5 preguntas frecuentes sobre los esguinces de tobillo

Escrito por: Dr. Gustavo Lucar López
Publicado:
Editado por: David Moore Trias

El esguince de tobillo es una de las primeras causas de asistir a urgencias, tanto en el deportista como en el paciente sedentario. Ocurre en el contexto de caída o traumatismo en el tobillo lesionando, el complejo ligamentoso lateral que conecta el peroné con el astrágalo y el calcáneo.

 

¿Cómo se producen normalmente?

Habitualmente el mecanismo es torcedura o debido a traumatismo en inversión del tobillo. Es frecuente en deportes de salto o cambios de sentido, así mismo se puede ver en el uso de zapato elevado o la deambulación en terreno irregular. 

 

¿Cuáles son los grados de un esguince de tobillo y en qué se diferencia cada uno de ellos?

El esguince de tobillo se clasifica en los grados I, II y III.

  • I: esguince leve que permite la deambulación con molestias en el zona lateral. 
  • II: esguince moderado que permite la deambulación con dolor y presenta edema en la zona lateral. 
  • III: esguince grave que impide la deambulación, presenta edema y hematoma y se ha de descartar la presencia de fracturas o alguna otra lesión oculta.

 

El esguince de tobillo es habitual en deportes con cambios de sentido

 

 

¿Cómo se tratan?

El tratamiento inicial en grados I y II es la carga protegida con tobillera, el reposo deportivo, el hielo local o crioterapia y la rehabilitación funcional.

En casos de esguince grave, conviene descartar previamente lesiones asociadas antes de iniciar un tratamiento.

 

¿Puede ser un esguince de tobillo “crónico”?

El tobillo que presenta un esguince en un primer episodio puede no tener una gran importancia en el futuro del pronóstico del tobillo, pero cuando este no se recupera correctamente se puede desarrollar una inestabilidad. Esta inestabilidad en el tobillo se manifiesta con dolor, edema y sensación de inseguridad y fallos.

En estos casos se recomienda la valoración clínica, una resonancia magnética y una posible reparación de los ligamentos por artroscopia.

 

¿Cómo es la recuperación de un esguince de tobillo?

La recuperación en el esguince de tobillo prioriza el apoyo inmediato o precoz, favoreciendo la movilidad y disminuyendo el edema y progresivamente, aumentado la intensidad y los ejercicios de equilibrio y fuerza.

Se recomienda el ejercicio progresivo entre las 6 a 12 semanas, en función del caso.

Para más información acerca de los esguinces de tobillo, contacte con un especialista en Traumatología.

 

Por Dr. Gustavo Lucar López
Traumatología

El Dr. Gustavo Lucar López es un reputado traumatólogo y cirujano ortopédico en Barcelona. Cuenta con más de una década de experiencia profesional, en las que se ha especializado en todo tipo de patologías de pie y tobillo. Es experto en cirugía del pie, lesiones deportivas, cirugía protesica, cirugía percutánea o cirugía artroscópica, entre otros. 

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Carabobo, se especializó en Traumatología y Cirugía Ortopédica por el Hospital de Mataró, al que lleva vinculado desde entonces. En concreto, es responsable de la Unidad de Pie y Tobillo de dicho hospital desde 2009, en el que también ejerció como adjunto de cirugía protésica. A su vez, desde 2013 trabaja en la Clínica Creu Blanca de Barcelona. El Dr. Lucar López es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT) y de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía del Pie y Tobillo (SEMCPT, entre otras.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..