5 puntos clave sobre el ictus

Escrito por: Dr. Juan José Ochoa Sepúlveda
Publicado: | Actualizado: 21/02/2018
Editado por: Top Doctors®

Un ictus es un trastorno de la circulación del cerebro que ocurre de forma aguda cuando una parte del cerebro no recibe sangre y, por tanto, falla. Puede ocurrir tanto porque se ocluya un vaso y deje de llegar sangre como porque se rompa un vaso, salga sangre fuera de éste y produzca la falta de irrigación cerebral.

Se puede producir a cualquier edad aunque, cuanto mayor sea una persona, la posibilidad de padecerlo será más alta. Por otro lado, aunque siempre había habido más incidencia en hombres que en mujeres, por los cambios en los estilos de vida, cada vez se va igualando más la incidencia en ambos sexos.

Síntomas del ictus

El ictus puede dar múltiples síntomas, pero los principales para detectarlo son tres:

  • Desviación de la comisura bucal
  • Dificultad para expresarse
  • Anestesia o torpeza de medio cuerpo

La combinación de dos de esos síntomas, especialmente si aparecen de forma brusca, puede significar que la persona está sufriendo un ictus. Eso es lo principal para detectarlo y acudir a un servicio de urgencias.

Otros síntomas pueden ser inestabilidad de la marcha o visión doble, pero los comentados anteriormente son los más importantes a la hora de detectarlo.

 

Cómo actuar ante un ictus

En la actualidad, es muy importante el tratamiento en la fase aguda, es decir, en el momento que ocurre, ya que hay tratamientos disponibles que pueden conseguir, en el caso de que sea un ictus isquémico (por una falta de riego) abrir el vaso.

Por tanto, lo primero que hay que hacer en el momento en el que se detecta es ir a urgencias, ya que el problema es que estos tratamientos solamente son eficaces en las primeras horas y, cuanto antes se hagan, durante menos tiempo va a sufrir el cerebro y mejor va a ser el resultado. Hay que tener en cuenta que el cerebro en un minuto puede sufrir una isquemia irreversible, así que, mientras antes se abra, más parte va a quedar en funcionamiento.

 

Tratamiento del ictus

Hay dos tipos principales de tratamiento:

  • ​Trombólisis intravenosa: consiste en inyectar una sustancia trombolítica por vía intravenosa. Esa sustancia es un anticoagulante muy potente que actúa abriendo los vasos.
  • Trombólisis intraarterial: se puede hacer dentro de las primeras seis horas. Consiste en hacer un catateterismo, llegar a la zona ocluida y, mediante dispositivos especiales, extraer el coágulo para así recuperar la circulación normal.

 

Cómo prevenir un ictus

Hay fármacos que permiten prevenir un ictus cuando ya ha ocurrido, como analgésicos o anticoagulantes, y por otro lado hay los hábitos de vida saludables:

  • Controlar la hipertensión, diabetes y el colesterol
  • No fumar ni tomar drogas
  • Evitar el estrés
  • Llevar una dieta sana y equilibrada para evitar la hiperlipemia (exceso de lípidos en la sangre)

Así pues, la recomendación principal es que la gente se cuide, mantenga unos hábitos saludables, que es lo principal, ya que más vale prevenir que curar.

Por otra parte, si uno tiene la mala suerte de sufrir un ictus, es importante que esté atento. Del mismo modo que cuando a uno le duele el pecho sale corriendo al hospital sin dudar, una persona que tenga dificultad para hablar, una desviación de la boca o una torpeza para manejar medio cuerpo, tiene que hacer lo mismo. Cuanto antes actúen los especialistas en Neurología en el tratamiento de un ictus, más posibilidades habrá de recuperar la parte dañada.

 

Secuelas del ictus

Hay que tener presente que el ictus es la principal causa de incapacidad de la población en general. Como se ha comentado anteriormente, cuanto antes se pueda tratar un ictus, menos posibilidad de incapacidad habrá. Por supuesto, hay ictus que, por su severidad, dejan secuelas y dejan al paciente incapacitado en función del grado en que el cerebro se dañe, mientras que hay otros que, por tratarse pronto o porque no han sido tan extensos, no dejan incapacidad.

Dr. Juan José Ochoa Sepúlveda

Por Dr. Juan José Ochoa Sepúlveda
Neurología

El Dr, Ochoa Sepúlveda es un reputado médico especialista en Neurología que cuenta con casi 15 años de experiencia. Licenciado por la Universidad de Córdoba, ha continuado su trayectoria académica y profesional en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, donde es jefe del Servicio Neurología, coordinador de Proceso Asistencial Integrado Ataque Cerebrovascular y Coordinador de la Consulta de Enfermedad de Parkinson y Patología Extrapiramidal . Durante su larga trayectoria, también ha prestado sus servicios en el  Hospital de la Universidad del Sur de California en Los Ángeles (EEUU), a parte de haber hecho numerosas publicaciones, entre las cuales destaca el Manual sobre Atención al Paciente con Ictus del Hospital Reina Sofía, del cual ha sido el coordinador, además de haber participado como docente en varios cursos y prácticas tuteladas. En la actualidad es neurólogo en la Clínica Colón de Córdoba.


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.