de primer nivel como el Hospital Vall d'Hebron. Además, el Dr. Collado combina la práctica clínica con la docencia como profesor de numerosos cursos de especialización y ponente de congresos y conferencias. También ha publicado numerosos artículos en revistas científicas de renombre internacional y es miembro de las principales sociedades médicas de su especialidad, como la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.